Asunción

Escribe: caliope31
Muchas veces, antes de emprender un viaje consulto los diarios de otros/as viejeros/as, los cuales me han resultado siempre de utilidad, o me han brindado perspectivas diferentes para encarar mis propios viajes. Así que movida por esa experiencia me decido a escribir sobre lo que me va pasando cuando tengo el privilegio de dejar la rutina y conocer otros horizontes. Así que comienzo por un viaje breve de dos días que hice este fin de semana a la ciudad de Asunción.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2

Asunción Día 1

Asunción, Paraguay — sábado, 16 de julio de 2011

Llegamos muy temprano a nuestro destino. La terminal de Asunción tiene muchísimos puestos de venta de artículos regionales y otros importados. Hay desde termos para el tereré (bebida tradicional) hasta ropas y algo de electrónica. Ya en el lugar, compramos los pasajes para regresar al otro día, así evitábamos contratiempos, ya que ambos teníamos que trabajar el lunes.

Con el regreso asegurado, nos dispusimos a la aventura y a conocer más acerca de ese bello y auténtico país con el cual los argentinos estamos hermanados (aunque no siempre nuestras relaciones han estado exentas de conflictos).
Tomamos un taxi hasta el centro histórico de la ciudad, ya que yo había reservado un hotel apart para esa noche, para compartir con mi compañero que estaba de cumpleaños.
Le pedimos al taxista que nos dejara en algún abierto para desayunar, lo cual hicimos tranquilamente y leyendo el diario. A eso de las 9 de la mañana comenzamos a caminar para conocer los edificios del centro histórico.

Fuimos al Palacio de los Lopez, actual casa de gobieno, que es un edificio imponente y hermoso, el cual estaban refaccionando en ese momento. Ya allí se nos hizo visible una realidad que veríamos todo el tiempo a lo largo de nuestro viaje: los grandes contrastes de esa tierra. Alrededor de esa casa, se pueden ver las casitas más pobres a la orilla del río, y en general toda esa zona de la ciudad muestra gran pobreza.
Vimos también una gran cantidad de guardias y personal de seguridad armado hasta los dientes, cosa que en Argentina no es tan frecuente, o al menos tan evidente. Sin embargo, fueron también las personas más accesibles y amables para dar indicaciones o sugerir actividades.

Recorrimos otros lugares, pero la mayoría estaban cerrados o no eran de ingreso público. Nos explicaron después que algunas de esas construcciones estaban siendo refaccionadas para el aniversario de la ciudad y por eso no estaban abiertas. Fue el caso del panteón de los héroes, que era uno de los lugares que queríamos conocer especialmente.
Como sea, un momento espectacular fue para nosotros la visita a la Estación Central del Ferrocarril. Allí es posible subirse a dos vagones de ferrocarril y sentir por unos momentos que uno/a hace un viaje en el tiempo, sentado/a en esos sillones o recorriendo los dormitorios de los vagones. Para nosotros, que venimos de una zona sin trenes, eso fue fantástico.

En fin, hay muchos edificios históricos en Asunción, pero a la vez poca información sobre los mismos. Fue muy dificil para nosotros encontrar referencias, ya que no se encuentran señalizados, ni tampoco hay mapas de la ciudad para comprar en los quioscos. Por eso, fuimos más al azar, preguntando un poco, adivinando otras veces.
Las personas fueron siempre amables, quizás lo mejor de Asunción sea esa cualidad de su gente.
Nuevamente, las plazas y paseos públicos mostraban las grandes contradicciones, vimos muchos niños/as en la mayor pobreza, familias enteras acampando en esos lugares, por lo que también eso nos hizo pensar, en cuánto nos falta como latinoamericanos avanzar para que nuestros pueblos sean felices y dignos.

Entre las costumbres que llaman la atención del viajero, se encuentra sin dudas la del tereré, una bebida típica, similar al mate de los argentinos y uruguayos, pero que se toma fría. TAmbién en Misiones tomamos tereré, pero no con la devoción de los paraguayos, y me encantó ver en las calles a los y las yuyeras machacando en morteros las mezclas para esa bebida. Nada de jugos o gaseosas como los jóvenes en Misiones sino agua fresca y plantas medicinales.

Terminamos la noche en una zona que no tenía nada que ver con el centro histórico: el centro más comercial. Así que ahí fuimos, a celebrar y tomar unos tragos, en un lugar llamado Paseo de las Carmelitas. De paso, vimos el partido Argentina_Uruguay que se jugaba por la copa América.
Perdió Argentina. Y bueno... los paraguayos celebraban. Nosotros calladitos.

Tips:

es preferible hacerse de un mapa antes de ir a asunción, o anotarse al menos los lugares históricos que se quieren recorrer, porque hay poca informaicón disponible para el turismo.

Tiene que ver con: Qué llevar
En Asunción, Paraguay

El taxi nos pareció un poco caro, es preferible evitarlo mientras se pueda, además cobran tarifas adicionales a la noche y fines de semana.

Tiene que ver con: Ahorrar dinero
En Asunción, Paraguay

Opiniones:

Mi calificación promedio:
  •  
Servicio    
Ubicación    
Limpieza    
Precio/calidad    

Aspen Apart Hotel

Alojamiento: Posada/Apart-Hotel en Asunción, Paraguay

El hotel cumplió con lo pactado. Fue sencillo hacer la reserva y no tuvimos ningún problema. Fueron sumamente amables y dispuestos a brindarnos cualquier cosa que necesitemos. ALGUNOS CONTRAS: Faltaba un poco de limpieza en el baño por ejemplo, donde había un poco de moho en las paredes. De todas formas, creo que si la calificación de 4 estrellas es cierta, es un poco exagerada. La habitación que nos dieron no tenía ventana a la calle, daba a un patio interior, y estaban oscurecidas, así que nos sentíamos un poco encerrados. La tv era muy pequeña, y había una pequeña heladera, no se encontraba enchufada cuando llegamos, por lo que tampoco la usamos. LOS PRO: Las camas eran de buena calidad, dormimos muy bien. Lo mejor fue la atención de todo el personal. El desayuno era variado, acorde a las comidas típicas de Paraguay, había huevos revueltos, fiambres, frutas, y algunos panes (en general en paraguay no encontramos buenos panificados). No usamos los demás servicios promocionados por el hotel, porque nos quedamos muy poco, pero sí nos dijeron que estaban disponibles (gimnasio y piscina).

Tipo de viaje: Escapada | Ideal para: Familia con hijos, Solos y solas


Publicado
Modificado
Leído 754 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2
 
 


Capítulos de este diario