Guatemala Ancestral, Viajando barato y seguro

Escribe: jbconejo
Este diario narra las vivencias de 5 Costarricenses por lo más turístico de Guatemala. Tomamos como base para el recorrido la ciudad de Antigua Guatemala. Desde ahí nos movilizamos a Quriguá, Río Dulce, Lago de Izabal y al día siguiente a Tikal. Regresamos y pasamos por la parte histórica de Ciudad de Guatemala, visitando el Palacio Nacional y la Catedral. Otro dia visitamos las típicas ciudades de Chichicastenango y Panajachel con una travesía por el lago Atitlán.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 4 Capítulo 6

Hasta la proxima mi Querida Guatemala

Antigua Guatemala, Guatemala — jueves, 8 de julio de 2010

8 julio 2010. Hoy nos levantamos tarde como a las 8.00 am estábamos exhaustos del trajinar de los días anteriores. Nos alistamos y vamos a desayunar, en eso pasamos por un restaurante con un rótulo en la entrada que dice desayunos dos por uno, Restaurante Casa Escobar es un lugar con un decorado en gangoche, preciosa toda la decoración con un estilo rustico, es un poco caro, pero como son desayunos dos por uno nos sale barato.

Está ubicado en la 6 Avenida norte, no 3.  Lauris pidió unos panqueques que trajeron después de los otros desayunos, se veían apetitosos, empezó con mucho entusiasmo y cuando la volví a ver solo se había comido uno, entonces le dije que sí quería huevos dijo que sí, entonces todos probamos el panqueque y tenía un sabor amargo. Vacilamos y bromeamos con la atención que recibimos de primera, y yo sentado con la vista del Volcán de Agua en ese lugar tan hermoso. Aquí por seis desayunos pagué 168.37 quetzales. Luego regresamos al hotel y Lauris se cambio su vestido de princesa oriental que lució en esa mañana, hermoso, traído de el continente asiático.

Todos nos dispusimos a ir a subir el monte de la Cruz, y podríamos saber sí Roberto nos había mentido o no. Cuando llegamos y había gradas para subir pensamos que podría ser cierto que fueran 365, empezamos una, dos y una pareja que estaba ahí a la entrada de las gradas se  moría de risa, viéndonos donde íbamos para arriba contando gradas, contamos 330 no era cierto que eran 365, una por cada día del año. Luego arriba en el Monte de la Cruz disfrutamos de esa vista hermosa, toda mi querida Antigua se ve desde ahí. Arriba había dos policías y cuando bajábamos a medio camino vimos otros dos.  

Tomamos fotos y bajamos. Pasamos por INGUAT y recogimos hermosos folletos con información turística de Guatemala, dimos un recorrido por las instalaciones y luego fuimos a ver que era un edificio que habíamos visto desde arriba. En el camino como a 20 metros vimos pasar la volanta que jineteaba Roberto, entonces con la idea de comprobar si esa era su nombre grité "Roberto" y ni volvió a ver, también nos había mentido con su nombre nos morimos de risa de la casaqueada que nos había dado. Descansamos en el parque de los lavaderos, así lo llamamos porque hay unas pileta con agua y varias pilas para lavar ropa.

Seguimos y llegados cerca de la Iglesia del hermano Pedro, Lauris se desinfla, está cansada desde que bajamos de la cruz, entonces Irina se ofrece a acompañarla y se quedan en un parquecito muy bonito. Para mis adentros pienso “Dios guarde haciendo el recorrido de 60 cuadras en la gran manzana”. Nosotros seguimos con Ana y Pablinski como un kilometro más y Antigua me sigue sorprendiendo hay un boulevar ancho como de cuatro carriles en piedra que desemboca en un edificio amarillo que al final descubrimos que es la Iglesia del Calvario. Fuimos ahí porque nos había llamado la atención cuando estábamos arriba de la cruz ese edificio amarillo.

De regreso nos vamos por unas calles muy típicas por las cuales no había pasado antes, llegamos a un restaurante cuyo rótulo dice Ana y le decimos a nuestra compañera de viaje que se lo tenía calladito de ser la dueña de esa joya antigueña. Regresamos al hotel y nos alistamos para ir a almorzar donde Irma Jeanette, mi hermana de una familia en la que viví mes y medio en 1977 de Huehuetenango que ahora vive en Antigua, tomamos dos tuc tuc, y llegados arriba de la calle de Santa Ana, tenemos que hacer dos llamadas desde una tienda para encontrar la casa por la arrinconada que no es la 110 como lo anote, sino la 10.

