10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viaje

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viaje

Todos queremos disfrutar cuando estamos de viaje. Pero no siempre disfrutar debe implicar un gasto excesivo de dinero. Cuando el presupuesto es acotado, saber ahorrar dinero en la comida de tu viaje puede ser muy útil. Aquí te ofrecemos 10 trucos para ahorrar dinero en la comida, sin pasar hambre y disfrutando cada bocado.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

¿A quién no le gustaría no tener que preocuparse por los gastos y poder comer en el mejor restaurante de la ciudad? Pero cuando se planifica un viaje y el bolsillo no es holgado, hay que tener en cuenta que hay muchas cosas en las que se puede ahorrar. Una de las cosas en las que un viajero puede ahorrar en el viaje es la comida. A continuación, te recomendamos 10 trucos para ahorrar dinero en la comida durante un viaje:

1. Conoce tu presupuesto

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viajeAverigua como son los precios promedio en restaurantes y productos alimenticios del destino que visitas. Conocer el valor del agua embotellada es un punto de referencia muy útil.

Luego, realiza un presupuesto claro acerca de cuánto dinero puedes gastar en comida por día. Así podrás controlar más fácilmente los costos de los alimentos que compres. Podrás saber cuánto dinero está destinado a tu alimentación y evitar extralimitarte, manteniendo tu presupuesto bajo control.

2. Prepara viandas para tus excursiones

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viajeSi vas de excursión, o debes realizar un viaje en avión, nada mejor que llevarte una ración de comida en un recipiente hermético. De esta manera no te verás en la necesidad de comprar un refrigerio en los costosos comercios destinados a turistas.

Asegúrate que sea fácil de comer. En lo posible que no requiera el uso de cubiertos. Quizás es conveniente un sándwich o frutas en lugar de un plato de pasta. ¡Y no olvides las servilletas!

3. Come en sitios no turísticos

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viajeOlvídate de comer en el aeropuerto o en los caros restaurantes con comida gourmet diseñados especialmente para turistas. Conoce los centros locales y puestos de comidas ambulantes. Bastará con alejarte algunas cuadras. Recorre las calles. Observa a tu alrededor. Pregunta. Investiga. Seguramente así encontrarás la verdadera comida local, con los platos típicos del lugar tal como los comen allí y al mejor precio.

Importante: Averigua previamente si los puestos de comida callejeros del lugar son recomendables y, si no está del todo limpio, no consumas lo que venden. Los turistas son muy vulnerables a este tipo de cuestiones sanitarias y es tu responsabilidad no caer enfermo por intoxicación. Lee nuestro artículo ¡No te indigestes! Pruébalo todo para saber qué hacer y qué no hacer cuando comes en el extranjero.

4. Consume agua en abundancia

Es recomendable llevar contigo una botella de agua, siempre. Beber agua saciará tu hambre y te mantendrá hidratado. Evita tomar agua del grifo. Compra en un supermercado o almacén agua envasada y mineral. Te resultará más económico que comprarla cerca de los grandes monumentos. Para mantenerla fría puedes verter el contenido en una cantimplora o termo.

Si disminuyes el consumo de alcohol y de refrescos, también ahorrarás bastante dinero.

5. Opta por un desayuno y un almuerzo suculentos

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viajePor lo general al mediodía los restaurantes ofrecen menúes a muy buen precio, mucho mejor que los menúes nocturnos. ¡No dejes pasar esta oportunidad! Por un precio reducido podrás disfrutar de todo un banquete, con entrada, plato principal, postre y bebida. En las zonas de oficinas y universidades, los menúes suelen ser más variados y económicos.

Y por supuesto, si tu hospedaje tiene incluido el desayuno, despiértate temprano y come todo lo que puedas. Así podrás ahorrar dinero que te servirá para seguir tu viaje.

6. Haz tu propia comida

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viajeTanto si te hospedas en un hostel o en una casa de familia, contar con una cocina propia puede ser un punto a tu favor. El beneficio extra es que muchas veces podrás compartir los gastos con otras personas. Aunque viajes solo, puedes organizar una compra conjunta con tus compañeros de habitación o con cualquier otro viajero con quien hayas conversado. ¡Incluso pueden preparar un plato tradicional juntos! Si debes comprar aceite o café, podrás dividir el costo entre quienes lo consuman y así no desaprovecharás aquellos productos difíciles de transportar de una ciudad a otra.

Quizás en algunos hostels encuentres alimentos no perecederos que han dejado huéspedes anteriores. ¡Puedes utilizarlos! Y si has decidido cocinar tu propio almuerzo y te han sobrado algunos ingredientes… ¡No los deseches! Con un poco de imaginación, podrían convertirse en una sabrosa cena. Si puedes usar la nevera, guarda todo lo que no hayas consumido. Podría serte de utilidad más adelante.

7. Visita los mercados locales

Aquí encontrarás los ingredientes para cualquier comida, al “precio real” y no al “precio turista”.

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viajeEn todas las ciudades hay un mercado donde la gente del lugar va a comprar sus víveres. Generalmente son sitios muy grandes, donde venden todo tipo de productos, comestibles y no. Es un sitio ideal, donde conocerás los aromas y sabores de la gastronomía local, las costumbres de la gente, el regateo ¡Y todo a un precio accesible!

Los mercados callejeros de comestibles, son famosos por sus convenientes precios. No dejes de leer nuestro artículo sobre Los mejores mercados callejeros del mundo.

8. No pagues de más por tu comida

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viajeTen en cuenta que en los autoservicios y tiendas de comida rápida no deberás dejar propina ni pagar un costo extra por el servicio de mesa, mientras que en la mayoría de las cafeterías y restaurantes sí. Debes saber que en algunas ciudades los comerciantes aprovechan que el visitante no conoce el idioma o la región para aplicarle un impuesto particular.

El truco es que antes de sentarte a comer, consultes los costos extra, como el valor del servicio de mesa y si el IVA está incluido en el precio. También te recomendamos optar por los restaurantes que tengan el menú expuesto en la calle, de esta forma podrás ver el valor de los platillos y evitar encontrarte con sorpresas.

9. Adáptate a los horarios locales

Si estás acostumbrado a comer a determinada hora y en el lugar que visitas se come más temprano o más tarde, es posible que cuando sientas hambre encuentres pocas opciones y te veas forzado a optar por una alternativa poco económica. Debes ser flexible y acomodarte al ritmo del lugar.

También es importante conocer los horarios de los comercios y no dar por sentado que son similares a los de tu ciudad. Puede suceder que te encuentres a último momento con las tiendas cerradas y debas cenar afuera, gastando más de lo que tenías en mente. No dudes en consultar a la gente del lugar cuáles son los horarios habituales.

10. Deja los caprichos a un lado

10 trucos para ahorrar dinero en la comida de un viajeEvita comprar golosinas, snacks, goma de mascar, gaseosas, y demás antojos que no alimentan y cuestan caro. Al viajar solemos aumentar nuestro nivel de consumo y muchas veces compramos de manera compulsiva. Esto repercute negativamente en el presupuesto del viaje, ya que muchas veces es la suma de las pequeñas compras lo que más incide en nuestros presupuesto diario. Si lo prefieres, puedes añadir estos gastos al presupuesto, asignándoles un dinero diario.

Si sigues estos consejos, sin dudas ahorrarás dinero en la comida de tu viaje, respetando tu presupuesto e incluso pudiendo destinar dinero a excursiones, paseos o entradas a museos.

Ayuda tú también a los viajeros y cuéntanos cuáles son tus trucos y consejos a la hora de viajar. ¡Escribe en los comentarios!


Buscar artículos sobre...