Malambo: la danza del zapateo y la introspección

Malambo: la danza del zapateo y la introspección

En un pequeño pueblo de Córdoba llamado Laborde, en el centro de Argentina, desde hace 38 años tiene lugar un festival que conjuga la cultura y el sentir del sur de Latinoamérica de la mano de una fascinante danza: el Malambo. Celebrado ahora por otros países, el Festival Nacional del Malambo más importante se inaugura nuevamente para desplegar una vez más el espíritu gauchesco y la fuerza del zapateo y el ritmo folklórico de este rincón del mundo.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Laborde, Argentina. El Malambo es un baile típico, parte del folklore de toda la zona del sur Latinoamericano. Pero no es simplemente una danza, es una expresión que lleva al hombre a adentrarse en su interior, siendo su propio instrumento musical. De fuertes ritmos y tambores acompasados, el Malambo es una danza digna de ser contemplada, oída y sentida.

Las raíces de la danza

MalamboLa mayoría de nuestros bailes tradicionales incluyen en sus coreografías una figura que se conoce con el nombre de “zapateo”, que realiza el hombre y es correspondido por el “zarandeo” de la mujer. Es en el momento del zapateo cuando el hombre se expresa en su propio lenguaje, manifestando las intenciones que lo animan: agradar, simpatizar y finalmente conquistar a su compañera.

A lo largo de la historia de las danzas, encontramos dos elementos siempre ligados para llevar el ritmo: el palmoteo y zapateo. Antes de la invención de los instrumentos más rudimentarios, eran las manos y los pies los elementos que marcaban el ritmo. Entre los Incas era común el zapateo en la danza de los mineros, entre los Araucanos en la danza del comaruco, entre los Guaraníes, en numerosas danzas y ceremonias.

En todas partes el zapateo adquirió formas específicas, modalidades propias y acentos regionales, características del medio circundante, del clima y del lenguaje, han influido notablemente sobre la sincronización de los tiempos rítmico-musicales. De este modo, el zapateo expresa un ciclo completo, de una serie sonora, por ejecutantes natos de cada región.

MalamboEl Malambo, es la danza que el hombre sólo hace con los pies, en la menor superficie posible, una serie de ciclos de movimientos llamados mudanzas. Es entonces una danza individual, la principal y más difundida en Argentina.

Nuestro hombre zapateó por razones muy poderosas: la soledad, el aislamiento y la necesidad de expresarse. Fue la forma de sobrevivir, canalizando de alguna manera la energía física y espiritual. Animó así las horas de diversión, de descanso y dio prestigio a los más esforzados y hábiles zapateadores.

La fuerza de esta danza reside en sus firmes movimientos. Sobre la base de un pie menos móvil y a veces hasta quieto, el otro pie realiza una serie de movimientos libres y amplios, con un juego rítmico y acompasado. Inmediatamente debe cambiarse la función de cada pie. El cuerpo del zapateador no interviene, los brazos no son un complemento de la danza, toda la atención se concentra en los pies. Haciendo golpes contra el suelo -principalmente con la planta, con la punta del pie y con el talón- el bailarín de Malambo es a la vez un músico que utiliza sus piernas en un enérgico zapateo, transformándose en un vivo instrumento musical que despliega ritmo y arte. La música no tiene una medida o cantidad determinada de compases, depende de la duración que le de el bailarín a "su Malambo".

El Malambo en Argentina tomó las características propias de dos regiones bien definidas: Norte y Sur. El medio físico y el paisaje influyen siempre sobre la elaboración y desarrollo de cualquier expresión artística.

En este caso, el Malambo Sureño o Pampeano, es fiel exponente de su paisaje desolado, de grandes extensiones de llanuras. Es un rito de introversión ante la soledad circundante y la amenaza permanente del desierto. Suave como las tardes misteriosas, o henchidas de luz como los amaneceres radiantes, pero siguiendo siempre un curso evolutivo que es el del sol con sus mutaciones graduales, mezclado con los golpes del paso, trote o galope del caballo.

Místico, filosófico, el Malambo Sureño o Pampeano habla en voz baja, a través de los malabarismos de sus pies, en un lenguaje que solamente sus hombres comprenden, porque es la explicación sonora a sus interrogantes sentimentales y filosóficos.

