Islas privadas: el sueño del edén propio

Islas privadas: el sueño del edén propio

Si adoras las playas y el relax, es posible que sientan que todas las costas están abarrotadas de gente... Así, el sueño del perfecto descanso se va por la borda. Por eso, si siempre soñaste con irte a una isla desierta y que nadie te llame ni sepa dónde encontrarte, pues ahora tu sueño se puede hacer realidad: miles de pequeñas islas en todo el mundo se encuentran a la venta y también con opción para rentarlas por unos días sólo para ti. Conoce esta nueva y fabulosa opción para un viaje de verdadero placer.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Lo que comenzó como una moda exótica de millonarios y famosos, ahora está al alcance de muchos más. Hace unos 30 años varias estrellas de Hollywood, cansadas de ser perseguidas día y noche fueran donde fueran, decidieron tener su paraíso personal comprando pequeñas islas en territorios del Caribe o el Océano Índico, logrando así la tan ansiada intimidad y armonía.
Islas privadas: el sueño del edén propioEs así como varios países vieron la oportunidad de desarrollarse como destinos turísticos mediante la venta de pequeñas islas tanto a usuarios privados como a empresas. También las cadenas hoteleras y compañías de cruceros comenzaron a desarrollar paquetes de lujo con islas donde sólo bajaban los afortunados navegantes de sus cruceros. Mientras que las islas del Caribe importantes atraen en la actualidad a la mayoría de los turistas, el área caribeña incluye millares de islas más pequeñas, muchas de las cuales son deshabitadas. Las Bahamas, por ejemplo, cuenta con unas 700 islas.

Sin embargo, no es la única manera de llegar a tener nuestra propia isla: actualmente por internet se puede acceder a ofertas para todo el que quiera, donde se pueden rentar por unos días pequeñas islas en el Caribe. Desde un pequeño territorio virgen y una pequeña casa sin servicios –al mejor estilo “Robinson Crusoe”– hasta una isla con una mansión que incluye en su servicio todas las bebidas, comidas, masajistas, cocineros, jacuzzi y lancha... Como puedes imaginar, unas vacaciones en este tipo de islas es lo más parecido al edén que puedas encontrar en la Tierra.

Las opciones

Hay compañías que se dedican a ofrecer islas preparadas especialmente según el deseo de cada uno. Aquí las opciones:


Luna de miel

Islas privadas: el sueño del edén propioSi no te convence una luna de miel entre el gentío y prefieres disfrutar con tu pareja de largas caminatas por la playa sin cruzarte con nadie, entonces tienes la opción de rentar una isla privada por unos días en el Caribe o la Polinesia, donde tendrás tu pequeña cabaña equipada con lo justo para hacer de tu luna de miel un momento realmente inolvidable. Si las tarifas son muy elevadas, puedes inclinarte hacia islas más grandes. Estas islas suelen tener la contraposición de poseer varias casas, por lo que deberás compartir el territorio con otras parejas. Pero no te preocupes: todo está pensado para que la distancia entre cada cabaña sea la suficiente como para no ver más que la selva a un lado y el océano hacia el otro.

De lujo

También existen islas donde puedes disfrutar de unas vacaciones sofisticadas, pasando unos días en una casa de lujo, con todos los servicios incluidos –incluso TV por cable, internet y jacuzzi–. Y aquí no estarás solo: contarás con la atención del personal de limpieza, e incluso un chofer para tu propio yate, que puedes rentar y aparcar en el muelle privado. Claro que los valores de estos alquileres son de lo más elevado, pero de seguro la calma y bienestar que tendrás en esos días hacen que bien valga su coste.

Alquileres en “islas de aventuras”

Islas privadas: el sueño del edén propioSi gustas del turismo activo y realizar nuevas y estimulantes tareas durante tus vacaciones, la oferta de turismo aventura en una isla es ideal para ti. Junto con tu cabaña tendrás la posibilidad de salir de cacería por el pequeño territorio, además de intentar unos tiros pescando. Si prefieres actividades más tranquilas, puedes realizar caminatas y exploraciones en la isla, salir de safari fotográfico o darle rienda a la práctica de deportes acuáticos: el surf y el buceo son de las opciones más atractivas a la hora de decidirse por una isla de aventura.

Las “eco-islas”

Esta opción generalmente se ofrece en un paquete en el que se incluyen más personas ya que la oferta de las eco-islas centra su atención en el cuidado del medioambiente y en fortalecer la solidaridad de quienes visitan el lugar. Estas islas no cuentan con grandes lujos ni construcciones, ya que siempre intentan mantener el ambiente en estado natural. Así, estos paquetes ofrecen actividades grupales de supervivencia, pasando una noche a la intemperie y armando tu propio fuego sin más herramientas que las que encuentres entre los árboles. De todas las opciones, esta resulta ser la más accesible, pero también es la que tiene mayor demanda, por lo que no suele ser sencillo acceder a una vacante disponible.

Estados, micronaciones y sueños

Cada país tiene su propia política respecto a las islas privadas. Por ejemplo, las islas fuera de la costa de China no se pueden comprar, pero el gobierno acepta rentarlas por un tiempo con opción a compra de 50 años. Virtualmente, todas las islas en el mundo son parte de alguna nación, por lo que las leyes del país que tiene soberanía sobre la isla se aplicará en el lugar que rentes o compres.

