Viajes de película

Viajes de película

De Hollywood a Londres y París, con escala en la Patagonia: una nueva opción turística para los fanáticos del cine que buscan conocer con sus ojos los escenarios donde se filmaron algunas de las películas más famosas de la historia.

En la actualidad se incrementan la organización de “movie location tours” en diferentes ciudades; son excursiones guiadas por los lugares que sirvieron de fondo a títulos tan populares como La novicia rebelde, El señor de los anillos, Amélie o Harry Potter…

Escribe: Administrador
publicado

 
 

¿Quién no imaginó alguna vez pasar un día haciendo esas largas caminatas por los bosques y montañas de los personajes de El Señor de los anillos? O, yendo un poco más atrás en el tiempo, pasar unas vacaciones en la isla de La laguna azul, o recorrer las aulas de la escuela Hogwarts de Harry Potter … La posibilidad de soñar con esos recorridos está en cada uno, y felizmente hoy existe la posibilidad de conocer realmente esos lugares de película.


El gran sitio

Hollywood es, desde luego, uno de los primeros lugares hacia donde apuntan los reflectores del turismo cinematográfico. En Los Ángeles, un city tour tradicional incluye un vistazo a las casas de las estrellas. Todos los días, por la mañana, al mediodía y a la tarde, salen las visitas por la ciudad de ángeles que pasan por el Hollywood Boulevard, las famosas huellas del Teatro Chino, las estrellas del Walk of Fame y el Kodak Theatre, donde se realiza la entrega del Oscar. Además, vale la pena hacer el Studio Tour de los Estudios Universal, donde se ven los sets de filmación en funcionamiento, y el Behind the Scenes Tour, donde se revelan algunos secretos de la industria del cine y de los efectos especiales.

Viajes de películaAl norte de Los Ángeles, la encantadora Monterey inspiró a John Steinbeck para Cannery Row. Allí se filmaron escenas de la película homónima, además de Clash by Night, con Marilyn Monroe y Barbara Stanwyck, y el Motín del Bounty. Las visitas guiadas recorren la espectacular ruta entre Monterey y Carmel, donde fueron ambientadas Julie, The Big Bounce (El gran salto), The Parent Trap (Operación Cupido), Chandler, My Favorite Brunette (Morena y peligrosa), National Velvet (con Elizabeth Taylor de niña) y muchas otras.

Entre los lugares más destacados se encuentran Bird Rock, un peñón costero donde se refugian mamíferos marinos, cormoranes y pelícanos, registrado en A Summer Place (Un asunto para recordar) y el ciprés solitario, verdadero icono de California y visto muchas veces en el cine. Muy oportunamente, las escenas en cuestión son proyectadas en el interior del vehículo que lleva a los turistas, por si no tienes idea de lo que están mostrando.

Siempre hacia el norte de California, la segunda meca del séptimo arte es San Francisco, cuyas calles y el Golden Gate se vieron incontables veces en las pantallas. En verdad toda la zona de la bahía de San Francisco es una locación cinematográfica recurrente. Vista desde los ojos de Hollywood, la ciudad ofrece el escenario donde Kim Novak se arroja al agua y Jimmy Stewart la salva, en Vértigo; la casa donde vivía la familia de Robin Williams, en Mrs. Doubtfire; el edificio donde Christian Slater interrogaba a Tom Cruise, en Entrevista con el vampiro; el departamento que usaron Humphrey Bogart y Lauren Bacall, en Dark passage (Pasaje tenebroso), y un callejón de El halcón maltés.

La Gran Manzana

Viajes de películaCientos de series de televisión y películas también hicieron de Nueva York un destino cinéfilo inevitable. Los tours de la Gran Manzana pasan, durante tres horas, por unos 60 lugares donde se filmaron alrededor de 40 películas y series, desde el bar donde trabajaba Mary Jane Watson (Kirsten Dunst) en Spiderman, hasta el edificio donde vivían los protagonistas de Friends, la oficina de Grace en Will & Grace, el restaurante utilizado en Manhattan y Men in Black, y el cuartel de bomberos de los Cazafantasmas.

También Boston tiene su Movie Mile, es decir, la zona más elegida para las filmaciones, donde se realizan visitas guiadas. Comienza en la Massachusetts State House y termina en el Bull Finch Pub, el mismísimo que inspiró Cheers. El Boston Movie Mile Walking Tour permite sentarse en el banco del parque de Good Will Hunting (En busca del destino) y echar un vistazo al edificio donde se hizo Ally McBeal.

