Costa rica; Jamás te olvidare

Escribe: cscheuch
Visitar un pais tan calido en gente y paisajes, es el regalo para cualquier viajero. Pocos días habían pasado desde que el terremoto cerca del poas había azotado la hermosa Costa Rica y nos había hecho cambiar levemente los planes por la destrucción de caminos en tierra de los ticos. Junto a mi novia comenzabamos la primera aventura juntos como mochilenos.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 Capítulo 4

Cahuita, otro ritmo...

Cahuita, Costa Rica — lunes, 26 de enero de 2009

Cahuita, que lugar mas hermoso...
    
     Para llegar a este increible lugar fue necesario hacer dos tramos; desde Manuel Antonio a San José y desde San José hasta Cahuita.

     El primero, lo relizamos en un bus público directo (9usd), enfrentando la primera mala experiencia que habíamos tenido hacia la fortuna, con suerte totalmente dispar. El viaje fue un agrado, 4 horas, pero disfrutando de un paisaje hermoso y riendonos como nunca al recordar todas las anécdotas vividas.

     El segundo tramo en cambio, lo hicimos en grayline, siendo a su vez, mucho peor que el público, con una tabla de surf cruzada entre nosotros, unos orientales con emanaciones sudorosas no de lo mas fragantes y un conductor que tenía como límite de velocidad los 160kmts por hora, pero hacia abajo.

     Sin hacernos muy mala sangre, decidimos disfrutar el viaje, admirando por las ventanas los distintos paisajes que iban pasando y rememorando con alegría cada experiencia vivenciada.

     En el camino, volvimos a saborear nuevamente un casado (5 usd), y horas mas tarde llegamos al hemoso (me quedo escualido con adjetivos) cahuita.

     Muchos mitos nos habían corrido del caribe; que era peligroso, que ahi se encontraban todos los sicarios, que ojo con salir a caminar, etc etc etc...muchos de esos mitos, son generados en verdad por el desconocimiento por uno de los lugares mas acogedores de Costa Rica. El hecho de tener mayoría negra, aun genera en algunas personas algo de racismo, de lo distinto, y de un lugar que siempre fue un poco segregado.

     La alegría de vivir, la sonrisa fácil también estaba presente en este lugar y el trato que recibimos no lo olvidaremos. Ese rastafari sentado todo el dia escuchando regaae fuera de una casa y que cada vez que nos veía nos decía..."viva Chile hermanos"...

    En esta zona nos alojamos en cabinas algebra (8usd p/p) la pieza privada con baño privado, a algunos kilometros del pueblo, en la famosa playa negra. Una familia de alemanes que habían dejado todo para disfrutar de otra calidad de vida, nos recibieron con los brazos abiertos y de regalo un rico jugo de piña de bienvenida.

     La playa negra, es una playa caribeña distinta a lo que siempre imaginamos para este mar. Con aguas oscuras, oleaje fuerte y arena muy negra,  hacen de esta playa de kilometros y kilometros, mas mística que buena para el baño. El estar en una playa prácticamente solo, disfrutando del silencio y de la buena compañia le daban un toque especial y excelentes recuerdos.

     Por otra parte, y gracias a que nuestros anfitriones nos prestaron unas biciletas, pudimos ir varias veces a recorrer el pueblo, comer los mismos platos típicos, pero esta vez con toques de coco en todas las cosas (un poco mas caro los platos). 

     Otra cosa maravillosa, fue la visita al parque nacional cahuita, un lugar extraordinario, con pinceladas de naturaleza espectacular. La entrada a este parque es gratis por el lado de cahuita y solo se da un donativo en caso de uno estimarlo justo, lo que por la belleza y cuidado del parque, lo vale.

     Dentro del parque, estaba lleno de monos congo, capuccinos, perezosos y variedades da mariposas de diferentes colores y tamaños. El encanto de este parque, si es similar al de los folletos de turismo, y al caribe mas de ensueño que uno pueda imaginar. El arrecife de coral mas grande de Costa Rica y esta vez envueltos en un bosque tropical seco, con un sendero que iba acariciando el mar en casi toda su longitud.

     Después de varios dias en este paraíso de la tranquilidad, era tiempo de partir rumbo al vecino país de Panamá a través del paso fronterizo Sixaola- Guabito. Un bus a las 6 (5usd) de la mañana, nos llevaría a Sixaola y con tristeza nos despedíamos de uno de los países mas hermosos que existen y con privilegios que dios le otorgó con cariño y justicia por ser personas de tan buen corazon y de sonrisa fácil...

Hay que tener en consideración que para pasar a Panamá por Sixaola, en la parte Panameña t epiden que justifiques 500usd en efectivo una tarjeta de credito, y un pasaje de avión de salida de Panamá o un bus de Sixaola a San josé.


Publicado
Modificado
Leído 2693 veces

    Enviar a un amigo

1 2 Capítulo 4
 
 


 

Parque nacional Cahuita

   

Capítulos de este diario