Ahí con ella y sus hijos recordamos viejos tiempos.  Pablinski hace buenas migas con Luis el hijo de 15 años. Luego de comer un delicioso pollo en salsa al horno ella y dos hijos nos acompañan a Antigua a realizar las últimas compras. Al anochecer pasamos al  hermoso Mac Donald de Antigua a tomarnos el último café disfrutando de la belleza de sus jardines. A las 7.00 pm estamos en las gradas de la Catedral esperando al hermano de Iri que nunca llega, porque su trabajo en Ciudad de Guatemala se lo impidió. Durante la espera de dos horas ahí, hablamos de la familia y otras cosas que no os puedo compartir, así embebidos hasta el último momento de esta ciudad espectacular de Antigua partimos hacia el hotel para pasar nuestras últimas horas en esta ciudad mágica.

Antigua Mágica.
Piedras y calles/ amorosamente conservadas/ con la alegría y lágrimas/ de millones de peregrinos./ Jamás me acostumbrare/ a tu encanto,/ jamás podré interpretar/ porque me seduces/ cuando a ti regreso/ exultante como si fuera ayer./ Antigua, cuando fue/ que te abrace,/ te mime, te admire/ y de ti me enamore,/ en qué furtivo momento/ me robaste el corazón/ que hoy dejo/ a tus pies postrado./ Te conservas en el tiempo/ insolentemente presente,/ años y siglos/ son testigos,/ ningún poder terrestre/ destruyó tu esencia./   Así como una ruptura amorosa/ así me separan hoy de ti./ Quién vendrá mañana/ a robar el encanto/ que hoy fue tan mío./ Ciudad guardiana/ de tradiciones y reliquias,/ que se presentan/ como si fueran/ testigos venidos ayer./ Fuiste mía,/ un segundo, un minuto,/ que importa cuanto,/ íntegramente mía/ a mi corazón adherida./  Tu corazón palpitaba/ a mil kilómetros por hora/ mientras te seducía,/ en cada iglesia derruida/ yo te poseía,/ en cada columna/ que mis ojos desvestían,/ en cada arco vestido de cielo/ que cadenciosamente exhibías./ Tú gustosa te sometías/ y me enloquecías/ en tus encantos mágicos/ de ese no se qué,/ que hoy a punto de partir/ mis entrañas remueven/ y mis lágrimas convocan/ como la primera vez./ Antigua Mágica/ cada vez que vuelvo a ti/ en cada esquina nueva/ me lleno de sorpresas./ Como sí nunca pudiera/ dejar de descubrirte/ me embriago de ti/ una y otra vez./  Desde la cruz te admire/ y me extasié de ensueño,/ como sí vislumbrara/ una madrugada,/ como perderme/ este pedazo de cielo/ de mi Guatemala amada,/ hasta la próxima. Juan Bacot.

9 julio 2010. Hoy me levanté demasiado ajustado como faltando 15 minutos para las 3.00 am, me bañé y en eso Lauris me tocó la puerta pues ya estaba Vinicio esperándonos afuera. Salimos para el aeropuerto y ya casi llegando a la Aurora, había un carro con una persona que había sido baleada ayer a las 10.00 pm según nos dijo Vinicio. Llegamos al aeropuerto como a las 4.30 am e hicimos todo el trámite para el abordaje.  Envié mi maleta en el compartimiento de equipaje,solo me deje mi recién adquirido bolso chapin con la computadora. A las 5.10 am ya estábamos en la puerta de abordaje. Nos toco la puerta 3B. Vuelo CM 4381.  Si pues, de plano este fue un maravilloso viaje. Adiós Guatemala estuviste cabal, que Dios te llene de bendiciones para que siempre seas el país de la eterna primavera.


Publicado
Modificado
Leído 1326 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 4 Capítulo 6
 
 


 

Monte de la Cruz desde donde se divisa toda Antigua

   

Capítulos de este diario