Nigeria: belleza en África (parte I)

Escribe: Elduende
Nigeria es verdaderamente un paraíso turístico en potencia. Es por lo tanto tierra fértil para los turistas del país y del exterior que deseen visitar sus atracciones, para poder apreciar hasta qué punto la naturaleza lo ha bendecido.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Nigeria: belleza en África (parte I)

Abuja, Nigeria — miércoles, 15 de diciembre de 2004

Cultura

Dentro de las fronteras de la moderna Nigeria perviven algunas de las más antiguas tradiciones educativas y artísticas de África occidental a las que se han sumado las influencias del mandato colonial británico y del sistema educativo misionero europeo.

Los bronces de Benín mostraron por primera vez la existencia de unas ricas y antiguas tradiciones artísticas y artesanales. La Nigeria postcolonial ha desarrollado también una tradición artística muy variada que cuenta con pintores, escultores y trabajadores del metal así como una fuerte industria de cine y televisión.

La moderna literatura nigeriana es particularmente rica. Durante la década de 1970, un gobierno federal cada vez con más autoconfianza buscó la rápida modernización de Nigeria, mediante una educación de tipo occidental, cuya financiación ha sido posible gracias a los ingresos procedentes del petróleo.

Nigeria tiene una larga y extensa tradición en las artes y en la literatura. Los artistas nok del norte de Nigeria esculpían en terracota ya en el año 500 a.C. Las terracotas de Ife y los trabajos en bronce de Benín, que comenzaron a hacerse hacia el año 1200, son conocidos en todo el mundo.

En la actualidad, el arte popular tradicional muestra la influencia de estilos artísticos occidentales. La literatura oral tradicional ha tenido un importante impacto en novelistas nigerianos del siglo XX conocidos mundialmente, como Amos Tutuola, el ganador del Premio Nobel Wole Soyinka, Chinua Achebe y más recientemente Ben Okri.

Los rituales propios de las religiones tradicionales también han arraigado en la cultura de los pueblos. Algunos de ellos han llegado a ser tan populares que han terminado convirtiéndose en festivales de gran atracción turística. El Festival de Ousun– Osogbo es un claro ejemplo.
La tribu de los Yorubas en Nigeria adora los 401 dioses, llamados Orishas, que se unen con la espiritualidad y la naturaleza. Algunos de los Orishas más importantes son: Elegua, Oggun, Oshosi, Obatala, Yemaya, Oshun, Shango, Oya, Orunmila y Olofin; debido a la esclavitud en tiempos remotos en Cuba de los negros africanos. Estos llevaron la religión a Brasil donde se la conoce como Candomble, a Haití donde es denominada Voodoo-Voodoun y a Jamaica donde recibe el nombre de Obeah.

La religión Yoruba tiene sus raíces en los países como Brasil, Haití, Jamaica y especialmente en Cuba, en donde se mezcla profundamente con la cultura de sus habitantes. Los Orishas ya pertenecen a la cultura de Cuba desde hace 500 años (1615), son de doble sexo y tienen características humanas; pelean, son celosos, tristes o habladores.
La cultura Yoruba se mantiene viva en los bailes y las canciones. Ritmos y posesiones por trance son los medios a través de los cuales se interactúa con los orishas, de ese modo los Yoruba consiguen que los dioses influyan en su vida diaria para que ser guiados hacia una existencia más profunda y completa durante su paso por este mundo.

Festivales

Una de las grandes celebraciones de Nigeria es el festival de Sallah que se celebra nada más terminar el Ramadán. También el Tabaski se celebra 69 días después. Las fechas varían dependiendo del periodo de ayuno islámico pero suele ser a finales de enero o principios de febrero.
Otro festival, aunque de menor importancia que los dos anteriores, es el Festival de Pesca y Cultura Argungu que se celebra a orillas del río Sokoto a mediados o finales de Febrero. Esta fiesta se caracteriza por las competiciones que se realizan de pesca, natación, caza de patos, etc.

El Sudoeste

Lagos esta considerada como la ciudad más cara del mundo. Su centro comercial y administrativo está en la Isla de Lagos en el corazón de la ciudad, unido al continente a través de dos puentes. También se conectan con las islas Ikoyi y Victoria, ambas con áreas residenciales y bellos jardines. El Museo Nacional a Onikan en Isla de Lagos aloja numerosas exposiciones del antiguo Nigeria y tiene un centro de artesanía que vende con precios fijos. En el Mercado de Jankara en Isla de Lagos uno puede negociar para el algodón localmente teñido y artículos de cuero.
Ibadan es famosa por su universidad y su mercado (uno de los más grandes de Nigeria). Es una base conveniente para los viajes a los pueblos más tradicionales del occidente nigeriano.

El pueblo tradicional de Oyo tiene algunas casas de estilo colonial portugués y fue la capital del antiguo Imperio Yoruba.
Oshogbo es el centro de la escuela internacionalmente-renombrada de arte de Oshogbo, casa de las urnas y bosquecillo de Oshun, la diosa de Yoruba de fertilidad. El famoso shrineis de Oshun puede ser visitado aquí. El Oshun el se celebra hacia el fin de agosto cada año.

