Cómo armar la maleta en cinco pasos

Cómo armar la maleta en cinco pasos

Irnos de viaje siempre es una buena noticia, pero hacer la maleta puede ser un verdadero tedio. Muchos viajeros incluso odian esta tarea y la postergan hasta último momento. 

Si te sientes identificado, sigue estos cinco pasos para armar tu maleta fácilmente y rápido. Podrás organizar mejor el espacio, mantener tu ropa planchada y hasta saber dónde has dejado cada cosa.

Escribe: Viajeros.com
publicado

 
 

Antes de comenzar a armar tu maleta, haz una lista de las cosas que llevarás. Te ayudará a darte cuenta si te estás olvidando de algo, y a la vuelta, podrás comprobar que vuelves con tu equipaje completo. Si aún no sabes qué llevar, te recomendamos leer cómo alivianar el peso de tus maletas, con consejos para saber exactamente qué incluir en tu equipaje.

Una vez que sepas qué llevar, ya estás listo para empezar a hacer la maleta.

Cinco pasos para armar una maleta

Cómo armar la maleta en 5 pasos

  1. Prepara todas las cosas que llevarás en la maleta: Es importante que tengas listo un pequeño bolso para los artículos de higiene personal, los zapatos guardados en bolsas, y las prendas que puedan arrugarse prolijamente dobladas.  
  2. Usa los calzados cerrados para guardar cosas: Antes de meter las cosas en la maleta, prepara los calzados como si fueran pequeñas cajas, en las que puedas guardar calcetines, accesorios (pendientes, pulseras o brazaletes), el cargador de tu teléfono celular y hasta un pequeño frasco de perfume. Recuerda que los zapatos deben ser guardados frente a frente para que ocupen menos espacio, y en bolsas  para que no ensucien el resto de la ropa. 
  3. Coloca primero los bolsos pequeños y el calzado: Para comenzar a armar una maleta coloca los pequeños estuches, bolsos con accesorios y los zapatos en la parte más cercana a las ruedas o al fondo de la maleta (en posición vertical). De esta manera te asegurarás que la parte más pesada quede hacia abajo, mejorando la estabilidad de la valika. Sentirás la diferencia cuando la transportas.
  4. Luego, introduce las prendas que no se arruguen. Toda la ropa que no se arrugue –inclusive la que se usa para dormir– puede ir enrollada, como si fuera un caramelo. Para ello debes hacer un cilindro con cada una de las prendas. Luego, las vas poniendo en el espacio que quedó libre. Si tienes que transportar botellas puedes meterlas en medio de estos cilindros de ropa. 
  5. Por último, ubica la ropa más delicada. Las camisas o vestidos que se pueden arrugar con facilidad deben guardarse por último, y ubicarse sobre los rollos de ropa del punto anterior. Al finalizar, cierra la maleta delicadamente. 

Qué más llevar en la maleta...

  • Un pequeño costurero para tener siempre a mano un poco de hilo, aguja y una pequeña tijera. Nunca está demás, sobre todo cuando puedes solucionarte grandes problemas.
  • Una bolsa para llevar la ropa sucia. Durante el viaje, en algún lado debes guardar la ropa que se vaya ensuciando hasta que la laves, y es mejor llevar una bolsa de tela especial para ello, que las frágiles bolsas del mercado.
  • Botiquín. Nunca está de más incluir en el equipaje un botiquín con los medicamentos de uso más frecuente: paracetamol, ibuprofeno, aspirinas, pastillas contra el mareo, una botella de desinfectante, apósitos protectores, etc.

Y tú, ¿tienes algún truco para hacer la maleta fácil y rápido?


Buscar artículos sobre...