Cuidando tu cámara durante el viaje

Cuidando tu cámara durante el viaje

La cámara de fotos es la herramienta indispensable de un viajero aventurero que quiera documentar sus andanzas. A veces por desconocimiento podemos dañar la cámara durante un viaje y además perder el invaluable recuerdo del lugar donde estuvimos y los momentos que pasamos. Para evitar esto te propongo conocer la manera de cuidar tu cámara fotográfica de modo que le saques el máximo provecho a tu viaje.

Escribe: Viajeros.com
publicado

 
 

¿Qué tipo de cámara estás usando? Hay cámaras de todo tipo, las cuales te ayudarán a tomar esas fotografías increíbles que al regresar de tu viaje te harán sentir como si todavía estuvieras de vacaciones.

Pero, como te iba diciendo, cada diferente tipo de cámara te servirá para distintas ocasiones, me refiero al tipo de actividad que estés realizando, por ejemplo si estás haciendo buceo o snorkeling no llevarás una cámara digital o réflex que se destruya en el preciso instante que una gota de agua la toque.

Por esto voy a dividir mis "tips para cuidar la cámara de fotos" según el tipo de máquina:

Cómo cuidar tu cámara digital

La cámara digital tiene dos partes vulnerables principalmente: el objetivo (óptico) y los componentes eléctricos.

1. Cuidar el objetivo

El objetivo, donde está la lente, hay que cuidarlo para que no se manche, moje o raye, dado que las fotografías que tomemos serán el vivo reflejo de lo que se ve a través de esa lente y, si está sucia o dañada, estos defectos saldrán en la imagen.

2. Evitar andar con la cámara "al aire"

Por eso, si estamos cerca de una cascada o donde salpique agua debemos tomar la precaución de no andar con la cámara "al aire" durante una hora. Quiero dejar esto bien en claro, no digo que no disfrutemos al máximo nuestro viaje sino todo lo contrario, sólo que cuidemos nuestros equipos para ahorrarnos disgustos.

3. Cuidar tu cámara en la playa

De la misma forma, aunque no nos demos cuenta, en la playa el mar hace estragos. ¿Te has fijado en los automóviles que están cerca de la costa? Están corroídos por el salitre. Lo mismo las maderas de las casillas de los guardavidas que no hayan cambiado.

Exponer durante un tiempo prolongado tu cámara a la playa, aún fuera del agua, puede afectarla. Te propongo que cuando regreses al hotel la limpies con un paño con alcohol.

Al igual que el mar está el problema de la arena, que vuela con el viento y puede rayar el visor.

4. Cuidar las baterías de tu cámara digital

Por último está el problema de las baterías. Trata de no dejarlas en tu cámara cuando no la vayas a usar y nunca la dejes al sol. Esto puede provocar que revienten las baterías y larguen el ácido que arruinará definitivamente los circuitos internos del aparato.


Cómo cuidar tu cámara sumergible o estanco

Las cámaras sumergibles o los estancos (caja de plástico sellada herméticamente) para tomar fotos debajo del agua son más vulnerables a la falta de cuidados. Esto significa que si no tomas los recaudos, es más fácil que se dañe. Te contamos cómo cuidar tu estanco o cámara sumergible:

1. Guardarla en un envoltorio seguro

Las cámaras digitales sumergibles o las que vienen para utilizar con estancos (estuches herméticos de plástico) necesitan estar muy bien guardadas. Para proteger tu cámara te recomendamos:

  • Lejos de la luz: Intenta guardarla en un lugar oscuro, ya que la exposición directa al sol puede dañar el estanco o la cámara.
  • En un lugar fresco: El calor puede dañar tu cámara, y si tienes la cámara dentro del estanco, se puede generar condensación y verás pequeñas gotas de agua adentro del estuche que puede arruinar tu cámara.
  • A prueba de golpes: Lo mejor es envolver la cámara o el estanco en una toalla, para evitar que se golpee y sufra daños. Recuerda que la mínima grieta puede hacer que entre el agua, dejando tu cámara inservible.
  • IMPORTANTE: Si despachas tu estanco en la bodega del avión, por nada del mundo lo dejes cerrado, ya que la diferencia de presiones entre el interior del estanco y el exterior puede estropearlo.

2. Protegerla abajo del agua

  • Siempre lleva la cámara amarrada a tu mano.
  • Intenta no golpearla con nada, para evitar grietas y posibles filtraciones.
  • Todas las cámaras tienen una profundad máxima a la que puedes sumergirla, no superes esa profundidad.
  • Si tienes un estanco y es la primera vez que lo usas, en lugar de introducir la cámara, pon un papel tissue en su interior y sumérgela. Si tu estanco está defectuoso, el papel se mojará, y salvarás tu cámara. 

3. Quítale la sal

La sal es nociva para una cámara o un estanco. Si has utilizado tu cámara en agua salada, es muy importante que apenas regreses de tu paseo, dejes la cámara o el estanco sumergido en agua dulce durante una hora aproximadamente. También puedes dejarlo debajo de un chorro de agua directo para quitar toda la sal.

No utilices detergentes o jabones, con el agua dulce es suficiente.

4. Seca bien tu cámara y envuélvela en una toalla

Cuando hayas finalizado, seca bien tu cámara. Puedes hacerlo dejándola en un lugar fresco y seco, apoyada sobre una toalla. Si el clima te acompaña, en algunas horas estará seca. Luego, envuélvela en una toalla seca y guárdala a su vez adentro de un sobre plástico cerrado.

Cómo cuidar una cámara con rollo

Debo decir que los cuidados propios de un dispositivo digital se aplican también a este tipo de cámara. Pero más allá de eso, aquí tenemos el tema del rollo de película.

Lo recomendable siempre es llevar el rollo a revelar al poco tiempo que lo hayamos gastado, porque de esta manera los colores saldrán más nítidos y vivos.

Tanto para la cámara digital como para la tradicional sería bueno que contemos con un protector adecuado que la proteja de golpes y salpicaduras. Puede ser una bolsita acolchada o algo similar.


Buscar artículos sobre...