La ciudad de la Flor

Escribe: Ludovica
Viajamos tanto por el mundo que nos olvidamos del encanto que tiene nuestro lugar...En homenaje a Escobar, una serie de fotos de mi ciudad.Esta vez sali a caminarla con mi maquina de fotos y...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

La ciudad de la Flor

Belén de Escobar, Argentina — domingo, 11 de marzo de 2007

Viajamos tanto por el mundo que nos olvidamos del encanto que tiene nuestro lugar...
En homenaje a Escobar, una serie de fotos de mi ciudad.
Esta vez sali a caminarla con mi maquina de fotos y ojos de turista.

Reseña Historica

Las tierras en las que hoy se emplaza el partido Bonaerense de Escobar, se hallan íntimamente ligadas a la fundación de la \'\' Ciudad de la Trinidad \'\' a la sazón Buenos Aires.
Cuando su fundador Juan de Garay hace el reparto de tierras, toma la franja que va desde Punta Indio por el Sur y Zárate por el Norte; por lo cual este territorio queda dividido y asignado a los expedicionarios de Garay con estas suertes principales o suertes de estancia tal como se las llamaba.
Es así que lo que hoy conocemos como el éjido urbano de Belén de Escobar, correspondió a Don Pedro de Savas y Espeluca. El propio fundador, Don Juan de Garay tuvo por estas zonas una suerte.
Donde hoy se asienta la ciudad de Matheu, perteneció a la suerte de Don Juan de Garay \'\' El Mozo \'\', hijo natural del fundador.
El Barrio Parque El Cazador era la Suerte que le fue otorgada a Don Diego Ortiz de Ocaña, mas esto fue en el año 1626.
Sobre los fondos de las \'\'Suertes Principales\'\', se en contraban las \'\' Suertes de Sobra\'\', que eran de forma irregular y sin medidas fijas. Estas fueron entregadas a Don Francisco de Muñoz.
Donde hoy se encuentra la ciudad de Ingeniero Maschwitz correspondió a una Suerte que fué adquirida en el año 1703 por don Juan Benavidez.
La ciudad de Garín era conocida en antaño como la "Suerte de Pereyra" ya que fue adquirida justamente por Don Francisco Pereyra.
La localidad de Maquinista Savio está enclavada en las tierras que correspondieron a la Suerte de Estancia de Don Alonso de Escobar.
Es así que desde aquellas épocas remotas de mediados del Siglo XVI, ya comienzan a poblarse estas tierras de "blancos", ya que en rigor la zona era lugar de recorrida y asentamiento temporario de tribus nómades.
Por el norte los Guaraníes de las Islas, Curacas y Beguas que vivían en los márgenes del Río luján o Valle de Corpus Christi y Paraná de las Palmas o Río Grande.
Aunque podríamos ir mas allá en el tiempo, en cuanto a la llegada de los primeros españoles si tomamos en cuenta la teoría de Federico Kirbus, quien sostiene que el primer asentamiento hecho por Pedro de Mendoza en 1536, se produjo en la zona de Escobar que va desde la barranca de "El Cazador" hasta el Río Luján. Esta hipótesis la desarrolla Kirbus en su libro "La Primera de las tres Buenos Aires" (El sensacional Hallazgo del Real fundado en 1536 por Pedro de Mendoza y Luján).
Con el correr de los años, las antiguas Suertes se fueron fraccionando por sucesivas ventas, de esta manera se fueron instalando las primeras familias del Partido de Escobar, en una época en que habitar estas tierras era una verdadera aventura, por lo inhóspito de la campiña bonaerense.

