Una vuelta por América en cien días .... y un poquito más

Escribe: RicardoGonzalez
Estoy caminando por América y trataré de dejar algunos datos que quizás pueda servirle a otros viajeros, ya que para mí es de gran utilidad la información que dejaron aquí otros caminantes que me antecedieron. Por eso ¡¡¡¡GRACIAS!!!! y esperando serles útil, estoy a su disposición.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 17 Capítulo 19 21 ... 32

Cartagena de Indias - Colombia

Cartagena de Indias, Colombia — martes, 11 de junio de 2013

Llego desde el Turbo pasando por Monteria a la Terminal de Buses de Cartagena. Desde allí tomo un bus urbano que en media hora y por $ 1.600 colombianos, me deja en la plaza de la India Catalina. Camino pocas cuadras hasta el cercano barrio Getsemani para alojarme en el Hostal Casa Venecia a $ 25.000 colombianos la cama en dormitorio, con desayuno y wi fi.

Al alojarme en este barrio estoy dentro de la ciudad amurallada, construidas para proteger a Cartagena de Indias, de los invasores ingleses - nombres de famosos ladrones y violentos antepuestos a su apellido el sir o el barón-, restauradas, que hoy en día permite un paseo imperdible con vista simultánea al mar y a la ciudad antigua.

Recorro todo el casco histórico y paso por el portal de los dulces donde venden cocadas, caballitos de papaya y bolas de tamarindo. Admiro la alegría de las vendedoras de ensaladas de frutas frescas con sus vestidos coloridos y la fuente llena de papaya, sandía, melón y ananá tan segura y sin bambolearse en lo alto de la cabeza. Podemos dejar una monedas al pescador de sonrisas embetunado de pies a cabezas. Y a cada rato veo el andar de los carruajes tirados por caballos y en el pescante su conductor explicando la historia de cada lugar, siendo el transporte ideal para recorrer calles, casonas, plazas, parques con el mejor  de los guías.

Colombia tiene un excelente sistema de denominar en forma númerica a sus calles y carreras, que una vez que lo entendemos nos resulta recontrasencillo ubicarnos. En el casco histórico las esquinas la denominan con sus nombres, muy viejos y pintorescos. Así por ejemplo, yo me alojo en la Calle Tripita y Media,  llamada así desde 250 años por los cartagineses, en honor a la hija menor de un pescador de este barrio -Getsemaní- que dicen que era fea, flaca y vestía largas medias. Su comida diaria se basaba en las tripas de los pescados que traía su padre luego de un día de trabajo. De ahí "tripa y media" hasta hoy.

Voy a la Plaza Bolívar circundado por el Museo del Oro, el palacio de la Inquisición, la gobernación de Bolívar y el banco de la república, donde a su estupenda sombra es un lugar ideal para descansar con el sonido del agua de sus cuatro fuentes.

Cerquita está la plaza de la proclamación a la que definen como la más importante de la ciudad, con la catedral cercanas y muy lindas esculturas de metal reflejando situaciones curiosas de nuestra vida cotidiana.

Llego a la plaza de San Pedro Claver rodeada de tiendas de artesanías, joyerías, restaurantes y el museo de arte moderno. Me resultan muy curiosas las figuras de hierro forjado ubicadas por toda la plaza que representan diferentes momentos cotidianos de la gente de Cartagena.

Paso de nuevo frente a la escultura de la India Catalina, quién fuera la hija de un cacique que fue raptada siendo niña por los conquistadores españoles y veinte años más tarde la utilizaron como la pacificadora entre las tribus indígenas y ayudo a los españoles en la búsqueda de tesoros. Caminando llego al castillo de San Felipe uno de los lugares emblemáticos de la "ciudad heroica" con sus túneles, pasadizos secretos, cuya entrada es de $ 17.000 colombianos.

Y para llegar a la playa, camino hasta Bocagrande con sus imponentes y modernos edificios, hoteles, restauranes, carpitas para protegerse del sol a $ 10.000 colombianos el día y además del mar caribe, están los vendedores ambulantes y las masajistas.

Cartagena de Indias es historia a cada paso en sus museos, parque, casonas, iglesias y estatuas, pero también es calor, viaje a islas paradisíacas muy cercanas, modernidad y mucha pero mucha música. Así que el que quiera "alegría" este es un muy buen lugar para encontrarla a cada momento.

Decido seguir mi camino rumbo primero hacia Tayrona y luego a la Guajira.

Opiniones:

Mi calificación promedio:
  •  
Servicio    
Ubicación    
Limpieza    
Precio/calidad    

Casa Venecia

Alojamiento: Hostel en Cartagena de Indias, Colombia

Muy bien ubicado en el casco histórico, a $ 25.000 colombianos la cama en dormitorio (por ocho) con desayuno, cocina, ventiladores y wi fi. Bueno para viajeros y mochileros, que se reunen al atardecer para intercambiar sus relatos y experiencias de viaje.

Tipo de viaje: Vacaciones | Ideal para: Con amigos, Solos y solas


Publicado
Modificado
Leído 1673 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 17 Capítulo 19 21 ... 32
 
 


 

Capítulos de este diario