Conociendo el Cañón del Colca

Escribe: hojeda
VACACIONES POR AREQUIPA, PUNO, CUSCO Y APURIMAC (PERU) en 20 días. mi esposa y yo habíamos preparado este viaje desde hace do años además de recorrer varios lugares teníamos un compromiso...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Conociendo el Cañón del Colca

Cañón del Colca, Perú — jueves, 30 de agosto de 2007

VACACIONES POR AREQUIPA, PUNO, CUSCO Y APURIMAC (PERU) en 20 días.

mi esposa y yo habíamos preparado este viaje desde hace do años además de recorrer varios lugares teníamos un compromiso ineludible que cumplir en curahuasi, el que contaremos en la parte 3º (para mayor ilustración dividiré este diario en seis partes en el orden que lo recorrimos (parte 1º- arequipa) (parte 2º- puno) (parte 3º cusco) (parte 4º y 5º curahuasi y parte 6º abancay-apurimac) .

parte 1º-1ima arequipa-

partimos muy entusiasmados después de 24 meses de arduo trabajo en la ruidosa lima, de modo que conoceremos muchos lugares y personas, lo que implica también nuevos conocimientos y nuevos amigos, aunque un poco apenados por que mis hijos jorge y johel no pudieron acompañarnos esta vez por razones de estudio y trabajo, entonces partimos desde la ciudad de lima a las 20.00 hs. del sábado14 de julio del 2007 vía tepsa, buses confortables y climatizados (boleto $20.00)

Después de 16 hs. por la carretera panamericana llegamos a la ciudad de arequipa a las 11.00 hs. del día domingo, estábamos ansiosos por conocer la ciudad blanca, nuestra primera impresión fue el terminal terrestre donde se concentran todos los servicios interprovinciales de buses de esta ciudad, aquí existe una serie de servicios donde un viajero novato puede obtener información, abordamos un taxi (por menos de un dólar) con dirección a la plaza de amas de arequipa en cuyas proximidades (calle palacio viejo 206 a una cuadra de la plaza) habíamos reservado por internet un hospedaje, confortable y económico 7 dólares la noche con baño privado, agua caliente tv y cable, hay muchas en la zona y los costos varían, a una cuadra en lado opuesto están las agencias de turismo que ofrecen servicios para cualquiera de las distintas rutas turísticas que se planee visitar.

En nuestro recorrido observamos la razón del por qué arequipa se llama la ciudad blanca, las edificaciones casi en su totalidad están construidas con piedra volcánica llamada sillar cuyo color precisamente es blanco, es una ciudad bastante ordenada que ofrece servicios de todo nivel, para almorzar fuimos al restauran " el herraje" a media cuadra de la plaza de armas hay menú desde 4 dólares (caldo blanco y trucha a la plancha con papas doradas) en seguida hacemos nuestro recorrido por las ciudad, la plaza de armas no es muy grande pero es muy atractivo por los portales que la rodean, la catedral, la pileta, sus palmeras y la gran cantidad de palomas que muy domésticas comparten las veredas con los peatones que se aglomeran en ella, luego tomamos un taxi ($.1.00) en 10 minutos nos llevo al mirador de yanahuara, que tiene un hermoso paseo con varias palmeras, y los característicos arcos de piedra sillar desde allí se observa en su total dimensión el volcán misti y los nevados adyacentes.

