El Día de la Raza en México: festejo y reflexión

El Día de la Raza en México: festejo y reflexión

En toda América el 12 de octubre de cada año se recuerda la llegada de Colón al continente en el año 1492. Hoy nos permitimos reflexionar sobre las consecuencias de este "descubrimiento": ¿Qué sucedió con la cultura de los nativos americanos? ¿Deberíamos festejar esta fecha? 

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Ciudad de México, México. Artículo actualizado el 12 de octubre de 2012.

En toda América el 12 de octubre de cada año se recuerda la llegada de Colón al continente. Un día como este de 1492 llegaron por equivocación los colonizadores europeos: iban a las Indias, de ahí la designación de “indio” a los aborígenes americanos. Más adelante se instalaron, y les quitaron las tierras a los nativos, usándolos como mano de obra esclava a través de trabajos forzados como la mita o el yanaconazgo.

Repensando el "descubrimiento" de América

En México se produjo una de las peores masacres de la historia: los españoles que vinieron mataron a casi todos los indios y al resto los desalojaron o los usaron para su provecho. Los indios estaban indefensos, sin armas más que arcos y flechas y alguna que otra herramienta filosa.

Antes de la llegada de los españoles, los pueblos indígenas, en especial los aztecas y mayas que estaban en la zona que ahora se llama República de México, tenían una organización completamente diferente. Ellos vivían en comunidad y tenían una organización política y religiosa muy desarrollada: eran hombres civilizados con conocimientos de ciencias, astrología y matemáticas. Tenían costumbres diferentes, comidas diferentes, ritos diferentes y otra religión. Los españoles los evangelizaron y les quitaron todo acto propio de sus raíces.

El Día de la Raza en México: festejo y reflexiónPero hubo algunos rastros que quedaron, como por ejemplo las comidas regionales o la música y los bailes propios de los aborígenes de la región, que más tarde fueron adaptados a una versión más europea. Estas danzas típicas de movimientos alegres y dinámicos, son acompañadas por tambores de todos los tamaños y formas y de algunas flautas, ocarinas y otros instrumentos de viento hechos de barro.

Mientras que en algunos países se festeja este episodio de la historia porque fue el día en que Colón “descubrió América” y se generó un “intercambio” cultural entre los europeos y los americanos, en México, las comunidades indígenas en vías de extinción que quedaron se organizan para protestar ante este acto. La queja se basa sobre todo en el hecho de que no hubo un intercambio cultural, sino que los europeos impusieron su cultura a las comunidades aborígenes, y los evangelizaron para extender el cristianismo.

El Día de la Raza en México: festejo y reflexiónLa matanza de indios que se sucedió en esta época fue una de las peores de todos los tiempos, y acabó con mucha de la cultura nativa americana. Esta fecha sirve para reivindicar esta dignidad cultural. Este es el propósito de las manifestaciones que se llevan a cabo en la ciudad de México todos los años. Por eso este 12 de Octubre, en la Plaza de la Constitución de México DF, más conocida como el Zócalo, se llevará a cabo como todos los años un acto de protesta donde las comunidades aborígenes alzarán sus voces, con cantos y bailes propios de su cultura para reivindicar sus raíces.

Una ciudad que esconde otra ciudad

El Zócalo es la plaza central de la Ciudad de México y la más grande. En ella se encuentra el Palacio Nacional, sede de gobierno de la República Mexicana. Este espacio abierto del Distrito Federal, es un punto de encuentro para un gran número de habitantes de la capital, parte de los cuales acuden a las puertas de la catedral en busca de un empleo, y de los miles de turistas que, llegados de todos los puntos del país y del extranjero, desean visitar lo que fuera el centro de la antigua Tenochtitlán (capital del Imperio azteca) y en la actualidad lugar en el que, durante la madrugada del 15 al 16 de septiembre, se celebra anualmente el Día de la Independencia de México. En el Templo Mayor pueden verse los restos emergidos de la tierra del doble templo mexica y un museo anexo con impresionantes ofrendas encontradas en el sitio, la colosal piedra de la diosa Coyolxauhqui y maquetas del centro ceremonial.

El Día de la Raza en México: festejo y reflexiónLa Catedral Metropolitana de Ciudad de México es una síntesis del arte de la Nueva España. Tras su imponente fachada barroca y neoclásica llena de luz, se entra al espacio sagrado, con sus cinco naves, capillas y pinturas. Destacan el altar del Perdón, la sacristía y el magnífico retablo de los Reyes. El subsuelo arcilloso y alterado de la ciudad ha causado el hundimiento de muchos edificios como la catedral. Las obras de rescate, visibles en parte, han evitado su desplome.

