Consejos para visitar ruinas antiguas

Consejos para visitar ruinas antiguas

Las ruinas antiguas y los sitios históricos son lugares que todo viajero debe conocer y que nos atraen por su simbolismo y misterio.

Desde las ruinas mayas de Tulum, Palenque o Chichen Itza, pasando por los vestigios de Pompeya o Atenas, hasta la más famosa Machu Picchu, visitar ruinas antiguas ha fascinado a la humanidad desde hace años.

Hoy te contamos algunos consejos que puedes tener en cuenta a la hora de visitar ruinas y disfrutar de esta experiencia al máximo.

Escribe: Viajeros.com
publicado

 
 

1. No tocar, no apoyarse... ¿no pisar?

Debes tener mucho cuidado por donde caminas y dónde te mueves, ya que las ruinas tienen miles de años de antigüedad y pueden llegar a ser frágiles. 

Es importante que sigas las recomendaciones e instrucciones que encuentres a lo largo de tu recorrido e intentes no tocar demás u apoyarte en lugares que no parezcan seguros. 

Además, recuerda mantenerte en los lugares señalados como públicos, por donde podrás caminar sin problema. Por ejemplo, en Pompeya -si bien cubre unas 66 hectáreas- solamente podrás recorrer una pequeña área de 12 hectáreas que está abierta al público. El resto está siendo estudiado por arqueólogos o no está en condiciones para que lo recorras con seguridad.

Foto de Pompeya, en Italia. Consejos para visitar ruinas antiguas|Viajeros.com Foto: buvar

2. Entrada, salida, salida, entrada... ya me perdí

Intenta respetar las entradas y salidas señaladas en las zonas arqueológicas. Muchas veces, la entrada estará en un extremo de las ruinas y la salida en otro para facilitar el acceso y el recorrido de los viajeros visitantes.

A pesar de esta recomendación te damos un ejemplo que podrá ayudarte en tu visita a Palenque: si dejas tu bolso o morral en la entrada principal, para no visitar las ruinas cargado e incómodo, te recomendamos que vuelvas a hacer el recorrido a la entrada desde el interior de la zona arqueológica

Esto es así ya que la salida de las ruinas está exactamente en el lugar opuesto a la entrada y, si sales por allí, tendrás que recorrer alrededor de 2 km por fuera de las ruinas para volver a la entrada a buscar tu bolso. Sal por donde entraste y listo.

Foto de Palenque, en México. Consejos para visitar ruinas antiguas|Viajeros.com Foto: jprocha

3. Sol, solcito... me estás agobiando

Las zonas arqueológicas suelen encontrarse a varios minutos del centro de las ciudades y, muchas veces, en lugares con poca sombra. Recorrerás pirámides, ruinas y restos arqueológicos sin árboles a tu alrededor. 

Por eso, te recomendamos que te apliques protector solar antes de realizar tu visita y durante el recorrido, sobre todo si transpiras. Además, lleva lentes de sol, algún sombrero para proteger tu cabeza y, sobre todo, mucho líquido para hidratarte.

Si planeas pasar mucho tiempo recorriendo, puedes incluir en tu bolso algo para comer, ya que suelen vender en los sitios arqueológicos pero muchas veces a un precio mayor del que encontrarás fuera. Y recuerda no llevar un morral muy grande: si bien necesitarás lugar para tu cámara, bebida, comida y algo de abrigo (por si refresca) en muchos lugares no te dejan ingresar con bolsos grandes o tendrás que dejarlos en la entrada y llevar sólo lo necesario en las manos.

Foto de Ciudad de Siem Riep, en Camboya. Consejos para visitar ruinas antiguas|Viajeros.com Foto: fragata

4. Respeto ante todo

Las ruinas arqueológicas son muy importantes en la cultura del destino que estás visitando. Muchas veces son lugares sagrados y con un significado muy fuerte para sus habitantes.

Por eso, debes ser muy respetuoso del lugar que estás recorriendo: no traspases las zonas que están prohibidas, no toques aquello que dice específicamente que no se debe tocar, no tires basura ni pintes o realices dibujos o escrituras en paredes, pisos o ruinas que veas separadas.

