Pueblos de Venezuela

Escribe: Diegoept
La venezolanidad desborda en cada rincón de esta inmensa nación caribeña. Se nota en sus grandes ciudades, en sus playas cristalinas, en sus ríos infinitos y furiosos, en las arenas de sus desiertos, en el cantar de la saves o en la risa de su gente. Lugares maravillosos llenan esta patria, y sus pueblos pequeños son los que le dan el toque más distintivo a este país, Venezuela, donde renacen los sueños.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 Capítulo 4

Calabozo

Calabozo, Venezuela — miércoles, 26 de noviembre de 2008

En las Sabanas venezolanas se encuentran numerosos pueblos con identidad propia y un sabor que los distingue. Si bien la paz y la tranquilidad se han perdido en algunos de ellos, es preciso buscarla porque de seguro se puede encontrar. Una de estas poblaciones es Calabozo, más una ciudad pequeña que un pueblo, pero que en el corazón sigue siendo uno.
Calabozo se encuentra en el estado Guárico y se le llega desde San Juan de los Morros, capital de dicho estado, y se toma la vía que conduce hasta Calabozo, la cual es nueva y se encuentra en óptimas condiciones. Se sabe que se está llegando al pueblo cuando se empieza a atravesar el embalse del Guárico, con una de las represas más grande de Venezuela y de América Latina. Después de aquí se encuentra la entrada a la población. Calabozo es un pueblo caluroso, como cualquier pueblo llanero, pero que tiene como peculiaridad la presencia del casco histórico más extenso del país: 27 cuadras llaneras de pura historia.
Los orígnes de esta población se remontan a finales del siglo XVII, cuando monjes capuchinos tratan, sin éxito, de fundar una población indigena en la zona, Muchos fueron los intentos, pero el positivismo de los indígenas se veía destruído cuando llegaba la nostalgia de la libertad de la amplitud del llano. Por esta razón, es necesario fundar el 1 de Febrero de 1724 un pueblo de españoles en la zona, fundación realizada por Fray Salvador de Cádiz: la Villa de Todos los Santos de Calabozo.
Un recorrido histórico por Calabozo debe comenzar en la Plaza Bolívar, el centro de la ciudad y, a mi parecer, una de las más bellas del país, ya que se encuentra cercada y tiene una abundante vegetación que protege contra el sol del mediodía.
En frente de la Plaza Bolívar se encuentra el monumento más representativo de Calabozo, y uno de loa más bellso de Venezuela: la Catedral Metropolitana de Calabozo, la mejor muestra del barroco venezolano. La iglesia se construyó entre 1754 y el año de 1790, por lo que se puede deducir fácilmente que cuenta con más de 200 años en pie. Es un lugar hermoso y amplio, cuya fachada (actualmente intacta pero necesitando por lo menos una mano de pintura) es una de las más bellas de Venezuela y muestra del ingenio arquitectónico de la Colonia.
En sus calles es posible, a pesar del bullicio de los comercios, escuchar los sonidos de la historia. Sus casas coloniales se conservan en buen estado, y son de gran belleza. los mejores ejemplos de esto son el Arzobispado de Calabozo, El Museo de la Ciudad, la Alcaldía y la Casa de la Cultura Francisco Lazo Martí. Cada una de ellas con un valor histórico inigualable, y con una historia propia que contar.
La Villa de Todos Los Santos de Calabozo, aires del llano, corazón de pueblo, cuerpo de ciudad. Un pueblo que ahora sí se apreciar.


Publicado
Modificado
Leído 6919 veces

    Enviar a un amigo

1 2 Capítulo 4
 
 


 

Capítulos de este diario