En el costado Oriente de la plaza se encuentra el Palacio Nacional, conjunto de edificios edificados como asiento del poder civil desde el Virreinato hasta hoy. En su interior contiene varios patios en cuyos corredores y escaleras pueden verse pinturas murales de Diego Rivera cuya iconografía relata episodios nacionales con gran detalle. Temporalmente aquí se encuentra localizada la espléndida colección del Museo Nacional de Arte y es posible visitar el Recinto -Homenaje a Benito Juárez y un jardín botánico.

La antigua Plaza Mayor está construida sobre el mismo lugar en donde una vez se ubicó el palacio de Moctezuma. Muchas de las antiguas mansiones y edificios públicos de está área fueron construidos hace cientos de años utilizando las piedras de los templos aztecas que fueron destruidos por los españoles. El Zócalo es la Segunda plaza pública más grande del mundo, solamente superada por la Plaza Roja en Moscú.

El Día de la Raza en México: festejo y reflexiónEs importante destacar que el Templo Mayor fue construido sobre la pirámide más importante dentro de la ciudad, esto es algo simbólico en el acto porque representa cómo los españoles impusieron sobre el imperio azteca sus creencias sin dejar siquiera rastro de lo que fue la cultura natal de esas tierras.

Los Danzantes: recreando la cultura azteca

Los protagonistas serán los Danzantes, que son hombres de raíces americanas disfrazados con trajes típicos de su cultura original. Estos trajes son coloridos, suelen tener metales, plumas de aves, y otros ornamentos muy interesantes. Los danzantes van con el torso desnudo y los pies descalzos por el piso ardiente de la plaza, bailando al son de la música azteca.

El propósito de las danzas que bailan los danzantes es un misterio, pero lo que sí se sabe es que esta danza es la única que perduró en el tiempo a pesar de que los españoles trataron de prohibirla porque los consideraban cantos paganos. Por esta razón, las canciones y pasos cambiaron un poco e hicieron una adaptación a la cultura hispánica.

El espectáculo es imperdible y atrae a muchos viajeros, y a pesar de ser un acto de manifestación y una fecha en la que se recuerdan hechos muy tristes para las comunidades, el ambiente es festivo y colorido.

El Día de la Raza en México: festejo y reflexiónCongregaciones de aztecas revividos o recreados bailan con sus penachos verde quetzal y comercian durante largas horas bajo el sol citadino ardiente por los excesos del concreto y el ozono que la modernidad impuso en la antigua región de los lagos. Sus danzas y sus atuendos, el sonido de sus caracoles y cascabeles no son espectáculos dirigidos a los turistas pero sin embargo atraen a miles de ellos. Todo tiene un fin de protesta y reivindicación.

En la Plaza de la Conquista el espectáculo será inolvidable. El evento comienza a la mañana y termina a la noche. Durante todo el día cientos de personas concurren a la plaza para ver este espectáculo y para sumarse a la lucha, y resulta sumamente interesante para informarse acerca de la cultura de los pueblos que estuvieron alguna vez allí y de los que hoy vemos sus ruinas.

Durante estas épocas del año, en octubre especialmente, porque ocurre un cambio de estación, el clima es seco y templado en la ciudad, ideal para visitar y recorrer el país. La plaza está repleta de vendedores ambulantes, los que aprovechan la multitud para vender botellas de agua (que recomendamos comprar, ya que el agua de México no es potable y es posible contraer enfermedades gastrointestinales), tanto así como con los puestos de comida callejera de los que suelen invadir la ciudad de México). También están los vendedores que venden comidas regionales típicas como los tamales, burritos, y todo tipo de alimentos picantes que fomentan la demanda de agua mineral en la plaza.

Poder viajar por la ciudad de México no es nada caro, y se puede hacer con un presupuesto limitado, ya que hay decenas de restaurantes económicos, tiendas y mercados donde es posible y hasta obligatorio regatear y taxis que van sin contador. Perfectamente se puede conseguir hospedarse en un hotel de bajo presupuesto (desde 10 dólares) y hasta alquilar una habitación compartida o individual en un Hostel.

El Día de la Raza en México: festejo y reflexiónLa cultura azteca y maya se ha mezclado desde la colonización, con la cultura hispana, adoptando sus formas cotidianas de vivir, su organización política y social, su religión, vestimenta, idioma y hasta su concepto de belleza, generando una nueva cultura diferente. Algunos ven este cambio de vida como algo positivo, porque hubo un enriquecimiento, un intercambio, pero los nativos lo ven como un cambio forzado de adoptar una cultura completamente ajena a pesar de que no pueden desarraigarse completamente con al cultura actual, con el concepto de belleza contemporáneo y todos los prejuicios hacia las razas que traen con sí.

Por eso, el 12 de octubre se ha convertido en una fecha de la reivindicación de la dignidad y la cultura indígenas, para escuchar sus reclamos y conocer sus tradiciones y su visión de los hechos que hace más de 500 años marcaron el rumbo de la historia.


Buscar artículos sobre...