Navidad en Cartagena de Indias

Escribe: squonk2000
Semana de vacaciones en una ciudad de ensueño, donde parece que el único riesgo es querer quedarse.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2 4 5 6

Castillo San Felipe de Barajas

Cartagena de Indias, Colombia — lunes, 24 de diciembre de 2012

El domingo nos levantamos temprano luego de un reconfortante descanso. Desayunamos en el hotel un plato de frutas y después huevos revueltos con tomate y cebolla, acompañados con tostadas, jugo de frutas y café con leche.

Le pedí asesoramiento al chico de la recepción tanto para visitar el Castillo San Felipe de Barajas, como para comprarme un sombrero panamá, porque sabía que el sol iba a estar fuerte. Él me recomendó que fuera a Las Bóvedas, y sino al Parque Fernández Madrid.
Primero fuimos a Las Bóvedas, que se ubican contra el muro. Ahí hay varias tienditas donde venden varios recuerdos, de todo tipo, incluyendo sombreros. Pero quisimos ir al parque para ver también y ahí terminamos comprándole a un artesano que sólo vendía sombreros. Cabe destacar que nunca hay que quedarse con el primer precio ofrecido, hay que regatear para conseguir buen precio.

Ya feliz con mi sombrero nuevo, nos dirigimos al castillo. El Castillo San Felipe de Barajas no está dentro de la ciudad amurallada. Para llegar allá tomamos un taxi, aunque también se puede ir caminando. Una cosa que me gustaría destacar de todos los taxis es que en ellos su conductor va escuchando salsa, merengue, vallenato o algún tipo de música de la región, lo cual a mí particularmente me pareció muy pintoresco y divertido.

En la entrada al castillo se acercan vendedores de todo tipo de artesanías, comidas y bebidas, buscando vender con insoportable insistencia (luego nos dimos cuenta de que es así o peor en todos lados), por lo que hay que negarse categóricamente si uno no desea comprar para que lo dejen tranquilo.

Luego de evitarlos pagamos la entrada y comenzamos a subir. Para ingresar al castillo hay que caminar por unas rampas hacia arriba. Las primeras dos rampas, con la compañía de los "simpáticos" vendedores. Luego hay una garita de control, donde hay que presentar el ticket de ingreso para que dejen entrar.

Llegamos hasta la parte superior del castillo y luego de tomarnos unas fotos con los cañones y con una enorme bandera de Colombia, y apreciar la hermosa vista hacia todos lados, vino un guía que amablemente se ofreció a hacernos la visita. Primero nos pidió 20 mil pesos, y luego aceptó guiarnos por 15 mil. En el grupo sólo estábamos nosotros y una pareja de Barranquilla, por lo que la visita fue bastante personalizada, por más que luego se nos sumaron otras personas, todos colombianos.

El castillo, al igual que la muralla fueron construidos el en siglo XVI para protegerse de ataques de los enemigos, sobre todo piratas y corsarios ingleses y franceses.

Durante la visita guíada nos cuentan un poco de la historia de Cartagena, de la región y el funcionamiento del castillo y nos llevan a recorrer los túneles oscuros donde se refugiaban y descansaban los soldados que protegían la ciudad. Los túneles llegan hasta la altura del mar, pero la falta de luz y aire y el estrecho tamaño de los pasillos hacen un poco peligroso continuar a cierto punto. Además, el guía nos dijo que en muchos lugares también se dificultaba pasar por la presencia de agua, que nos puede llegar hasta la cintura.

La visita dura un poco más de una hora y es muy recomendable realizarla para comprender un poco de qué se trata este lugar.

Finaliza en la parte más alta del castillo donde hay un sitio para comprar recuerdos. Allí le pagamos a nuestro guía, y, así como destaco la insistencia insoportable de los vendedores, también quiero destacar la honestidad del guía, ya que nos había dicho que nos cobraría 15 mil pesos, y nosotros pensamos que eran 15 por persona, y cuando le pagamos nos devolvió los 15 mil sobrantes, diciéndonos que le estábamos dando mucha propina...

Luego de la visita, regresamos a la ciudad amurallada y dimos un paseo, tomando algunas fotos. Estuvomos por la Torre del Reloj, Plaza de los Coches, y luego la zona comercial, donde vimos muchos lugareños terminando de hacer sus compras de Navidad. Después fuimos a la parte de la muralla que da contra el Caribe y estuvimos esperando hasta que se hizo hora de comer.

