La cocina navideña en el mundo

La Navidad es un momento del año casi mágico, una fiesta especial para reunirnos con nuestros seres queridos, intercambiar obsequios alrededor del árbol y celebrar el nacimiento del niño Jesús. ¿Pero, qué sería de la Navidad sin el gran banquete de Nochebuena?

La cocina navideña es un tema a parte y tiene variantes de acuerdo a cada cultura y el país donde lo celebres. Conoce los ingredientes y descubre los sabores y curiosidades de la cocina navideña en el mundo.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

En Latinoamérica, las vísperas de la Navidad –a diferencia de los paisajes nevados– caen justo en pleno verano. La Nochebuena suele ser calurosa y todos pueden disfrutar de una cena al aire libre, en un jardín o terraza. Sin embargo, aunque el clima parece más propicio para comer unas ensaladas livianas, el banquete navideño suele ser bastante pesado y muchos platos son calientes. El pavo de Navidad es casi irremplazable, pero no es el único ingrediente del menú que comparten casi todos los países latinoamericanos.

Venezuela

La mesa navideña de Venezuela es muy particular, con platos tan tradicionales como el pernil de cerdo al horno. Sin embargo, la Navidad venezolana no es la misma sin la "hallaca", una ensalada de gallina y pan de jamón.

Las hallacas se preparan con harina de maíz de color amarillo y se cocinan hervidas con un rellena de pollo, carne vacuna y cerdo, con pasas de uva, aceitunas y otros ingredientes envueltos en hojas de plátano. El resultado es un sabor original e inolvidable. Para beber, lo más tradicional es el ponche de crema, que abre paso a la mesa de los dulces, encabezada por la famosa Torta Negra, con frutas confitadas, y el dulce de Lechoza, con papaya verde, calvos de olor, azúcar y papelón.

Argentina

El protagonista de la cena es un pavo, un lechón o en su defecto pollo; puede estar relleno o no. Este plato va acompañado de algunas ensaladas típicas argentinas, más frescas para esta época del año.

También es común servir vitel thoné, un plato frío de origen francés que consiste en lonjas de carne tierna sobre una salsa de atún con crema. También frío, la cena se acompaña siempre por un pionono, un arrollado de ají, queso, salsa golf, palmitos y otros ingredientes.

Después de la cena se brinda con champaña o sidra y se sirven los turrones, confites y frutas secas, como parte de la tradición que fue traída por inmigrantes españoles. No hay nada más típico para estas fechas que el panetón (o pan dulce, como lo llaman los argentinos). Es un pan de origen italiano al que se le agregan pasas de uva, frutas abrillantadas y frutos secos. Nunca faltará un pan dulce en la mesa navideña de un argentino.

Perú

Aunque tradicionalmente era el lechón el centro de la mesa en la Navidad peruana, últimamente el pavo lo ha ido desplazando, sobre todo en las grandes ciudades donde se sufre una gran influencia de los medios de comunicación extranjeros.

En el interior del país se sigue cocinando el lechón e incluso en algunos pueblos se prepara el cuy, un roedor asado con patatas y cebolla. Además del panetón, algo muy particular de la cena peruana es el chocolate caliente que se bebe luego del lechón, aunque para el brindis queda reservada una buena champaña.

Colombia

Si visitas Colombia para las fiestas podrás comprobar una variante del típico lechón: el lechón relleno de arroz.

Sin embargo, como sucede en el Perú, en las ciudades colombianas se están imitando las costumbres norteamericanas del gran pavo navideño.
Luego del brindis llega el momento de los dulces. Los más populares son los buñuelos y las natillas, que se hacen con leche y azúcar. También se sirven galletas y el manjar blanco con dulce en caldo, un dulce desamargado con azúcar, clavo de olor, cáscara de limón, brevas y mamey.

Puerto Rico

En Puerto Rico, la Navidad no se festeja un solo día. Varios días antes de los festejos de la Nochebuena, los boricuas ya empiezan a disfrutar de su arroz con gandules y plátanos fritos. En otros platos se sirven guineos cocidos, lechón asado y puerco a la varita, con morcillas y chicharrones.

Dentro de los postres, los más sabrosos son el arroz con leche y el tembleque, pero también se sirven frutas secas y el coquito, una bebida de leche de coco y licor típica de estas fechas.

México

¡Qué imponente es la mesa navideña en México! Todo es una sinfonía de colores y sabor. Las recetas más populares incluyen el pavo relleno con almendras, el filete de carne vacuna y el pescado seco como plato principal. También se sirven acompañamientos como plátanos, pasas, aceitunas, tamales, romeritos, buñuelos hechos con casa y pozole.

