Suiza: Picos de montañas

Escribe: maru
En el corazón de Europa nace uno de los países más montañosos del mundo que decoran cada región con una pincelada única y perfecta. Con 48 picos que alcanzan casi los 4000 metros de altura, Suiza se beneficia por dominar el primer puesto europeo.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Suiza: Picos de montañas

Alpes berneses, Suiza — jueves, 22 de enero de 2004

Recorrer increíbles e interminables paisajes, esos que queman la mirada al observarlos incansablemente, caminar por senderos infinitos rodeados de la más pura naturaleza o simplemente contemplar un atardecer al pie de los más tranquilos lagos, todo el contexto se combina para dar forma a un gran escenario viviente.

A pesar de su pequeña extensión territorial en comparación con sus países vecinos, dado que comparte su frontera con Alemania, Francia, Italia y el Principado de Liechtenstein; Suiza es una de las naciones europeas más privilegiadas, no sólo por sus coloridos paisajes montañosos sino también por sus históricas y desarrolladas ciudades.

Los famosos y tan nombrados Alpes Suizos cubren más de la mitad de la región que, junto con la zona glaciar, responsable de sus numerosos lagos, se conjugan para conformar el centro industrial de este lugar, lo que se conoce con el nombre de Mitteland, entre el macizo montañoso del Jura, lugar donde se destaca una gran diversificación agrícola, y los Alpes. Por la naturaleza de su suelo ha contado para su desarrollo con la fuerza hidráulica de los torrentes y la habilidad tradicional del pueblo suizo; y el comercio muy próspero.

El país se constituye políticamente como una Confederación que contiene 26 Estados denominados cantones, que en conjunto conforman la República. Desde sus orígenes, su población proviene de diferentes legados razón por la cual el idioma es diferente en cada región.

Suiza o la también llamada Confederación Helvética es uno de esos lugares que todo viajero le gustaría conocer, cualquiera sean sus gustos, sus medios, sus edades o su tiempo disponible, ya que el país pone a disposición del turista una gran variedad de actividades y lugares para conocer.

Memorias

Cuenta la historia que toda la región de Suiza se hallaba en completa desolación, una gran planicie guardaba increíbles espacios naturales prácticamente solitarios, sólo algunos helvéticos dispersos y otros pobladores de paso que se iban asentando, disfrutaban de esta tierra.

Suiza comenzó a ser conocida con la llegada y posterior dominación por parte de las legiones romanas bajo el mando de Julio César, tiempo en el que con el nombre de Helvecia comenzó a ser reconocida. De esta manera, continuadas invasiones germánicas entre otros pueblos protagonizaron los primeros períodos de expansión.

Más tarde los francos se apoderaron de estas tierras sometiendo a sus habitantes a un nuevo tipo de civilización basada en el cristianismo. Tras la disolución del Imperio Carolingio, una parte importante de Suiza fue dominada por el ducado de Saubia, mientras que el resto fue incorporado al reino de Borgoña. Tiempo después, el emperador del Sacro Imperio Romano Conrado II adquirió esta porción y Suiza pasó a formar parte del Imperio mediado por grandes personalidades bajo el título de duques, condes, obispos y abades, y varias ciudades independientes por privilegio imperial, que más tarde serían repúblicas cantonales.

Así comienza un extenso período de luchas y enfrentamientos entre los distintos grupos que perseguían objetivos y beneficios opuestos, entre lo que se disputaba la independencia del país, finalmente ganada en el año 1499. Una de las más conocidas fue la resistencia triunfal que opuso el grupo denominado “Cantones Forestales” ante las ideas que perseguía el emperador del Sacro Imperio Romano Rodolfo I, quién intentó hacer valer las leyes feudales en Suiza y amenazó las libertades tradicionales de sus pobladores.

Desde entonces, Suiza comenzó a vivir nuevos períodos que a pesar de otros conflictos a los que tuvo que enfrentarse, ha podido salir adelante para llegar a convertirse a lo que hoy se conoce como uno de los países más ricos de Europa.

Alpes Suizos

Los famosos alpes suizos son una de las atracciones más conocidas del país, estos ocupan más del 70% del territorio y se distribuyen en los sectores central y meridional, mientras que el Jura lo hace en el noroeste.

