¿Cuáles son los mejores asientos de un avión?

¿Cuáles son los mejores asientos de un avión?

Si alguna vez has viajado en avión puedes haber tenido la mala experiencia de sufrir por varias horas un asiento malo. ¿Cómo sabes que asiento es malo? Hay varias cosas que distinguen un asiento muy bueno de uno terrible: la cercanía a los sanitarios, a las salidas de emergencia, si está del lado de la ventana, del pasillo o en el medio, los ruidos... Aquí te brindamos una guía para que disfrutes de un viaje en el mejor asiento de todo el avión.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Lo primero que debes saber es que –sin importar en qué clase viajes– puedes escoger el asiento que quieras del avión pero siempre que reserves con anticipación. Para saber cómo escoger puedes solicitar a las aerolíneas algunos datos importantes sobre los asientos, sobre todo en tema de espacios.

Espacio y comodidad

Los aviones no son todos iguales, incluso dentro de una misma aerolínea. Aquí es donde el espacio cobra importancia. Para saber si un asiento es cómodo o no debes tener en cuenta tres datos.

  1. Espacio entre asientos
    El espacio entre asiento –conocido en inglés como "pitch"– se mide como el espacio entre el final de una línea de asientos y el principio de otra. Este espacio va desde los 70 centímetros en vuelos domésticos hasta casi dos metros para asientos-cama totalmente reclinables. Aunque es una medida para tener en cuenta, muchas veces ni incluye el grosor de los asientos. Por eso, con asientos más finos tendrás más lugar que con asientos más acolchonados... Es un dato valioso pero muy difícil de saber antes de subir al avión.
  2. Reclinamiento
    Conoce de antemano cuánto se reclina tu asiento. Es uno de los factores más importantes para un viaje confortable. Teniendo en cuenta el pitch y el reclinamiento de tu asiento puedes calcular cuán pegado estarás al asiento de adelante si su pasajero decide echar su asiento hacia atrás. Cuidado: en algunas aerolínea los últimos asientos no se reclinan.
  3. Ancho del asiento
    El ancho de un asiento varía entre 43 y 48 centímetros. Créeme, los 5 centímetros extra de tu asiento sumados a los del asiento de al lado hacen una gran diferencia. Si alguna vez te has sentido aprisionado y demasiado pegado al otro pasajero, asegúrate viajar en un avión con esos 5 centímetros de más.


Seguridad

La publicación estadounidense Popular Mechanics hizo un estudio para saber dónde están los asientos más seguros en un avión comercial, teniendo en cuenta los accidentes de este tipo de vuelos desde el año 1971. Contrariamente a lo que muchos creían, los asientos más seguros son los traseros. Parece que cuanto más atrás esté tu asiento, aumentan tus chances de sobrevivir a un accidente aéreo. Los pasajeros cercanos a la cola tienen un 40 por ciento más de probabilidades de sobrevivir que aquellos sentados en la primera fila.

Estar cerca de las salidas de emergencia puede incrementar tus posibilidades y darte tranquilidad para tener un viaje placentero y despreocupado.

Gente, ruidos = chau sueño

Hay personas que prefieren los asientos del pasillo por mayor movilidad. Otros, los asientos de la ventana para aprovechar el paisaje. Cuando las filas son de más de tres asientos, los del medio son los menos requeridos. La cercanía a los sanitarios también puede ser una ventaja para algunos, pero conlleva la molestia de ser un lugar muy transitado. Por eso, los asientos del pasillo cercanos a los WC son de los menos tranquilos.

Y quizás lo más importante: aléjate como sea de las turbinas. Puede ser muy molesto en un viaje largo. El ruido es fuerte y constante y probablemente no te dejará dormir.

Ahora sí, relájate y disfruta tu vuelo.


Buscar artículos sobre...