Amsterdam - Eurotrip 2011

Escribe: marianitasoteldo
Ámsterdam la capital holandesa es famosa por sus políticas liberales en cuanto al sexo, la prostitución y la Marihuana, su distrito rojo y los muchos Coffeeshops que existen atraen a más de un viajero en curioso, en este caso a una viajera curiosa que quería conocer de primera mano, todo lo que había oído sobre esa irreverente ciudad.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3

Ámsterdam, una ciudad Bella e Irreverente!!!

Ámsterdam, Países Bajos — sábado, 7 de mayo de 2011

Al día siguiente sábado me levanto a tomar el desayuno, y me dirijo a la Plaza Dam, al lado del Monumento Nacional a las 11.15am para hacer unos de los “Free Tour” de New Europe hablado en español. Ya que necesitaba darme una idea de la ciudad,  (porque no tenía idea que hacer, estos tour son geniales para ello), además que contaba con poco tiempo. Excelente pantallazo de la ciudad con muy buena información, mi guía un chico español llamado Manuel era súper entusiasta  y eso hizo que las 3horas caminando por la ciudad fueran bastante amenas.

El sistema de Free Tour funciona que no te cobran nada por obligación sino que al final el guía te dice que tú mismo valores su trabajo y le des una propina de acuerdo a tu bolsillo. Lo que hace que los chicos se esmeren bastante en que todo el mundo quede conforme para así recibir mejores propinas. Yo supe de esta empresa por Martín y en todos los hostales había publicidad de New Europe y  varias personas que me cruzaba en los hostales también los recomendaban. Me fue tan bien el tour de Ámsterdam que me arrepentí de no haberlo tomado en Madrid, Londres y Paris, las ciudades que había visitado antes donde los había descartado. Pero en adelante los tome en todas las ciudades que fui donde los daban.

El tour de Ámsterdam recorre: La Antigua Iglesia, El Barrio Rojo, El Barrio Judío, El Palacio Real, El Barrio Jordan, El puente más ancho y la casa más estrecha, La Casa de Anna Frank, y mucho más. Además si tienes alguna duda sobre cualquier cosa el guía amablemente te la responde, y hasta te indica con tu mapa como llegar.

En ese tour me entere de ciertas curiosidades como: el impuesto que cobran por las fachadas, lo que hacen que las casas sean angostas, que todas las casas tienen cierta inclinación adelante para poder subir los muebles por afuera ya que por las escaleras no caben, varias historias sobre la ocupación Nazzi en Amsterdam, entre ellas las de Ana Frank, y su diario, y la verdad sobre el mismo, la tolerancia de los holandeses, informaciones generales sobre el Cannabis, su museo, la cantidad permitida, los sitios donde puedes fumarlo y es legal, también sobre su queso, los tulipanes. En fin como dije antes una información bastante útil, lo recomiendo 100%.

Al terminar el tour me fui al hostal para encontrarme con Martin que ya tenía hora de haber llegado. Lo espero en la sala un rato y no lo veo como habíamos acordado, así que salgo en busca de un supermercado para comprar unas cosas de comer y que creen en la calle de lo más gracioso nos cruzamos, ambos nos quedamos mirando y dijimos: Tú eres Mariana, Tú eres Martin! Jajaja. Así viajeros.com une a la gente en el mundo. El venía de comer. Le dije que tenía planes de hacer el Tour del Barrio Rojo con la gente de New Europe, ya que lo daba el mismo chico de la mañana, que me pareció genial. A él también le animo el tour así que quedamos en vernos en la sala común a las 6.15 para ir a tomar el tour que sale a las 6.45pm.  En el supermercado compré un delicioso queso holandés, un jamón, un baguette y un jugo grande.

A la hora pactada nos encontramos y fuimos en tranvía a Central Station que era el punto de salida de este tour. Este si tiene un precio de 12 euros que se pagan en efectivo y por anticipado al guía. Así salimos un grupo más pequeño que el de la mañana a seguir caminando con Manuel y sus historias ahora sobre todo lo relacionado con: Prostitución, Drogas y Sexo. Es impresionante para una latina ver los desinhibidos que son con el tema. Las chicas en sus vitrinas ofreciendo sus servicios como un trabajo honrado, que es ejercido hasta por madres de familia, tienen sindicato y varios beneficios que las protegen, deben hacerse exámenes médicos regulares (obvio tanto sexo con cualquiera), y es muy importante que sus clientes sepan cuadrar el precio y los servicios que ofrecen ya que como expertas en el tema, pueden hacer que los hombres “terminen” muy rápido y ganarse unos cuantos euros en pocos minutos. El lugar donde lo hacen ahí mismo en su vitrina solo corren su cortina roja y listo, nadie lo ve.  La posición preferida en “cuatro” así no se dañan ni siquiera el maquillaje y no pierden tiempo retocándose para buscar a su siguiente cliente.

Las vitrinas son bien cotizadas y existen agencia de alquiler, que las comercializa, y depende de su ubicación, su altura, su horario se cuadra la tarifa, pero pueden llegar a costar 100 euros 8horas. Eso significa que ese trabajo es bien remunerado si te da para pagar la vitrina y además para lucrarte. El Barrio Rojo está abierto las 24horas y la mayoría de los clientes son turistas que van a Ámsterdam por la fama de estas chicas. Aunque el guía nos conto que había otro Barrio Rojo con una ubicación más discreta donde comúnmente si iban los locales.