Estas maravillas naturales son parte del mayor sistema montañoso de Europa y se reconocen por sus fantásticos picos con formas puntiagudas y sus grandes gargantas escarpadas. Entre los más visitados, se encuentran los llamados Alpes Peninos, el cual se destaca por poseer el pico más alto de Suiza, el monte Dufourspitze ubicado en el macizo del Monte Rosa y los Jura cuyo significado es el de “bosque”. Todos ellos contienen numerosas atracciones y actividades para realizar dado que presentan importantes centros de esquí que seducen a numerosos de turistas todos los años.

Entre estas increíbles montañas se alojan infinitos lagos, ríos y lagunas, la mayoría de ellos totalmente aptos para la navegación y en ciertos lugares, se encuentran interrumpidos por hermosas cataratas pintorescas. La presencia de coloridos valles es muy común, ideales para descansar y contemplar el paisaje, algunos de ellos ofrecen un atractivo extra que es el de estar conectados por gargantas transversales.

Entre los ríos más importantes se hallan los denominados Rin, el Ródano y el Danubio. Mientras que entre los lagos más destacados, se encuentran el de Constanza, Leman o Ginebra Neuchâtel, Lucerna o de los Cuatro Cantones Lugano y Mayor, por mencionar algunos.

Centros de esquí


Los Alpes suizos se caracterizan por sus impresionantes centros de esquí, los preferidos por la mayoría de los turistas. La práctica de los distintos deportes en la inmensidad de la nieve colman estos lugares cada vez que se inicia una nueva temporada.

Los centros cuentan con diversas pistas calificadas para las diferentes categorías, de esta manera se van alternando entre las preparadas para principiantes hasta las aptas para profesionales. Es muy común la contratación de instructores para aprender los primeros pasos en la nieve en pistas especializadas, todos ellos son excelentes y en poco tiempo puedes ya largarte solo.

Todos los años se van realizando renovadas reformas para brindar mejores construcciones y mejoras en la calidad de los servicios, y así crear un perfecto ambiente de diversión. En la base se ubican todas las comodidades tales como sitios para descansar, guarderías infantiles, lugares para deleitarse con una buena comida, entre otros. Por otra parte también se realiza la venta y alquiler de los equipos correspondientes para la práctica de los deportes.

El snowboard es uno de los deportes más fascinantes, al igual que el skí, puedes sentir la adrenalina y el vértigo que provoca lanzarse sobre las elevadas montañas cubiertas por la nieve blanca. Todos los deportes extremos pueden ser llevados a cabo en estos lugares, sólo hay que tener una cuota de entusiasmo y de espíritu libre.

Una ciudad…

La ciudad más extensa del país lleva el nombre de Zurich. Esta región es una de las más visitadas por los turistas cada año gracias a la inmensidad de sus atractivos tanto naturales como comerciales.

Zurich se ubica casi rozando con la frontera de Alemania y se sitúa justo en el extremo norte del lago predominante que lleva su mismo nombre en el llano central de Suiza. La vieja e interesante ciudad se fue desarrollando alrededor del río Limmat, uno de los tantos torrentes que contribuye al natural contexto de la ciudad.

La ciudad cubre una superficie terrenal de 95 kilómetros cuadrados aproximadamente, convirtiéndose así en la principal y más extensa ciudad del país. La porción más alta alcanza una altura de 817 metros sobre el nivel del mar. El lago que forma parte de ella conserva extraordinarias dimensiones dado que alcanza unos 27 Km de largo, hasta 4 km de ancho, con una profundidad de 142 metros, siendo un perfecto lugar para bañarse.

Es una región que goza de numerosos accidentes geográficos muy atractivos para pasar el tiempo libre y vivir a pura diversión, protuberantes lomas, bosques colmados de tranquilidad, limpios lagos y ríos, y variados animados pueblos distribuidos por toda la región, se combinan para convertirse en el principal punto de partida ideales para la realización de multitudinarias e impresionantes excursiones.

La ciudad, de un estilo casi antiguo, se la considera como el principal centro financiero y comercial de Suiza, y allí concentran sus sedes numerosas empresas aseguradoras y reconocidos bancos internacionales.

Es poseedora de una gran catedral románica y un inmenso palacio municipal heredado del siglo XII. Las maravillosas exposiciones del más variado arte en los diversos museos y alrededor de 100 galerías ofrecen brillantes y entretenidos acontecimientos.