Retornamos a pie al centro de la ciudad pasando por la Av. del ejército donde están los símbolos que caracterizan la tradición de este distrito los toros aquí hay dos de ellos hechos en bronce, pasamos por el malecón del río chili que cruza por medio de la ciudad de arequipa, dando lugar en su travesía a varios puentes a desnivel y los árboles que adornan el paisaje, destaca el puente grau por su arquitectura a base de piedras y los bosques adyacentes mas el nevado al frente es sumamente atractivo para respirar aire fresco, concluimos nuestro día y por la noche un buen lugar para cenar el restauran Juturutu, 2º piso de uno de los portales de la plaza de armas (costado derecho de la catedral) que ofrece una vista panorámica muy romántica sobre todos por la iluminación de la plaza, muy buena comida desde cinco dólares, previamente contactamos la agencia Incas Peruvian Tours Calle Santa Catalina 105, que nos llevaría a conocer el cañón del colca que es nuestro objetivo, el recorrido de dos días mas una noche 23 dólares cada uno que incluye recojo en hospedaje, transporte ida y vuelta, una noche de hospedaje en el pueblo de chivay, guia bilingüe mas un desayuno, lo que falta seria por cuenta nuestra, al lunes 16 nos recogió la movilidad con el amigo Jesús que fue el guía asignado, partimos e arequipa a las 3 de la mañana en un bus de 30 personas, viajamos toda la madrugada llegando 6 a.m. a chivay, (3,633 m.s.n.m.) es una mañana muy fría, pero nos reconfortamos por que empezamos apreciar los nevados, las profundas depresiones geográficas y mucha vicuña por esta zona, chivay es la puerta de ingreso al Colca.

Aquí se adquiere el boleto de acceso, que nos costo de $5.00 (17.50 soles) pero el frío fuera del bus es realmente es terrible, en este trayecto recomiendo llevar ropa gruesa por que durante la noche incluso de día hace mucho frío por que se recorre planicies sobre los 3,800 m.s.n.m. (véase las fotos) pasamos por el pueblo de yanque, (3,417 m.s.n.m) achoma, y luego nuestra primera parada fue en otro pueblo llamado maca, (3,262 m.s.n.m) sus habitantes mujeres visten aun manteniendo sus costumbres ancestrales, heredados de sus antepasados los collahuas y los cabanas, consiste en faldas y sombreros bordados en varios colores con labores muy sofisticados y hechos a mano, la arquitectura de sus edificaciones siempre con predominio de la piedra volcánica sillar, una característica de estos pueblos es que al ingreso siempre tienen un arco de sillar que da la bienvenida a todo visitan.

La gente es muy amigable están en su plaza de armas como esperando para posar en alguna vista fotográfica, con sus animales silvestres que los tienen como mascotas, los niños ofrecen danzas típicas, hay venta de artículos confeccionado por ellos, estos viajes nos permiten hacer amigos con viajeros de diversas nacionalidades con quienes se comparte la aventura, las fotografías, y también algunos problemas de altura, hay un gesto de compañerismo cuando se esta en grupos pequeños en lugares alejados de la ciudad, siempre esta la mano amiga reciproca, y por su puesto pendiente de todo estaba Jesús el guía oficial, por ejemplo en el grupo que viajamos había personas de diversas edades y nacionalidades (americanos, holandeses, canadienses, suizos, españoles, finlandeses, chipriotas y peruanos éramos solo dos mas el guía) seguimos avanzando y empezamos a descender lentamente entre las estribaciones del cañón del colca, pero al otro lado por la margen derecha avistamos otros poblados como son ichupampa, lari, madrigal que se caracterizan por el uso de andenerías para el mejor aprovechamiento de los desniveles del terreno para la agricultura, estas andenerías son construcciones muy antiguas que aun se conservan y se utilizan en todo el valle. después de dos de horas de viaje por una carretera afirmada que bordea los profundos abismos del Colca que en realidad encrespa el alma si no se esta acostumbrado a este tipo de caminos, además de la altura que a mas de un viajero le provoca dolor de cabeza, llegamos a la zona denominada la Cruz del Cóndor.

Aquí existen unas plataformas al borde del abismo desde donde es posible observar la salida de los cóndores que son aves cuya dimensión es aproximadamente de tres metros de largo con las alas abiertas y cuando todos los visitantes que aproximadamente éramos 200 personas nos apostamos buscando la mejor ubicación, los cóndores como tratando de demostrarnos su habilidad para volar, planear y hacer maniobras en el aire empiezan a salir uno tras otro, van y vienen en distintas direcciones, mientras que en la parte baja se aprecia el profundo cañón del colca que contrasta con el espectáculo realmente formidable de esta aves, nos quedamos extasiados durante una hora y media tratando de capturar una imagen fotográfica en pleno vuelo que requiere mucha paciencia, yo por lo menos poco pude hacer para tomar una de muy cerca, es bastante difícil, que dececión será para otra vez...

