Oman y Dubai

Escribe: sandro1970
Al contrario de lo que se cree Omán es un país seguro y moderno, de gente amable y abierta. A pesar de ello es todavía un país conservador donde la gente viste de forma tradicional y donde el islam rige muchos aspectos de su vida diaria. Es un país donde los monumentos y las grandes construcciones escasean, pero el petróleo y un nuevo sultán estan transformándolo en un gran destino turístico.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 Capítulo 5 7 8 9

Wadi Bani Khalid, 10 de enero

Al Kamil, Omán — lunes, 17 de mayo de 2010

Pasamos por Al Minitirib, sin visitar Bidiyah Castle, y seguimos dirección Wadi Bani Khalid. Hay 24 km hasta el desvío (perfectamente señalizado), 26 km de espectaculares vistas de montañas, aldeas y palmerales hasta el inicio del wadi, y 7 km mas hasta el final del cauce, donde aparcamos el coche. Un camino empedrado que transcurre junto al falaj, nos acerca a la primera piscina natural, de verdes y mansas aguas cristalinas donde se permite el baño. Hay además una pequeña cueva (Moqal cave), un trekking de 14 km por la montaña, y un bar restaurante, todo ello en medio de un entorno de paz y tranquilidad absoluta, que han convertido este wadi en una popular atracción de fin de semana.

Es un lugar paradisíaco, mas aún si lo ubicas en medio del desértico Omán. Ideal para un día de picnic. Unos estudiantes nos acompañan hasta la cueva (fácil de encontrar por libre), y uno de ellos me guía en su interior. Rosa no quiere entrar. Apenas tiene un metro de altura y hay que entrar acuclillado durante un par de minutos. Al final encontramos el reguero de agua que mas tarde se convierte en wadi y que alimenta el falaj. 6 rials de propina. Comemos allí, junto a una pequeña cascada, y nos estamos hasta casi las dos del mediodía. Al inicio del wadi, previo a los 26 km de curvas que nos separan del cruce, hay un pequeño pueblo (Badaa creo que se llama) donde paramos a tomar un té.
 
Paramos en Al Kamil (50 km) a poner gasolina (5 rials, 121 baizas = 1 lt), un curioso pueblo profusamente rodeado de arboles y palmeras. Aunque poco a poco hemos ido descubriendo y valorando los wadis y sus palmerales, lo que no habíamos visto aun eran arboles, mas allá de algunas acacias en la carretera. Conducimos 22 km mas hasta las ciudades gemelas de Jalan Bani Bu Hassan y Jalan Bani Bu Ali. Las guías describen fuertes y esplendidas casas fortificadas en la primera, y un fuerte del siglo XI y una mezquita de 200 años en la segunda. Apremiados por la hora, a punto de anochecer, vimos un barrio de casas fortificadas tras atravesar un enorme palmeral, y un par de llamativas mezquitas de doble minarete.
 
Habiendo anochecido ya, ponemos rumbo a Sur (60 km desde Al Kamil). Desde que hemos dejado el wadi, aunque su presencia en la calle siempre es muy escasa, hemos notado que las mujeres van mas tapadas, en muchos casos una fina gasa de color negro les cubre por completo la cara; y ha crecido de manera exponencial la población de raza negra.



Publicado
Modificado
Leído 1127 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 Capítulo 5 7 8 9
 
 


Capítulos de este diario