Dentro de las delicias de la cocina mexicana de estas fechas, hay algunos manjares que fueron heredados de la cocina indígena y que son parte de las tradiciones y la cultura del país. Entre estos platos típicos se destacan los manchamanteles, los moles con romeritos, los tamales y el guajolote. Luego, para beber, está el infaltable "Ponche con Piquete", una bebida caliente hecha con frutas de estación, trozos de canela y un poco de aguardiente.


Cambiando de hemisferio, las fiestas en Europa se viven y se sienten diferente. Es una Navidad fría, de puertas hacia adentro, donde el sentido de estar en familia toma otro significado y la celebración se vive como una excusa para la reunión. Allí, donde la nieve cae sobre los tejados, las recetas de Navidad tienen ya varios siglos de antigüedad. Cada país posee sus propias joyas culinarias y muchas de ellas han tenido tanto éxito que terminaron por convertirse en platos universales de estas fiestas.


España

Al igual que en muchas partes del mundo, en España no hay Navidad sin panetón. Pero la mesa española de las fiestas tiene mucho más que eso. En primer lugar, una curiosidad es que en muchas regiones del país se incluyen pescados y langostinos como plato principal. Otras carnes navideñas son el pavo y la pularda (gallina muy joven), que se acompañan con ensaladas y todo tipo de ingredientes.

Quizás lo más exquisito de la Península sea la mesa de dulces. Aquí el deleite es supremo pues –como dicen muchos viajeros– no hay turrones como los españoles. Los mazapanes, las peladillas, los polvorones, las frutas secas y el panetón forma parte del menú. Otra particularidad es la tradición de las doce uvas que se comen junto con las 12 campanadas del 24 a la noche, en sintonía con una copa de cava.


Francia

En Francia la Nochebuena comienza con un foie-gras de pato o de oca. La mesa se prepara con otros ingredientes de picada y, generalmente, con el boudin blanc, una morcilla de color blanco.

Después del banquete, lo más esperado es la mesa dulce antes del brindis, que incluye chocolate en rama relleno de crema o trufa y el tradicional Galette des Rois: un pastel de hojaldre que se rellena con pasta de almendras y que dura durante todo el mes de enero, parecido a la Rosca de Reyes.

Italia

El "panettone" italiano relleno de pasas y frutas confitadas es uno de los símbolos navideños del país.

Dependiendo de la región, se pueden degustar panetones con distintos ingredientes: frutos secos, piscas de chocolate o semillas, entre otras cosas.

Para los italianos, en la Nochebuena se celebra con el "cenone": la gran cena. Allí se sirven una serie de platos de entrada, llamados antipasto y otros platos más importantes que consisten en pastas con pescados, mariscos y verdudas, todo acompañado muchas veces por un lechón o pavo. No faltan el turrón y los dulces para el brindis.

Portugal

Al ser un país costero, en la cena navideña portuguesa nunca falta el pescado. Es de hecho el plato principal, siempre elaborado con salsas, patatas, huevos o vegetales. El bacalao del norte de Portugal es muy popular en estas fechas, junto con el pulpo que se sirve también como plato principal.

En otros países europeos, sobre todo en regiones más frías, suelen incluirse alimentos con gran contenido calórico: frituras de patatas, carnes con crema, pescados gratinados, quesos fundidos... y todo tipo de dulces para acompañar la bebida propia del brindis navideño, que varía según el país.


Filipinas

Tras la ocupación española a finales del siglo XIX, Filipinas se convirtió en ll único país asiático donde se celebra realmente la Navidad. En estas fechas los filipinos comen todo tipo de platos espaciales y muy originales. Uno de estos alimentos típicamente navideños son las tortas a base de arroz. Las hacen de todos los tamaños, cocidas al horno o al vapor en hornos de arcilla a carbón y leña.

Otra receta tradicional es la Bibingka. Se prepara en un recipiente de arcilla, con arroz, manteca, plátano, huevos, coco rallado y queso de carabao –búfalo de Filipinas–. Entre los platos españoles más consumidos en Filipinas para estas vísperas, están las ensaimadas mallorquinas. Este alimento de Mallorca consiste en una masa azucarada, fermentada y horneada. Entre los ingredientes se utiliza harina, agua, azúcar, huevos, masa madre y manteca de cerdo. Hay quienes la cortan por la mitad para rellenarlas con dulce.

No importa dónde celebres estas fiestas, lo importante es encontrar El significado de la Navidad, celebrar con nuestros seres queridos alrededor de esta mesa y brindar con deseos de tiempos mejores. Aunque claro, nunca viene mal acompañar este momento de felicidad con un gran banquete repleto de platos deliciosos, dulces y una buena bebida para brindar.

Anímate y cuéntanos cuál es el menú típico de tu mesa navideña...


Buscar artículos sobre...