Bernal, pueblo mítico

Escribe: Ferrocarrilero
El pasado mes tuvimos la fortuna de conocer la Villa de La Peña de Bernal, ubicada en el municipio de Ezequiel Montes, perteneciente al estado de Querétaro en la Republica Mexicana. Para llegar...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Bernal, pueblo mítico

Bernal, México — sábado, 16 de junio de 2007

El pasado mes tuvimos la fortuna de conocer la Villa de La Peña de Bernal, ubicada en el municipio de Ezequiel Montes, perteneciente al estado de Querétaro en la Republica Mexicana. Para llegar a ella, fue necesario dirigirnos al norte de la Ciudad de México D.F. y antes de llegar a la ciudad de Santiago de Querétaro, capital del estado del mismo nombre se desvía rumbo a la Sierra Gorda, a escasos 40 minutos se localiza la villa de la Peña de Bernal, un pueblo en donde se respira paz, tranquilidad e innumerables leyendas, teniendo todas como fondo el famoso monolito llamado la Peña de Bernal, considerado el tercer más grande en el mundo, con una altura a decir de sus habitantes de 288 mts.

La palabra Bernal es de origen árabe, se dice que los españoles la utilizaban para llamar aquellos peñascos grandes que se encontraban aislados de un llano, de una cordillera o en el mar; por ello que este monolito se le conoce como la Peña de Bernal, se aprecia con claridad como se encuentra separado de cualquier configuración rocosa.

Cuenta la historia que este lugar era considerado como sagrado por nuestros antepasados los Chichimecas, quienes adoraban a sus dioses a la falda de la peña, después de la conquista, un grupo de 26 familias españolas se apropiaron de los terrenos denominándose congregación de Nuestra Señora de la Concepción Bernal, prohibieron el acceso a los indígenas, los Chichimecas fueron despojados de sus terrenos y les arrebatados sus lugares sagrados constituyéndose en una ofensa a sus dioses, por esta razón emprendieron constantes ataques a los españoles, para defenderse se trajo una guarnición de soldados que sólo provocaron derramamiento de sangre de los verdaderos propietarios.

El paseo a la villa de la Peña de Bernal comprende la subida a la Peña, existen guías que ofrecen sus servicios al visitante, aun cuando se tiene perfectamente organizado el accenso que en verdad no se requiere de los guías, simplemente es necesario caminar respetando los señalamientos hasta llegar a la ermita, desde donde se puede admirar el hermoso valle que la rodean, los sembradíos, el ganado pasteando, el sol con todo su resplandor y las nubes con sus figuras caprichosas, este lugar se ubica a poco más de la mitad de la Peña, se puede continuar subiendo, pero para ello es necesario equipo de alpinista, el no hacerlo ha cobrado la vida de varios irrespetuosos.

El descenso también tiene su magia y atractivo, a la mitad del camino encontramos un manantial que según los lugareños, el que toma de esa agua vivirá por muchos años, curiosamente la población de la Villa esta formada por muchas personas longevas; será necesario acostarse en las rocas para recibir la energía solar que vinculada con los efectos enigmáticos de la peña provocan salud y bienestar.

Es necesario recorrer las calles angostas de la población, admirar sus construcciones legendarias, adquirir sus artesanías y deleitarse de sus tradicionales gorditas de maíz, sus exquisitos dulces regionales, todo ello acompañado de un suculento vaso de pulque, bebida derivada del maguey y platicar con los lugareños para conocer las leyendas que rodean el ambiente, todo esto, nos llevó a una experiencia inmejorable.

Las fiestas tradicionales de la Villa de la Peña de Bernal se encuentran vinculadas a los festejos religiosos que se celebran en la Capilla de Animas y en la Capilla de la Santa Cruz, en esta ultima, el festejo de la Santa Cruz comprende una manifestación de unión de los habitantes quienes en forma de escalera humana ascienden una cruz de madera hasta la parte superior de la Peña; otra fiesta que día día cobra arraigo es el festejo del inicio de la primavera el 21 de marzo, la noche anterior con un ceremonial indígena se celebra la llegada del fuego y al día siguiente concurre mucha gente para llenarse de energía según la tradición.

La Peña de Bernal ha logrado un desarrollo turístico importante que permite a los visitantes disponer de restaurantes y hoteles que sin ser de un gran lujo, proporcionan comodidad y limpieza pero principalmente tranquilidad; en las cercanías se están construyendo fraccionamientos residenciales para casas de campo.

Visitar la Peña de Bernal en Querétaro, Mex. es apreciar la hermosura y grandiosidad de la naturaleza, es entender que la naturaleza se hizo para el gozo, el deleite y placer del hombre, siempre y cuando lo sepamos aprovechar y cuidar.

Cape y Arturo Santiago de Querétaro, México



Publicado
Modificado
Leído 34753 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

sus casa palaciegas

   

Capítulos de este diario