Ile-Ife, el nombre antiguo del pueblo de Ife, es la cuna de cultura Yoruba, y incluye el Museo de Ife que tiene muchos bronces y terracotas esculpidas fechadas antes del siglo XIII. Es un importante de batik.
Akure es una base buena para explorar las siete Cascadas de Olumirin.

La Boca del Níger

El río Níger entra en Nigeria procedente del noroeste, cruza la parte occidental del país y desemboca en el océano Atlántico, al sur el país. Cerca de la costa, el río forma un delta con manglares, lagunas y marismas en una franja que se extiende a lo largo de unos 100 kilómetros hacia el interior. El delta del Níger es el mayor de África, cubriendo unos 36.000 kilómetros cuadrados de superficie.
Muchos de los pueblos como Sapoba, Abaraka y Sapele son de interés por sus artes manuales y tradiciones de magia, pero sólo son accesibles a pie o canoa.

Calabar es un pueblo agradable con un bello paisaje situado en lo alto de colina sobre el Río de Calabar. Ikot Ekepne es el centro para tallas en madera y cestería, y en Oronthere es famoso el museo por las exposiciones de Ibibio y tallas de Efik. Ikom, en la carretera a Camerún, se encuentran los curiosos juegos de bolas de piedra tallada.
Puerto Harcourt ha sido mucho tiempo un puerto mercantil importante y ha sido hoy el centro de la industria petrolífera de Nigeria.

El Norte

Kaduna es un antiguo puesto gubernativo británico con bellos edificios coloniales y modernos. La ciudad amurallada antigua de Zaria al norte retiene mucho de su carácter viejo y tiene una hermosa mezquita y el Palacio de Emir. Fuera de Katsina, en la frontera con Níger, antiguos enterramientos Hausas y la ciudad de las espectaculares fiestas de Sallah (vea debajo en el apartado de Diversiones).

Kano era la más grande de las antiguas ciudades Hausa y es hoy la tercera ciudad más grande de Nigeria. El pueblo viejo amurallado todavía permanece y da una atmósfera medieval a la ciudad, aunque la ciudad fue fundada por lo menos hace 1000 años teniendo entonces una importancia estratégica en las rutas de comercio trans-sahariano. El Mercado de Kurmi tiene muchos recuerdos turísticos, incluido el caballo de Fulani ricamente bordado y las decoraciones usadas en las fiestas. Es interesante la Gran Mezquita y el Palacio del Emir, un ejemplo excelente de la arquitectura Hausa. La ciudad tiene mucho estilo colonia anon clubes deportivos, buenos restaurantes y vida nocturna.

Jos es un centro turístico a causa de su situación (1200m sobre el nivel del mar) y el clima agradable. El Museo de Jos tiene una colección grande de alfarería, y el Museo cercano de Architectureholds Nigeriano Tradicional una colección de réplicas de tamaño natural que representan estilos diferentes de arquitectura Nigeriana, incluso KatsinaPalace,ZariaMosque y el KanoWall. Hay también un parque zoológico pequeño y acceso fácil a las Cataratas de Assob.
En Maiduguri, la fiesta de Sallah que dura tres meses después de la fiesta de Eid al-Fitr. Durante este tiempo los jinetes de Borno demuestran sus habilidades ecuestres. El pueblo también tiene un palacio, parque, parque zoológico y museo.

El área alrededor del Lago Chad es de interés especial para los ornitólogos y amantes de la naturaleza. En contraste, alguno de los paisajes de montaña más llamativos y fascinantes pueden disfrutarse alrededor de Biu y hacia la frontera de Camerún.
Abuja, la nueva capital federal está todavía poco desarrollada para el turismo. Tiene bellas vistas de la sabana.

Benin City


Benin City es una de las antiguas capitales del reino Yoruba, que antes de la llegada del colonialismo británico había dado lugar a una forma propia de arte: los bronces de Benin. Una espléndida colección de estas piezas de bronce puede ser contemplada en el Museo Nacional. Otro lugar recomendable es el Palacio de Oba, para cuya visita se requiere un permiso especial. En Okada House es posible observar algunas inusuales esculturas. La ciudad es un núcleo importante de producción y exportación de caucho.

Ifé

Ciudad situada al suroeste del país. En la ciudad se encuentran la Universidad Obafemi Awolowo (1961), un museo de arte yoruba y el Museo del Instituto de Estudios Africanos.
En Ifé, que fue una antigua ciudad sagrada yoruba, se ubica el palacio de Oni, uno de los principales templos de la tradicional religión yoruba. La ciudad fue destruida en 1849 y se reconstruyó en 1882.

Lago Chad

Situado en África central, en la frontera entre Chad, Camerún, Nigeria y Níger. Está a unos 250 metros por encima del nivel del mar.
Las numerosas islas que hay a lo largo de la costa oriental del lago están habitadas, y también abundan cocodrilos e hipopótamos. El lago actual conforma los restos de un mar interior mucho más grande que cubría unos 300.000 kilómetros cuadrados durante el pleistoceno, la última era glacial.


Publicado
Modificado
Leído 12826 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario

  • 1

    Nigeria: belleza en África (parte I)

    Abuja, Nigeria | 15 de diciembre de 2004