El pasaporte y sus secretos

El pasaporte y sus secretos

Si estuviste haciendo horas y horas de cola para conseguir el bendito papel que te dejará divagar libre por el mundo, es conveniente estar preparado ante las posibles trabas que puedan surgir en las fronteras. Por eso aquí una breve guía con medidas preventivas para seguir el viaje.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Acabas de salir de hacer tu pasaporte, y ya estás imaginando un mundo sin límites ni fronteras... pero es bueno saber que cada frontera tiene sus características, y para pasarlas debemos estar precavidos.

No es lo mismo un pasaporte que otro, sea por su vigencia como por su origen. Nuestro pasaporte sirve en todo el planeta, pero debemos saber que algunos países exigen que no expire antes de seis meses. Es bueno que antes de tomar tus valijas o mochila, consultes con la sede diplomática del país que visitarás para estar informado sobre la documentación necesaria a la hora de viajar.

Sobre sellos y salvoconductos

El pasaporte y sus secretosOtro ítem importante es llevar la cuenta de hojas que te quedan sin sellar y la cantidad de fronteras que piensas cruzar, pues se consumen con gran rapidez cuando se viaja, especialmente por la manía de los controles de policías de inaugurar hojas, y también por el gran tamaño de los visados, que suelen abarcar toda una página (nunca entendí porque los sellos necesitan ocupar toda la hoja del pasaporte).

Para los que viajan más que por unas simples vacaciones, siempre que se pueda es conveniente inscribirse en la embajada del país de origen y entrevistarse con el cónsul o responsable de la embajada para crear un contacto que puede ayudar en el futuro. En caso de pérdida del pasaporte en el país o en la zona, este rápido trámite agiliza enormemente la obtención de uno nuevo.


Evitando problemas

Algo que siempre hay que tener a mano es una o varias fotocopias del pasaporte, en lo posible legalizadas. Es muy útil en ciertos casos para no entregar o mostrar el pasaporte, sino esa fotocopia. Es una manera de evitar el chantaje de parte de algún policía corrupto, que según la zona donde estemos pueden ser plaga, o simplemente unos pocos. En general, si podemos guardar el pasaporte en un lugar seguro entre las ropas, mejor. Una fotocopia servirá ante cualquier revisión, y si insisten en ver el original, evita que se lo lleve o guarde.

Simpatías y de las otras

Otro factor notable es la nacionalidad de donde viene tu pasaporte. Si eres latinoamericano tendrás menos problemas en los países asiáticos y africanos, ya que muchos de estos tienen cuentas pendientes, históricas, de siglos, con algunos países europeos y norteamericanos y ese resentimiento se suele manifestar a la hora de poner tarifa a las visas y establecer los límites de estadía.

El pasaporte y sus secretosAunque con nuestro pasaporte debamos pagar para entrar a cada país -cosa que con frecuencia los que lleven pasaporte europeo se salvan de hacer-, durante un viaje extenso por el mundo el balance termina siendo positivo, ya que tendrás menos trabas.

Cuando se proyecta un viaje, no es una obligación obtener todas las visas antes de partir, pues la duración de ellas suele ser breve. Basta con la del país al que se llega primero. Desde este primer punto es siempre posible obtener el visado para los países vecinos, pero recuerda, siempre es conveniente consultar antes, aunque sea por internet, para tener una idea de los ingresos y egresos de cada país.

Requerimientos de visas

 Al momento de definir el itinerario de viaje y realizar las reservas, debes consultar los requerimientos de visas de entrada para los países que visitarás.

Si en ocasiones anteriores ya hubieras visitado esos destinos y hubieras emitido una visa de entrada, deberás comprobar que ésta aún esté vigente y que su vencimiento no opere antes de la fecha de regreso.


Trámite de pasaportes

El pasaporte y sus secretosGeneralmente, la gestión del pasaporte suele ser personal pero no dejes de consultar con tu agencia de viajes para verificar si realizan este servicio.

Si ya dispones del pasaporte, no olvides chequear la fecha de vencimiento a fin de poder realizar el trámite de renovación con tiempo suficiente. Algunos países tienen restricciones respecto al vencimiento del pasaporte y exigen que la fecha de expiración sea de seis meses a un año posterior a la fecha de finalización del viaje.

¿Y si lo pierdes?

Si bien las vacaciones están pensadas para que sean sólo motivos de placer, en ocasiones, sobre todo cuando se viaja al extranjero pueden ocurrir imprevistos que no tienen por qué estropear el disfrute. Cuando uno se desenvuelve en un país que no conoce y ante tantos trámites diversos por cumplir, puedes perder el pasaporte. Aquí algunos consejos que pueden servirte para evitar este incoveniente:

  • El pasaporte y sus secretosGuarda tu pasaporte cuidadosamente: Mientras la mayoría de la gente que viaja al extranjero disfruta de una estadía maravillosa, desgraciadamente a algunos les roban su equipaje o le “invaden” los bolsillos. De repente encuentran que su pasaporte ha desaparecido. Para acechar a sus víctimas, los delincuentes frecuentan los lugares de atracciones turísticas, los mercados al aire libre, los trenes, los aeropuertos, y estacionamientos. Los ladrones pueden buscar valijas en un automóvil que tenga etiqueta de alquiler o mirar el monedero desprotegido de un turista distraído.
  • Permanece siempre alerta ante la posibilidad de algún robo.
  • Sé consciente de dónde está tu pasaporte en todo momento.
  • Guarda tu pasaporte en un cinturón con bolsillo escondido bajo la ropa o déjela en la caja fuerte del hotel. Nunca lo lleves en una riñonera o en la mochila.
  • Evita usar carteras o bolsas por encima del hombro que los arrebatadores puedan agarrar fácilmente.

Qué hacer si lo peor sucede

Si tu pasaporte está perdido, extraviado o robado, avisa a la Embajada o Consulado de tu país más cercano. La mayoría de las oficinas pueden reemplazar el pasaporte en el mismo día. Para conseguir uno nuevo tan rápidamente como sea posible, es recomendable que antes de salir realices los siguientes pasos:

  • El pasaporte y sus secretosAverigua dónde se localizan las oficinas consulares a lo largo de su itinerario.
  • Haz al menos dos copias de tu pasaporte. Deja una con alguien en casa y guarda la otra separada del pasaporte.
  • Lleva contigo una prueba de tu ciudadanía (como una copia certificada de la partida de nacimiento), una prueba de identidad (una licencia de conducir original u otra tarjeta de identificación), y dos copias extras del pasaporte. Las necesitarás en el caso que tengas que solicitar un duplicado de tu pasaporte durante el viaje. Si no las tienes, un compañero de viaje que tenga un pasaporte del mismo país debe ir contigo a la Embajada a firmar una Declaración Jurada acerca de tu identidad y ciudadanía.


Buscar artículos sobre...