Siempre respeta la historia del lugar que visitas.

Foto de Tulum, en México. Consejos para visitar ruinas antiguas|Viajeros.com Foto: Martin-Cich

5. No te olvides de la comodidad

Cuando viajas a lugares en donde sabes que caminarás mucho, siempre lleva calzado cómodo. Las ruinas arqueológicas son un buen ejemplo. 

Caminarás mucho, durante varias horas y si no tienes calzado cómodo lo más seguro es que tus pies te lo hagan pagar y lo lamentes después.

Evita las sandalias sueltas u ojotas ya que muchas de las ruinas tienen piedras, tierra, escalones y cuestas que subir y bajar. Si tienes algún problema de movilidad, averigua cómo son los accesos a las ruinas antes de visitarlas. En algunos casos no hay accesos para sillas de ruedas o hay que utilizar entradas especiales y necesitarás saber exactamente dónde están para no perder tiempo valioso en el lugar.

Foto de Pisac, en Perú. Consejos para visitar ruinas antiguas|Viajeros.com Foto: magiante

6. Los niños y los animales primero

Como toda excursión o actividad que requiera de concentración y mucho tiempo invertido, los niños puede que no encuentren tan divertidas o interesantes las ruinas arqueológicas como tú.

Usualmente, suelen sentirse incómodos si los obligas a caminar durante mucho tiempo y podrán sentirse mal durante el recorrido. Si estás con ellos puedes preguntar si puedes llevar un cochecito de bebés para poder recorrer con él cómodamente sentado en su carro. 

También te recomendamos que incluyas algún juguete que los mantenga entretenidos, además de líquido y comida para cuando lo necesiten. Si tus niños son más grandes puedes explicarles la historia del lugar y contarles algún dato que les pueda parecer interesante o entretenido. 

Por otro lado, olvídate de llevar a tu perro salchicha, gato siamés, pez dorado o canario a la zona arqueológica ya que, en la mayoría, no se permiten animales.

Foto de Machu Picchu, en Perú. Consejos para visitar ruinas antiguas|Viajeros.com Foto: edmundito

7. Foto, foto, lleve su foto

Las fotos serán la mejor manera de recordar tu visita a estos lugares llenos de historia (también puedes crear un diario de viaje ) pero recuerda que solo puedes tomar fotografías en los lugares donde claramente se permita. 

No intentes, por ejemplo, subir a la punta de la pirámide en Chichen Itza para tomarte una selfie, ya que está prohibido. Pero puedes tomarte todas las fotos que quieras con la pirámide y las serpientes en el campo que se extiende a su alrededor. Tampoco retrates rostros de personas que no son familiares ni amigos tuyos. Aunque en Angkor Wat puede que veas a orientales y occidentales tomándose fotos entre ellos.

Si tu memoria suele hacerte juegos y algunas veces no recuerdas cosas que viste o hiciste en tus viajes puedes, además, tomar fotos de los nombres de los lugares y objetos para recordarlos y describirlos posteriormente.

Foto de Chichen Itza, en México. Consejos para visitar ruinas antiguas|Viajeros.com Foto: dobermann

8. Orientación y recorrido en el laberinto

Si eres de los que suele perderse o no se orienta bien en lugares nuevos, te convendría investigar antes de visitar cualquier ruina arqueológica, ya que muchas de ellas pueden ser muy grandes y no querrás perderte.

Organizate un pequeño intinerario, señalando los lugares que no quieres dejar de ver. O, si prefieres, puedes tomar algunas de las audioguías en tu idioma, que te llevarán a recorrer determinados lugares. También puedes contratar un guía, que seguramente te explicará con detalle la historia del lugar, sus misterios y curiosidades.

Foto de Ollantaytambo, en Perú. Consejos para visitar ruinas antiguas|Viajeros.com Foto: ivalan27

Y tú, ¿has visitado alguna zona arqueológica? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Foto de portada: miguel-sulis


Buscar artículos sobre...