Islas privadas: el sueño del edén propioSin embargo, hay personas que sueñan con tener su propio estado. Puesto que las islas tienen que tener una altura de por lo menos 30 centímetros superior a la marea alta de la región, varios millonarios y empresarios inmobiliarios intentaron crear sus propios estados en viejas plataformas petroleras. Y alguien logró el sueño del microestado propio: fue Michael Oliver, un inmobiliario millonario que rellenó un pequeño arrecife en el océano Pacífico con arena para permitir la construcción de una pequeña torre... y se izó la bandera. La República de Minerva –tal el nombre dado al nuevo estado– publicó una declaración de independencia en cartas a los países vecinos e incluso creó su propia moneda. En febrero de 1972, Morris C. Davis fue elegido Presidente Provisional de la República de Minerva. Sin embargo, Tonga decidió anexar este nuevo territorio al año siguiente.

Las islas “privadas” en el Reino Unido y otros países no son legalmente privadas ya que cualquier playa es parte del territorio nacional y es por lo tanto imposible tener una playa privada.

Algunas islas que puedes disfrutar

Para elegir tu futuro destino, te acercamos un listado con algunas de las islas más populares y codiciadas de este mundo idílico:

Isla de Ensueño

Islas privadas: el sueño del edén propioLocalizada en Fiji, tal como su nombre lo indica es una isla mágica. Emplazada en su arenosa playa encontrarás un conjunto de casitas en la que te puedes alojar. En Dream Island todo está realizado en estilo polinesio y por 2.500 euros a la semana podrás pasar tus días allí, mientras nadas en un lago de un increíble azul esmeralda y flotas al ritmo de los sueños.

Isla Anónima

Cerca de Mahe Island, en Seychelles, se encuentra este paraíso reconocido por sus excepcionales vistas y sus aguas cristalinas. El que sea una isla para refugiarte no implica que debas perder también de vista ciertas comodidades del mundo moderno. Por eso, los alojamientos de Anonyme (Anónima) están abastecidos con aire acondicionado, jacuzzis, terrazas con hamacas. También hay un pequeño restaurante en la isla.
Rentar la isla prácticamente para tí solo –vale decir que la isla tiene siete espacios disponibles en toda su superficie– puede costar unos 800 euros a la semana.

Isla Ihuru

Islas privadas: el sueño del edén propioLas Maldivas es un hermoso archipiélago tropical ubicado en el océano Índico. Ihuru Island pertenece a estas islas y en concreto ofrece playas de excelentes arenas, junto con aguas limpias e inigualablemente claras. Por 450 euros el día puedes relajarte tomando sol en sus costas o divertirte con alguna de las muchas actividades en las que puedes invertir tu tiempo: exploración submarina, excursiones en catamarán, caminatas y mucho más.

Ensenada de los Piratas

Ubicada en el centro de Florida Keys, esta isla es conocida por su profusa vegetación y las aves que le dan vida y color. En ella encontrarás una pequeña morada de estilo caribeño que es el sueño de cualquier viajero. Desde allí tendrás una vista de 360º del paraíso. Además, las actividades para pasar el rato son muchas: podrás practicar submarinismo, pesca, natación y surf. Si quieres darte una vuelta por aquí, una semana en ella te costará unos 5.000 euros.

Isla Wilson

Islas privadas: el sueño del edén propioUbicada en Australia, esta esplendorosa isla ofrece un hospedaje más rústico, pero eso no significa que no tenga todas las facilidades indispensables que tú necesitas para un descanso y un disfrute al máximo. Encontrarás un centro recreativo con una excelente oferta gastronómica llamado “The Longhouse”. También podrás jugar alguno de los populares partidos de voleibol en la playa o practicar surf. Y todo esto por la suma de 600 euros por noche.

Isla Paradita

Ya por América, en Panamá, en medio de una naturaleza espectacular, la Isla Paradita es un verdadero paraíso lleno de extensas y vacías playas, ideales para ver atardeceres inolvidables.Podrás pasar tu descanso en alguna de las cuatro casas pintorescas, rústicas y confortables que tiene la isla.

Isla Bonita

Finalmente, Madonna tenía razón y su canción se hizo realidad. En Brasil, esta fabulosa isla ofrece dos casas para el relax. La casa más grande está situada en una colina con una panorámica increíble. Además cuenta con una sala de juegos y cuatro dormitorios.Allí podrás realizar submarinismo y deportes acuáticos, pero también paseos para descubrir los jardines, su flora y su fauna –podrás ver monos recorriendo la isla– y todo por 10.000 euros por semana.

Little Cay

Islas privadas: el sueño del edén propioQuizá el sueño más cercano para los viajeros: esta es una pequeña isla privada que sólo cuenta con una austera casa (¡y para qué más!) perteneciente a Honduras. Cuenta con playas arenosas para caminar a tus anchas en compañía de las aves y caracoles del lugar. También hay un filón coralino antiguo donde puedes realizar buceo. El precio por noche aquí en comparación con el resto es más que módico. Cuesta 100 dólares por noche.

Hay muchas más islas privadas en todo el mundo, donde seguro encontrarás tu propio edén y podrás disfrutar de unas verdaderas vacaciones de relax, de esas que hace tiempo quieres vivir. Y bueno ¿Qué esperas? Tu sueño está más cerca de hacerse realidad.


Buscar artículos sobre...