De Montevideo (Uruguay) al Norte Argentino

Escribe: fenixpablo
Dos personas recorriendo... andando el camino juntas, muchos sueños por cumplir, varios días de travesia, cientos de seres por conocer, cantidad de nuevos amigos, momentos divinos para extrañar, una región por descubrir. En este, mi primer diario de viajes, intentaré dar mucha información y detalles de cosas interesantes que nos sucedieron en el viaje que realizamos en febrero de 2012 desde Montevideo hasta el Norte Argentino, en este caso, en parte de las provincias de Jujuy y Salta.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 Capítulo 4 6 7 8

Cafayate. Excursion desde la ciudad de Salta por el día

Cafayate, Argentina — lunes, 13 de febrero de 2012

Estábamos ya en la ciudad de Salta hace un par de días, pero antes de continuar viaje al norte, queríamos viajar hasta Cachi y Cafayate, lugares de los cuales teníamos referencias por leer muchos diarios de viajes de nuestra comunidad de viajeros. Como nuestro itinerario era muy abierto, nos quedábamos donde mas nos encantara el lugar y nos movíamos de acuerdo a como se presentaba el panorama, es así que justo esos días, el camino a Cachi estaba cortado y solo pudimos ir desde Salta a Cafayate en excursión por el día retornando a Salta capital. La contra de no ir en vehículo  propio nos hizo contratar una excursión que valió la pena.

Asi nos asegurábamos de poder parar en el camino para contemplar hermosos lugares pero no desde el bus. Van a encontrar varias agencias  que ofrecen viajes y excursiones por el día en el centro de Salta a diferentes destinos, Nosotros  ya teníamos varios precios para ir hasta Cafayate, desde $195 pesos argentinos  hasta $155 pesos argentinos  (precios febrero 2012 por si se extiende la publicación de este diario por varios años jejeje).  Así que media hora antes de que cerrara una de las agencias fuimos y averiguamos por la excursión que queríamos realizar para el otro día, por dos lugares, tenían lugar si, como lo pagamos al contado y querían terminar de completar el micro nos dejaron cada uno a $ 145 pesos argentinos, no se si es muy barato pero para ese momento el precio nos conformó y no teníamos muchos mas días para realizar dicho viaje.

Les repito, tienen muchas agencias, pregunten varios precios porque hay pequeñas variaciones y casi todos venden para los mismos micros que nuclean pasajeros. Nosotros terminamos comprando en Apacheta Viajes, la calle Buenos Aires 33 a media cuadra de la plaza 9 de julio. A  las 7 de la mañana nos pasaron a buscar por el hostal, por suerte fuimos los últimos en subir, ya el bus se completó con nosotros y salimos derecho a la ruta.

El viaje hasta Cafayate es maravilloso, espectaculares paisajes que no pueden dejar de ver, la ruta estaba en muy buen estado, salvo partes que estaban en reparación, debido al trabajo del río que literalmente en algunos sectores se había “comido” el camino.  Hicimos parada Primero en un pequeño parador, para estirar piernas, ir a los baños y aportar ingresos a la gente que trabaja ahí, luego en la Garganta del Diablo, en un lugar llamado Tres Cruces, en otro lugar impresionante denominado “Anfiteatro” Todas  formaciones que ha dejado la naturaleza, impactantes, debido al trabajo de agentes erosivos como el viento y el agua sobre rocas  sedimentarias. Lo malo de estas excursiones es que nosotros éramos los primeros en bajar del bus y los últimos en subir, y la diferencia era de pocos minutos, realmente son lugares para disfrutar, para quedarse observando en silencio por largo rato y eso de que nos estuvieran corriendo no nos gustó mucho que digamos, y no es que nos quedáramos dos horas ahí nosotros, créanme que realmente nos daban 5 minutos reloj para sacar una foto y mas nada.

Llegados a Cafayate teníamos incluida la visita a una bodega, en nuestro caso fue Domingo Hermanos o algo así, te hacían una breve recorrida con explicación y una pequeña degustación para luego pasar a comprar algo, no somos fanáticos y conocedores del vino en particular pero para quien le guste, hable con gente que recorría varias bodegas y hablaban de la excelente calidad de los vinos de la región. Luego tuvimos un rato libre para almorzar, nos dejo el microbús en la plaza principal, ahí tienen un pequeño centro de información turística, en el mismo pedimos un mapa y almorzábamos nuestros “refuerzos” como decimos en Uruguay o Sándwiches  que teníamos preparados mientras caminábamos recorriendo el pequeño y pintoresco poblado de Cafayate, un lugar verde rodeado de montañas muy lindo.

Tienen que probar en la heladería Miranda creo que a 5 cuadras de la plaza principal por una avenida principal que lleva a Salta, el Helado de Vino,  uno con gusto Torrontés y otro Cabernet, había uno de los dos que estaba pasable, el otro, mas menos que mas como dicen, pero estando ahí no podíamos dejar de probarlos, aparte… es cuestión de gustos, así que no dejen de ir y hablan con el creador el señor Miranda, que él mismo atiende su negocio y les hace todos los cuentos de su helado muy amablemente. Al retorno paramos dos o tres veces mas en la ruta, el sol de la tarde daba otro colorido al paisaje, igual de hermoso, pero resaltaba otros lugares que en la mañana no lucían tanto. Regresamos a Salta y planificamos nuestra partida a San Salvador de Jujuy para el otro día, ya les adelanté nuestro próximo capitulo entonces.


Publicado
Modificado
Leído 1860 veces

    Enviar a un amigo

1 2 Capítulo 4 6 7 8
 
 


Capítulos de este diario