La fiesta del Chaccu

Escribe: nazareth17
La fiesta del Chaccu Se imaginan cientos de vicuñas en un corral a punto de ser trasquiladas, no? Pues la única forma de ser testigo de esto es asistiendo a la fiesta del Chaccu, una tradición...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

La fiesta del Chaccu

Ayacucho, Perú — jueves, 29 de junio de 2006

La fiesta del Chaccu

Se imaginan cientos de vicuñas en un corral a punto de ser trasquiladas, no? Pues la única forma de ser testigo de esto es asistiendo a la fiesta del Chaccu, una tradición milenaria donde se protege a la vicuña y solo se le quita su lana que por cierto es la mas cara y fina.
Viernes 23 de Junio de 2006
Eran las 9 pm, estábamos reunidos en la agencia Civa 5 amigos del Grupo Wayra a punto de partir hacia Nazca, pasaje 30 soles y 7 horas de viaje.

Sábado 24 de Junio de 2006
Casi las 6 a.m. estábamos en Nazca, había que buscar una movilidad hacia Pampa Galeras, lugar donde seda lugar el Chaccu (Zona de corral), encontramos al amigo Julio que por 20 soles nos llevaría y traería, un desayuno reparador por el camino y estábamos listos. 2 horas de viaje por una carretera asfaltada pero muy angosta, al costado puro abismo, pero menos mal que nuestro chofer tenía mucha experiencia en esa ruta. Llegamos a Pampa Galeras, ya había gente que al igual que nosotros estaba esperando participar, visitamos el museo del lugar por un sol, del cual cabe mencionar que es muy bueno, con fotos espectaculares y animales disecados.
Como nosotros queríamos participar y caminar por la zona , nos contactaron con la comunidad Lucanas y amablemente se ofrecieron en llevarnos con ellos. Subimos a un camión que nos llevo por media hora a nuestro punto de partida, empezaba la caminata y lo primero que nos toco fue una subida que nos hizo dar cuenta que estábamos a 4000 msnm. Esperamos en silencio a que nos tocara entrar en el juego, éramos el grupo mas alejado, de un momento nos unimos a la gran cadena humana de mas de 2000 mts de largo. Había que cercar a las vicuñas que desconcertadas corrían de un lado a otro, después 2 horas de caminar y cerrando el camino en forma de embudo teníamos delante nuestro cientos de vicuñas entrando en el corral donde serian traquiladas. Estábamos cansados pero contentos, cumplimos nuestro objetivo que era participar de esta tradición, nuestra memoria nos agradecerá por llevarse este recuerdo.
Después vino una ceremonia simbólica donde se representaba al inca y como se hacia este ritual muchos años atrás.
Comimos algo para engañar al estomago y partimos de regreso a Nazca, contentos y emocionados era hora de volver a Lima, otra vez en la agencia para llegar a Lima el domingo temprano.
Si hay algo que no podremos olvidar son estos momentos que nos hacen sentir orgullosos de nuestras costumbres y de cómo se puede preservar un animal tan codiciado solo con un poco de organización e inteligencia.
Ahora que ya sabes del Chaccu, y te hubiera gustado estar ahí, no te preocupes la próxima estarás ahí o lo dejaras pasar por segunda vez?

Nazareth


Publicado
Modificado
Leído 17387 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario