Camarones: Santuario de flora y fauna los flamencos

Escribe: poesia_de_luz
Entre la sierra nevada de Santa Marta y la desértica Guajira.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Camarones: Santuario de flora y fauna los flamencos

Camarones, Colombia — martes, 25 de enero de 2011

El Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos queda entre la esplendida Sierra Nevada de Santa Marta y la aridez del paisaje guajiro. Este punto costero es famoso por albergar cientos de especies de aves residentes y migratorias que adornan los cielos danzando ante la Sierra y sus picos nevados.
 
Nos detuvimos por dos días en este santuario y nos sorprendimos de la gran biodiversidad que se puede fácilmente observar, sobre todo teniendo en cuenta que  la Guajira está constituida por un terreno que en su mayoría es árido y agreste. Nos encontramos con un suntuoso punto intermedio en el que la confluencia del agua salada con la dulce compone un ecosistema muy particular.
 
Un inmenso valle drenado por varios arroyos conforma un sistema de lagunas poco profundas y ciénagas en donde se instalan varias especies de mangle, bosque seco tropical y que alberga desde osos hormigueros, venados, tigrillos, diversas especies de peces, moluscos, hasta por supuesto, los famosos flamencos. Laguna Grande es el nombre que recibe parte de este ecosistema costero y es donde se instala la sede de Parques Nacionales Naturales, destinada a la conservación y cuidado del lugar. El parque fue declarado Patrimonio Nacional y Cultural de Colombia en el año 1992 y es uno de los pocos lugares en el caribe colombiano en ofrecer refugio a los flamencos. Además, esta sede tiene un criadero de tortugas marinas las cuáles son criadas especialmente para luego ser liberadas al mar.
 
 Llegamos desde Riohacha en un taxi pero también es posible acceder por bus hasta el pequeño pueblo de Camarones y de ahí tomar una moto hasta el santuario, el cual se encuentra junto la costa. Al llegar nos encontramos con un lugar muy tranquilo, con algunos restaurantes frente a la playa y ni bien nos bajamos nos ofrecieron lugar para comer y para poner nuestra carpa debajo de una enramada frente al mar.
  
Lo primero que nos sorprendió fue el plácido paisaje, no había nadie en las playas y la gran cantidad de aves que había sobrevolándonos era sobrecogedora. Muchas gaviotas, pelícanos, algunos flamencos y muchas otras aves que sinceramente desconocíamos. No era el caso de
algunos expertos que se instalan en la zona por varios días a hacer minuciosos avistamientos de la sorprendente variedad de aves que se encuentra en el lugar. 
 
La atracción principal del lugar son las lagunas las cuales por ser salobres poseen una gran cantidad de moluscos y peces que alimentan a aves y humanos. Para hacer un recorrido basta con arreglar con alguno de los pescadores que tienen su botecito a orillas de la laguna. Es imperdible hacerlo a primera hora de la mañana para dejarse sorprender por los hermosos colores del amanecer, que estando en un bote sobre la laguna, es una experiencia incomparable.
 
Luego de pasar la noche en carpa frente al mar, y arropados por un manto de estrellas nos despertamos a primera hora de la mañana para hacer el recorrido de la laguna, la cual es muy grande pero no muy Profunda. Los botes avanzan en silencio mediante unos bastones de madera muy
largos que se clavan en el lodo (lo cual puede ser extenuante para la persona que lo maneja). Luego de estar un par de horas adentrándonos en la laguna logramos divisar un pequeño grupo de flamencos, muy esquivos, que cuando intentamos acercarnos emprendieron el vuelo y no permitieron que hiciéramos unas buenas tomas de su majestuosidad. En realidad no era la mejor época del año para avistar flamencos, sin embargo, nuestros guías afirmaron que en temporada alta pueden llegar a observarse más de 1500 flamencos en la laguna.
 
En esta área protegida viven alrededor de 1000 personas, muchas de las cuales pertenecen a la etnia wayuu y derivan parte de su alimento de la pesca artesanal en estas lagunas y en el mar. Esta pesca es estacionaria, pues depende de las lluvias. El resto del año las personas se
concentran en el ganado y en algunos escasos cultivos. El agua es parte central de la vida de estas personas, no solo para pescar sino para transportarse son muy importantes los botes, los cuales, junto a sus pescadores componen este hermoso paisaje enmarcado entre las montañas y el desierto.   

 Esperamos que este diario sea de su agrado y les sea util en caso viajen a este hermoso lugar.
 
Nuestras mejores fotos las encuentras en: http://www.flickr.com/photos/poesia_de_luz/sets/72157627096221047/

Visita nuestro blog con esta y otras historias: http://portadapoesiadeluz.blogspot.com/

También puedes hacerte fan en Facebook:  https://www.facebook.com/pages/Poes%C3%ADa-de-Luz-Fotograf%C3%ADa/130020400356490

 


Tips:

quedarse en las enramadas de los restaurantes puede ser más barato que en la sede de parques nacionales.

Tiene que ver con: Ahorrar dinero
En Camarones, Colombia

Absolutamente imperdible dar un paseo por la laguna a primera hora del día, entre más temprano mejor. Y pasar la noche al lado de una hoguera mirando el increible manto de estrellas.

Tiene que ver con: Imperdibles
En Camarones, Colombia


Publicado
Modificado
Leído 748 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario

  • 1

    Camarones: Santuario de flora y fauna los flamencos

    Camarones, Colombia | 25 de enero de 2011