Otro tipo de distracción son los conocidos estrenos teatrales con espectaculares presentaciones, los musicales, funciones de ópera y ballet. Para realizar compras, es aconsejable recorrer las calles de Bahnhofstrasse y Limmatquai, además de sus alrededores dado que ofrecen diversos negocios con productos especiales y propios del lugar.

Tampoco dejes de recorrer los restaurantes y bares dado que preparan deliciosos platos típicos elaborados con ingredientes especiales para deleitarse con comidas exóticas, que destacan a la gastronomía europea.

En la parte superior del lago Zurich, conocido como la rivera, se halla un maravilloso castillo y el casco antiguo medieval, ambos imperdibles. También se encuentra un pequeño e histórico puente de madera y el zoológico infantil Knies, especial para la distracción de los niños y adultos.

Muy cerca de Zurich se halla un hermoso y reducido lugar llamado Baden, realizar una escapada hasta allí puede ser una actividad muy divertida, sobre todo para los adultos, dado que en él se encuentra el Grand Casino, además de una oferta de innumerables programas de valiosísimo arte y cultura. Sin dudas no es un lugar para perderse.

Información Zurich

    * Cómo llegar

Para llegar a Zurich, tienes la opción de hacerlo por aire a través del aeropuerto ubicado a sólo 12 kilómetros, al norte de la ciudad. Allí se encuentran disponibles todo tipo de transporte público que llegan hasta las ciudades y centros turísticos más importantes. La atención al viajero y las instalaciones son muy buenas ya que cada terminal cuenta con un mostrador que proporciona información muy útil sobre los horarios de vuelos, trenes, mapas de carretera, guías, entre otros. También se hallan bancos en los cuales se pueden cambiar divisas, además de bares, restaurantes y locales de compras.

La accesibilidad para disminuidos físicos y personas en sillas de ruedas es bastante buena e incluye servicios y lavabos, cabinas telefónicas, rampas y ascensores. Se puede solicitar la ayuda de un mozo de aeropuerto para ayudar a las personas discapacitadas a desplazarse desde la terminal a la estación de tren.

    * Clima

Por su ubicación en la Europa Central, Suiza es influenciada por cuatro zonas climáticas principales: la oceánica, la de Europa septentrional, la mediterránea y la continental. Las temperaturas van variando teniendo en cuenta la zona del país, igualmente los cambios no son demasiados significativos. En los valles más bajos, el clima se caracteriza por ser templado con precipitaciones en forma de nieve, principalmente en invierno, mientras que las regiones más altas reciben mayor cantidad. Todas las épocas del año son aptas para visitar este país.

    * Moneda

La unidad monetaria de Suiza es el franco suizo, dividido en 100 céntimos (1,69 francos equivalían a 1 dólar estadounidense en 2000). El banco emisor es el Banco Nacional Suizo de carácter semiprivado, en el que toman parte los cantones, otros bancos e individuos privados. Suiza es un importante centro financiero internacional; sus bancos atraen depósitos privados y de grupos financieros de todo el mundo, debido a la estabilidad política y financiera y a que se garantiza el tradicional secreto en las transacciones bancarias.

Zurich es el principal centro bancario. Los bancos comerciales más importantes son el Banco de la Unión de Suiza, la Corporación Bancaria Suiza, el Banco de Crédito Suizo y el Banco Leu. Hay seis bolsas de valores; la Bolsa de Zurich es una de las mayores de Europa y la ciudad es también el principal centro comercial del oro.

    * Idioma

Los idiomas oficiales en Suiza son el alemán, el francés y el italiano; un cuarto idioma es el romansch, una especie de lengua románica. La lengua se caracteriza por ser muy variada y muy acentuada según la zona del país, de todos modos, muchos habitantes y gente que se encarga de la atención del turista, maneja el idioma inglés.

    * Compras

Tanto en la ciudad de Zurich como en otras ciudades del país, puedes comprar hermosos recuerdos a un precio justo. Las especialidades suizas se caracterizan por ser muy diversas, entre las cuales se hallan una gran variedad de quesos, chocolates, pañuelos impresos o bordados, relojería entre otros. Los vestidos y artículos de deportes son de muy buena calidad, como así también los calzados para la marcha.


Publicado
Modificado
Leído 37219 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


Capítulos de este diario