El Malambo Norteño en cambio, se forjó en otro clima y paisaje. Es el monte y la montaña, con sus cambios de forma y ruptura del horizonte, y una gran influencia del ritmo de los antepasados aborígenes. Por eso, es más rápido, más sólido y sigue el desplazamiento de los remolinos. Más sonoro, en gran parte por la influencia de la bota de taco, trata de sustituir los golpes del parche del bombo. Es único del hombre norteño, que ha creado sus movimientos y las distintas combinaciones.

El nacimiento de un festival

MalamboLaborde es una población de 6126 habitantes enmarcada en una región que pertenece a Córdoba, una de las provincias más importantes de Argentina, ubicada en el centro de este país. Este pequeño pueblo, fundado en 1903, tuvo un importante agrícola y ganadero que fue ayudado por la llegada del ferrocarril. Este progreso atrajo desde un principio a numerosas corrientes de inmigrantes, por lo general de origen italiano (en especial piamonteses), que se asentaron definitivamente en el lugar.

Desde ese entonces Laborde es un pueblo con una cultura que es el resultado de la mezcla de las tradiciones locales con las costumbres y creencias de los colonos italianos.

En 1942 hizo su llegada al pueblo el Padre Guirula, fundador de importantes instituciones religiosas y muchas otras dedicadas a expresiones artísticas, fundamentalmente canto, danza y teatro

Sin embargo, en 1947 un grupo de muchachos integrantes del Centro Católico San Martín, decidió formar una institución paralela: la Asociación Amigos del Arte, que continuó con la obra del Padre Guirula de la mano de obras de teatro, coros, bibliotecas, escuela de danzas clásicas, folclóricas, etc.

En 1957, cuando la Asociación Amigos del Arte ya se había establecido plenamente, llegan a Laborde los señores, Julio Barros y Anival Calderón, quienes comienzan a actuar, zapateando Malambo.

El malambo era una expresión cultural casi desconocida por estas zonas, por lo que inmediatamente despertó el interés en el público, por su fuerza y veracidad.

Allá por la década del 60, en Argentina hubo grandes movimientos de festivales folclóricos, especialmente en las zonas aledañas a Laborde. Surge así la decisión en la Asociación Amigos del Arte, de organizar un festival, cuyo principal protagonista sería el Malambo. Varias instituciones se comprometieron a brindar ayuda para este "Primer Festival Nacional del Malambo" que finalmente, gracias al compromiso de estas instituciones y de la gente del lugar, fue llevado a cabo los días 12 y 13 de noviembre de 1966.

Ese mismo año se inscribió este festival como de carácter "Nacional" debido a la gran convocatoria que tuvo y a la importancia de un evento dedicado a esta caratcerítica danza, que no contaba con ningún festival en todo el territorio argentino.
En noviembre de 1966, concurrieron delegaciones oficiales de varias provincias y ciudades de los alrededores que celebraron este encuentro en el Club Atlético Olimpo.

MalamboPero a medida que iban transcurriendo los años, el Festival ganaba en popularidad y fue conocido en todas las provincias argentinas y también dentro de América Latina. Cada delegación trataba de dar lo mejor de sí, dentro y fuera del escenario, para dejar la mejor imagen en Laborde, como lo requería el carácter del Festival. Sumando a todo esto y cuando la situación económica lo permitía, llegaban al Festival Nacional del Malambo, importantísimas figuras del quehacer folclórico nacional. Así es que pasaron por el escenario del Festival Nacional del Malambo numerosos artistas de renombre nacional e internacional.

El Festival creció a pasos agigantados, a tal punto que ya por 1973 albergaba a más de 2000 personas por noche, entre delegaciones y público.
Debido a esta situación, en 1974 la Comisión organizadora adquirió el predio de la antigua Asociación Española y la realización del evento se trasladó al mismo. Con el correr de los años, dicho predio se fue remodelando y actualmente posee la infraestructura necesaria para recibir a 8000 espectadores.

Debido a la trascendencia de este evento, otros países, como el caso de Chile, realizaron nuevos festivales de Malambo, abriendo esta danza a nuevos territorios del sur de América. Actualmente el intercambio cultural se da, no sólo con Chile, sino también con Uruguay, Paraguay y Brasil y en el año 1999 también se realizó dicho intercambio con Italia, hacia donde viajó una delegación del Festival de Laborde, para participar en el Festival Delle Tri Torri en Castel Forte y desde allí también vino a Laborde una delegación, para representar a ese país europeo.