Eso si, a ellas no se te ocurra tomarles fotos, está prohibido y si ellas te pillan te las mandan a borrar con los policías y pasaras un mal rato. Además que cuando las veas no se te ocurra hacer ningún comentario tipo: “Que gorda” o “Mira las estrías” saben leer los labios en todos los idiomas. Las más cotizadas son las orientales, pero las hay de todo tipo y no necesariamente con buen cuerpo o jóvenes, es un trabajo que da para todas.
Los suvenires en Ámsterdam son tan diversos como imagines, en su mayoría orientados figuras sexuales, o a la droga o ambos. Las Sex Shops también están a la orden del día y en ellas puedes ver cualquier cantidad de objetos sexuales para “todos” los gustos exhibidos. Por supuesto los homosexuales son aceptados y respetados aquí y gozan de sitios donde pueden recibir servicios sexuales también.

Sitios que ofrecen show sexuales los hay por todos lados, muchos de ellos teatros donde hacen sexo en vivo y demás, con entradas bastante caras. Los Museos también le dan cabida al sexo, y hay el Museo del Sexo y el Museo Erótico, este último con una bicicleta con pene incluido en vez de silla que hace una demostración de entrada y salida en la muñeca que tiene sentada, en toda la entrada.

Lo que más llama la atención de este lugar es que se encuentra en pleno centro de la ciudad y todo lo que mencione convive con las cosas de la vida cotidiana de una ciudad, de hecho vi una guardería infantil entre una vitrina con prostitutas y una sex shop, ahh y en la esquina un Coffee Shop.  Sin duda una cultura bastante tolerante.

Recorrer esta zona de la ciudad con un guía que te va narrando resulta bastante recomendable, el tour termina en un bar con un trago gratis. Con nosotros hizo el recorrido Jorgelina una argentina también viajando sola. Luego del trago gratis nos quedamos en el bar: ella, Manuel (el guía), Martín y yo. Tomando Cervezas y con una amena conversación. Luego nos fuimos a otro sitio, para que Martin y Manuel comieran, y luego a otro bar a seguir tomando y hablando de cosas de la vida. Es así como a una argentina, a un español, a un uruguayo y a una venezolana, le dan las 4am en la calle, un sábado en la noche en Ámsterdam. Me la pase genial esa noche en una ciudad tan irreverente y con una muy buena compañía.

Martin y yo tuvimos que regresar caminando al hostal porque a esa hora ya no trabajaba el Tranvía, y ahí le vi otra ventaja a quedarnos en el mismo hostal ya que si hubiese estado sola no me quedo hasta tan tarde tomando por miedo a regresar sin compañía. En el camino de regreso al hostal no aguantaba los pies y es que literalmente me camine Ámsterdam.

Al día siguiente me amanecieron dos enormes vejigas en cada una de las plantas de mis pies, que me dolían demasiado y lo peor me costaba caminar, lo que me aterraba porque me quedaba mucho viaje por delante. Todavía tenía mucho por caminar. Luego de un baño que a su vez me sirvió para despertarme baje a tomar el desayuno y a planear que haría ese día. Martin tomaría el free tour que yo tome el día anterior por lo que nos veríamos donde terminaba así que tenía tiempo antes para hacer otra cosa, pero mis pies no me dejaban moverme así que opte por un recorrido en bote por los canales de Ámsterdam me costó 9 euros y duro 1hora. El paseo era bien lindo, veía la ciudad desde otra perspectiva y no tenía que caminar.

Me reuní con Martin y con Jorgelina en el punto donde finaliza el free tour, y ellos habían decidido ir a “Heineken Experience” 15 euros la entrada, es en la fabrica original de Heineken donde te dan una explicación de la cerveza, te meten en un simulador y te dan muestras, si eres amante de la cerveza seguro te anime, pero no era mi caso, así que nos despedimos. Ya que yo  esa noche ya partía para mi siguiente destino. Eran las 3pm más o menos y aun me quedaban unas 3 horas para recorrer la ciudad, claro con un intenso dolor en cada pisada.

Ese domingo también se celebraba el día de la Madre aquí en Venezuela, así que antes que me desheredaran busque desde donde llamar para hablar con mi abuela y mis tías, compre unos suvenir y entre a un museo. Regrese al hostal, descanse un rato mis pies, las vejigas eran grandes y dolorosas, me comí un baguette con un delicioso queso holandés mientras pensaba que a ese queso solo le hacia falta una arepita con mantequilla calientita. (Los venezolanos me entenderán).

A las 7.30pm me dirigí a Amstel Station esta vez sí de la manera correcta, y a las 8.30pm salía mi bus con destino a Berlin!!!

Ámsterdam sin duda me dejo muy buenos recuerdos y me alegro de haber visitado una ciudad tan irreverente, tolerante, y diferente a cualquier otra y cumplí el objetivo comprobé de primera mano que todo lo que me contaron quedaba corto para la realidad alocada de la ciudad.


Publicado
Modificado
Leído 1751 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3
 
 


 

Capítulos de este diario