Comimos en un restaurante, frente al Parque Fernández Madrid donde conseguimos un menú del día a un precio bastante económico que contaba con sopa de pescado y un pescado frito acompañado de patacones, ensaladita y arroz con coco. Luego comimos mango que compramos en la calle y descansamos en el hotel a la peor hora de sol.

A la tarde nos metimos en la pileta del hotel, que si bien es pequeña está muy bien para el lugar, y está bien iluminada para usarse cuando el sol se va.

Después de relajarnos en la pileta, fuimos a comer una pizza en una pizzería frente al parque Fernández Madrid que nos había llamado la atención, llamada “Pizza en el Parque”. la pizza es deliciosa, pero muy liviana, fina y pequeña, por lo que si hubiésemos tenido hambre tendríamos que haber comido una pizza grande por persona.

Luego de un paseo nocturno por la ciudad, fuimos a la Plaza de los Coches (porque todas las noches ahí estacionan antiguos coches tirados por caballos, que ofrecen paseos por la ciudad), frente a la Torre del Reloj, estuvimos esperando un rato ahí, sentados en un banco y viendo a la gente pasar, tomando unas cervezas que vendían en la calle y después de las 12 entramos a Tu Candela, para tomar unos tragos y bailar un poco. Ahí tomamos mojitos, daiquiris y Aguardiente Antioqueño, pero no nos quedamos hasta tan tarde para aprovechar mejor el día siguiente.

Tips:

Los vendedores callejeros son algo cargosos, es importante hacerles saber categóricamente que uno no desea comprar sus productos para que no nos sigan hasta el hartazgo.

Tiene que ver con: Seguridad, Rasgos culturales
En Cartagena de Indias, Colombia

Opiniones:

Mi calificación promedio:
  •  
Calificación general    

Castillo de San Felipe de Barajas

Actividades: Lugar de Interés en Cartagena de Indias, Colombia

Fortificación del siglo XVI. Uno de los símbolos de la ciudad. Imperdible. Es importante contratar un guía para entender bien qué es lo que se está viendo. Además, las vistas de toda la ciudad desde el castillo son muy bonitas.

Ideal para: Parejas, Familia con hijos, Con amigos, Solos y solas, Grupos

Mi calificación promedio:
  •  
Calificación general    

Torre del Reloj

Actividades: Estatua/Monumento en Cartagena de Indias, Colombia

Entrada a la ciudad amurallada. Hermosa edificación con la que no puede faltar la foto de recuerdo de Cartagena.

Ideal para: Parejas, Familia con hijos, Con amigos, Solos y solas, Grupos

Mi calificación promedio:
  •  
Calificación general    

Ciudad Amurallada de Cartagena

Actividades: Lugar de Interés en Cartagena de Indias, Colombia

Data del siglo XVI. Si bien hay construcciones modernas, se mantiene el estilo colonial de origen en todos sus edificios. Vale la pena tomar horas perdiéndose entre sus calles, explorando todos sus rincones.

Ideal para: Parejas, Familia con hijos, Con amigos, Solos y solas, Grupos

Mi calificación promedio:
  •  
Servicio    
Comida    
Ambiente    
Precio/calidad    

Pizza en el Parque

Comida: Pizza en Cartagena de Indias, Colombia

Las pizzas son muy ricas, pero son crocantes y de masa muy finita, por lo que no llenan mucho. Si uno va con hambre, tiene que pedir una pizza grande por persona.

Ideal para: Parejas, Familia con hijos, Con amigos, Solos y solas | Costo por persona (USD): 5 | Plato sugerido: Pizza napolitana

Mi calificación promedio:
  •  
Calificación general    

Tu Candela

Actividades: Discoteca en Cartagena de Indias, Colombia

Buen lugar para ir a bailar salsa y música variada. Los cockteles con frutas no son naturales, por lo que si uno espera tomar daiquiris con jugos de frutas tropicales, no es el lugar indicado. En cambio, tiene una gran variedad de bebidas blancas y a un precio no muy elevado.

Ideal para: Parejas, Con amigos, Solos y solas


Publicado
Modificado
Leído 1248 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2 4 5 6
 
 


 

Capítulos de este diario