Para el 25 aniversario del Festival, el Doctor Santos Sarmiento, un célebre pionero de festivales folklóricos, dio un discurso en la noche inaugural, donde dijo que "Laborde siempre estará vigente, porque por sobre todas las cosas, no existen intereses económicos ni comerciales, lo que muestra un profundo respeto por nuestras tradiciones, por nuestras costumbres, en definitiva, por nuestra argentinidad. Laborde es el único Festival que es auténtico, que es realmente argentino por excelencia".

Edición 2005

MalamboEl Festival Nacional del Malambo de este año contará con diferentes espectáculos de danza y música que se presentarán en los seis días que dura el evento. Para participar del espectáculo fue necesario organizar un concurso previo al que concurrieron varios exponentes del Malambo. En este festival Pre-Laborde 2005, que se realizó en la ciudad de Eldorado el 28 de agosto último, se definió quienes serán las figuras que este año danzarán y cantarán en el escenario. Las categorías fueron varias y de ellas se seleccionaron artistas para cumplir con la categoría de solista de malambo, pareja tradicional, conjunto de danza tradicional, cuarteto de malambo, dúo vocal, solista vocal, grupo vocal, solista instrumental, conjunto instrumental, recitador y animador. Dentro de estas categorías participaron diferentes artistas en representación de todas las provincias argentinas y algunos países Latinoamericanos. También participarán como todos los años renombradas figuras del folklore argentino, aunque aún las autoridades del Festival no hayan especificado sus nombres.

El itinerario del Festival Nacional del Malambo se divide en dos partes. Desde la mañana al mediodía se presentan desfiles, peñas folklóricas, ferias de artesanías y conferencias que dictan profesionales del Malambo, abarcando temas técnicos de la danza y la música. A las 12 del mediodía se hace un descanso para almorzar y se reabre el festival a la noche, generalmente a las 8 y media, donde empieza el espectáculo con apariciones de los finalistas y representantes del Malambo a nivel nacional e internacional.

La última noche es la más esperada ya que se elige a los ganadores del festival, aquellos que tuvieron la mejor actuación. Para esto se hace votar al público y al jurado, compuesto de importantes figuras del ambiente del Malambo, como así ex ganadores.

El evento tiene como objetivos fundamentales la revalorización y difusión de las manifestaciones de la cultura nacional: sus danzas, su cancionero, sus costumbres, el rescate de la danza varonil por excelencia: el Malambo y su promoción en distintos estilos tradicionales, un intercambio de auténticas expresiones entre los cultores de distintas provincias y países, y un acrecentamiento de vínculos de hermandad, al nuclear anualmente a las delegaciones argentinas y extranjeras participantes.

Esta es la oportunidad de asistir a una fiesta de danzas y música, que deja ver el vestigio de las culturas que le dieron forma. Desde los instrumentos de percusión hasta la vestimenta de los bailarines, todo da cuenta de un pasado rico en arte y tradiciones que, por suerte, se siguen perpetuando hasta hoy.

La guía del Festival Nacional del Malambo

Malambo

  • Fechas: Del 11 al 16 de Enero en la ciudad de Laborde, en la provincia de Córdoba, Argentina. 
  • Horarios: A las 10 de la mañana aproximadamente se dan conferencias sobre el Malambo. Al mediodía se hace un recreo para almorzar. A las 8 y media comienzan la mayoría de los eventos musicales. 
  • Ubicación: Se realiza en la Plaza de las Provincia, en Laborde, un pueblo ubicado al sureste de la provincia de Córdoba, muy cerca de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe. 
  • Entradas: Se pueden comprar con anticipación. Hay abonos especiales para socios con un precio de $29.-, para jubilados el precio es de $32.-, mientras que la entrada general es de $44.-. Esto incluye las entradas para los eventos de todos los días. También se incluye la opción de un asiento en la platea, el mismo cuesta $6.- si se compra una rifa que servirá para cubrir los costos del festival y las nuevas obras de infraestructura para el acondicionamiento del predio. El peso argentino está devaluado con respecto al dólar, siendo 1 dólar el equivalente a $2,95 (pesos argentinos).


Buscar artículos sobre...