Por Europa

Desde que los hermanos Lumière filmaron un tren en la estación francesa de Ciotat y proyectaron la película en el Grand Café del Boulevard des Capucines (París), Europa es una de las grandes cunas del séptimo arte. El cine francés invita a recorrer mediante sus films lugares célebres como la ciudad de Cherbourg (Los paraguas de Cherburgo), las playas de Deauville donde se encontraban Jean-Luc Trintignant y Anouk Aimée (Un hombre y una mujer), Nevers (Hiroshima mon amour) o el Pont Neuf de París (Los amantes de Pont Neuf).

Dos películas recientes promueven visitas turístico-cinematográficas alrededor de París: Amélie y El Código Da Vinci. La ruta parisina de Amélie comienza en la rue Lepic, cerca de donde vive la protegonista en el film. Luego pasa por su lugar de trabajo, el Café Tabac des Deux Moulins, y el Marché de la Butte (todavía con el cartel Maison Colignon de la película), donde hacía sus compras.

Con el éxito de Código Da Vinci no podía faltar la visita guiada por sus principales escenarios: el Museo del Louvre, que alberga la misteriosa sonrisa de la Mona Lisa y Saint Sulpice, una parroquia de la rive gauche ahora meta de legiones de interesados en el priorato de Sión. Las letras P y S dominan el obelisco que muchos atribuyen a una herencia de aquella secta. Más prosaicamente, los responsables de la iglesia aseguran que son las iniciales de Pierre y Sulpice, patronos del lugar.

Cruzando el Canal de la Mancha el Da Vinci Code Tour, incluye la Temple Church de la capital británica, donde Robert Langdon (Tom Hanks) y Sophie Neveu (Audrey Tatou) buscan a un misterioso maestro. También se puede visitar la National Gallery de Trafalgar Square, donde se conserva otra obra de Da Vinci mencionada en la novela, la Virgen de las Rocas, y la Abadía de Westminster, que alberga la tumba de Isaac Newton, supuesto miembro del priorato de Sión. En verdad la abadía no autorizó que se tomaran allí escenas de la película, de modo que se usó un doble arquitectónico, la catedral de Lincoln, 230 kilómetros al norte de Londres, que organiza visitas especiales para el estreno de la película.

Viajes de películaGran Bretaña tiene muchas otras opciones turístico-cinematográficas, desde el tour que organizan las Chicas de calendario por el condado de York, donde se filmó la película, hasta las locaciones de Orgullo y prejuicio, en los East Midlands. Sin embargo, nada supera la magia de Harry Potter. Alnwick Castle, en Nortumbria, fue utilizado para varias escenas exteriores de Harry Potter y la piedra filosofal, entre ellas las de los partidos de quidditch. Numerosas escenas en Hogwarts se filmaron en la Universidad de Oxford, del comedor de la escuela a la biblioteca donde Harry se oculta bajo su capa de la invisibilidad. Y para tomar el Hogwarts Express hay que ir a la King Cross Station de Londres, donde hay un carrito de equipaje incrustado en la pared, como cuando los personajes del libro consiguen entrar en su mundo mágico para viajar a Hogwarts.

Se sabe que los clásicos nunca mueren y siguen siendo vistos una y otra vez por el público cinéfilo. Una de las películas más vistas en el mundo es La novicia rebelde, por eso no es de extrañar que el 75 por ciento de los americanos que visitan la ciudad de Salzburgo tengan como meta principal conocer los escenarios de esta entrañable película.

La tierra media

Si quieres recorrer las sendas de la compañía del anillo, en Nueva Zelanda organizan caminatas por los bosques y montañas donde se rodaron la mayor cantidad de escenas de las películas que componen la mítica trilogía que ha cosechado miles de fanáticos en todo el mundo. Incluso podrás ver algunas armas utilizadas en la filmación y los sitios que sirvieron para las locaciones de Mordor, Hobbiton, Rohan y Gondor. Quién te dice, hasta te cruces con algún hobbit…

Marruecos

Viajes de películaVarias películas se han filmado en territorios marroquíes. Sus escenarios naturales se pierden dentro de la trama de los filmes, como los caminos andados por Russel Crow en Gladiador, o las batallas de Alexander. Otros íconos cinematográficos que han elegido Marruecos como set de filmación son la clásica Lawrence de Arabia, El paciente inglés y quizás la más importante: La guerra de las galaxias (Star Wars). Ya se ha creado una verdadera industria cercana de Tunisia para que los fanáticos de Star Wars puedan visitar el pueblo de Tatooine creado en el desierto.


Buscar artículos sobre...