Pero es muy emocionante estar entre cerros muy elevados al filo de un profundo cañón e cuya profundidad apenas se puede oír el ruido de río, luego emprendimos el retorno a Chivay (13.00 hs) un pueblo muy acogedor, con su plaza de armas que también tiene una pileta, iglesia hecho de sillar, y el característico arco de piedra sillar, nos instalamos en el un hostal muy confortable y el almuerzo muy variado (buffet) cuyo costo es de 4 dólares muy variado se puede repetir las veces que quieras, por aquí es muy común beber una infusión caliente de alguna hierba del lugar, aunque por la altura es muy recomendable un mate de coca mas tarde visitamos un pequeño museo y baños termales la calera que están a 10 minutos de Chivay, el ingreso cuesta 1.50 dólares, tiene casilleros para guardar sus pertenencias, es lo suficientemente higiénico, esta ubicado en una quebrada donde por la tarde corre mucho viento, y comienza el frío, en la noche Chivay es un pueblo muy tranquilo, la gente por costumbre se va a dormir muy temprano, recomiendo llevar muy buen abrigo, por que yo no pude dormir durante la noche el frío es muy fuerte a pesar que las habitaciones del hospedaje tenían alfombra y hasta las paredes están forrados con alfombra, será que en esta parte del perú estamos en un periodo de friaje, al día siguiente muy temprano 6 a.m. salimos a ver los primeros rayos del sol que se asoma muy radiante por las cumbres que rodean a chivay, sin embargo el frío es mucho mas intenso hasta las 10 a.m. en que recién se siente la fuerza solar, este día visitamos un centro arqueológico de llactacucho al otro lado de la ciudad a una hora cruzando el río (caminando) es una zona muy interesante por la abundancia de una variedad de castus y presencia de restos arqueológicos de las antiguas culturas de los Collahuas, estas caminatas fatigan mucho mas por la altura que por la distancia, retornando a la ciudad para almorzar igualmente tipo buffet (comida muy variadas con posibilidades de repetir si le apetece) y emprendimos el retorno a la ciudad de arequipa, el retorno fue totalmente diferente (de día) por que pudimos apreciar los diferentes nevados y volcanes, así como las apachetas en la zona de patapampa (4,800 m.s.n.m) .

(especie de pequeños monumentos que los visitantes hacen con piedras apiladas) como ofrenda a los apus (Dios de las montañas) por habernos permitido entrar en sus dominios aquí algunos viajeros entre ellas Jenny mi esposa sufrieron los estragos de la altura, para estos percances siempre acostumbro llevar conmigo alcohol, algodón, pastillas de coramina glucosada, agua mineral sin gas, analgésicos para dolor de cabeza y abrigo. aquí concluye nuestra visita a este valle de nevados, volcanes, apachetas, nieve, cañones, cóndores, llamas, alpacas, vicuñas y mucho frío, retornamos cansados pero felices de haber conocido otros lugares y personas amables, receptivas y buena comida, todos estábamos cansados, pero felices de haber recorrido parajes tan accidentados pero también bellísimos, donde lo inexplicable son las profundas erosiones que produce la naturaleza y cómo el hombre desafía esa geografía tan difícil y vive entre los cerros y profundos abismos, arraigado a sus costumbres, sus animales y sus sombríos.

confieso que vine hasta este lugar para conocer el cañón del colca para contrastar con el gran cañón del río apurimac, (ver parte 4º de este diario), esta noche dormite mejor por que en arequipa no hace mucho frío, como despedida nos fuimos cenar el muy mencionado plato arequipeño rocoto relleno con una crema a base de queso muy delicioso, chau!!!! Arequia by... nos vamos a puno el bus parte 8.00 a.m. 18-07-2007...

(...continúa parte 2º puno...)

recomendaciones: ropa gruesa (cortavientos, muy gruesa para la noche, gorra o sombrero, buenas zapatillas, lentes para el sol, bloqueador solar, ropa de baño, algún medicamente para mal de altura, agua mineral, algún fiambre para el camino, una cámara fotografica, y muy buenas ganas de caminar y pasarla muy bien....Suerte viajeros.



Publicado
Modificado
Leído 19605 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario