Asunción, una hermosa y típica ciudad sudamericana

Escribe: pomaceus
Asunción es una ciudad que hace años tenía intenciones de conocer, y a principios de marzo de 2008, se me dieron todas las posibilidades para emprender un viaje a la capital del Paraguay....

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Asunción, una hermosa y típica ciudad sudamericana

Asunción, Paraguay — martes, 18 de marzo de 2008

Asunción es una ciudad que hace años tenía intenciones de conocer, y a principios de marzo de 2008, se me dieron todas las posibilidades para emprender un viaje a la capital del Paraguay. Previamente, y por razones de obligatoriedad, procedí a vacunarme contra la fiebre amarilla, debido a un brote epidémico en la zona.

El trayecto desde Rosario, es de aproximadamente 14 horas en ómnibus. Llegar a Asunción es como llegar a cualquier gran ciudad latinoamericana, extensos suburbios que preanuncian un gran centro urbano. Me llamó la atención la enorme variedad de árboles que hay en las calles y el particular estilo del tejado de las casas. Ya en el centro de la ciudad, me hospedé en un hotel bastante bueno y relativamente económico, desde el cual tenía una vista panorámica de todo el área central, que no cuenta con una gran densidad de edificios, aunque hay torres de oficinas y departamentos de gran altura, extendidas por toda la ciudad, lo que le da a Asunción un skyline muy particular. Desde mi ventana también apreciaba la bahía, verdaderamente, una hermosa postal.

El centro histórico de la ciudad cuenta con sitios de interés como la antigua estación del ferrocarril, el Panteón de los héroes, el Palacio de gobierno, el Cabildo, las plazas Uruguaya y de la Democracia, entre otras cosas, lugares que recorrí con gran entusiasmo, a pesar de los casi 40 grados centígrados de temperatura, pero bueno, el hotel donde estaba alojado tenía una fabulosa piscina, donde me refrescaba por las tardes, luego de las largas caminatas y recorridas matinales.

Asunción, es en mi opinión, un claro ejemplo de una urbe policéntrica, es decir, el centro histórico es sólo un porcentaje de lo que ofrece la ciudad, y digo esto, porque pude recorrer en ómnibus distintas avenidas y realmente me sorprendieron por su elegancia y enorme actividad comercial. Por supuesto demás está decir que hay marcados contrastes con otros sectores, como el mercado cuatro por ejemplo, pero : ¿en qué ciudad no los hay?

Por las noches las calles me parecieron tranquilas y sobre todo llamativamente silenciosas. La verdad es que en los tres días que estuve en la capital paraguaya, me quedaron muchas cosas en el tintero, pero por sobre todas las cosas ganas de volver, para recorrer con más detenimiento sus parques y avenidas.

Desde Asunción partí hacia Ciudad del Este, con el objetivo de cruzar a Foz de Iguazú y luego a Puerto Iguazú, para hacer una excursión a las Cataratas donde había estado de pequeño, hace casi treinta años.



Publicado
Modificado
Leído 12056 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Recorriendo Asunción del Paraguay.

   

Capítulos de este diario