A fines del siglo XIX comienzan a radicarse los primeros colonos de origen italiano, portugués, español, que para estos tiempos llegaban a nuestro país a través de las leyes de fomento de la inmigración.
A nuestra zona llegaron gracias al ferrocarril. Justamente entre los años 1876 y 1877 se crea la estación, la cual fué llamada por las autoridades del ferrocarril, "Escobar", recordando a Don Alonso quien influyó en la zona que era conocida como la "Cañada de Escobar"o "Pagos de Escobar".
Las tierras que surcó el ferrocarril eran propiedad de Doña Eugenia Tapia de Cruz, quien las habia heredado de su difunto esposo y a su vez adquirido a sus propios hijos. Evidentemente era Doña Eugenia una mujer visionaria y emprendedora, ya que fue la responsable de la creación de un pueblo , al que por su gran devoción al niño Jesús, llamó Belén. Hizo entonces mensurar las tierras y las dividió en 80 manzanas, dejando espacio para dos plazas (de las cuales solo se realizó una y es la hoy Plaza San Martín) y para la edificación de un templo (hoy Parroquia Natividad de Nuestro Señor Jesucristo).
Un 4 de Marzo de 1877, se inició el remate y es esta la fecha que se tomó como "fundacional" del pueblo. Fue así como quedaron dos apelativos para un mismo lugar, ya que se llamaba Escobar a la estación y Belén al pueblo.

Esto se resuelve mediante un decreto provincial del año 1960, por el cual se declara "Ciudad al Pueblo de Belén de Escobar", unificándose en un solo nombre: "Ciudad de Belén de Escobar".
Esto ocurría en un marco muy particular ya que el 8 de Octubre de 1959, se crea el Partido de Escobar, cuya capital sería Belén. Los pueblos que pasarían a integrarlo serían: Matheu, Maquinista Savio, Garín, Ingeniero Maschwitz, el Barrio 24 de Febrero y parte de la Primera Sección de Islas.
De esta manera Escobar obtiene su autonomía de Pilar y de Tigre (Ing. Maschwitz y la zona isleña pertenecían a Tigre.) lo cual era un anhelo largamente esperado por los habitantes de este lugar.
La actividad económica hacia las décadas del \'40, \'50 y \'60, se centralizaba en la producción frutícola y hortícola, como también en la producción maderera proveniente de la explotación forestal de la zona isleña.
Escobar llegó a ser la mayor productora de flores en esos tiempos y fue este uno de los motivos que incentivaron a un grupo de rotarios a crear la Fiesta de la Flor. En el año 1964 el entonces Presidente de la Nación, don Arturo Illia declaró mediante un decreto nacional, a Escobar, Capital Nacional de la Flor, sede de la fiesta homónima. Desde entonces cada año se efectúa la edición de esta soberbia fiesta en las instalaciones de la Ciudad Floral. Los primeros años fue organizada por los Rotarios que le dieron origen, y luego se creó la Sociedad Civil Fiesta Nacional de la Flor, entidad sin fines de lucro que regentea esta fiesta.
Ya hemos mencionado el importante aporte que hicieron los inmigrantes al Partido de Escobar. Uno de estos grupos, la colectividad japonesa, al transcurrir cuatro décadas de su llegada a estas tierras, decide hacer un regalo a la ciudad de Belén que los albergó durante este tiempo y en la cual pudieron desarrollarse económica y socialmente.
El mencionado presente fue nada mas y nada menos que el bellísimo Jardín Japonés, orgullo y tesoro de nuestra Ciudad Capital. Su creador fue el Ingeniero Yasuo Inomata. Hoy por hoy, el Partido Bonaerense de Escobar, es uno de los mas pujantes de nuestra provincia, contando con aproximadamente 170.000 habitantes.

Paseos de fin de semana:

Museo del Tren
Restaurante Die Engel
El Cazador
Munchis
Temaiken
Cerveceria artesanal Barba Roja
Viveros japoneses
En septiembre "La Fiesta de la Flor"
Pesca en el rio Lujan
Jardin Japones, el orgullo de Escobar
Plaza al Monumento de los caidos en Malvinas

Sobre estos paseos escribire otro diario documentandolo con sus respectivas fotos.
Hasta entonces.

Ludovica


Publicado
Modificado
Leído 11597 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario