Viajar en Ramadán: consejos y sugerencias

Viajar en Ramadán: consejos y sugerencias

En pleno verano, todos los musulmanes del mundo emprenderán un nuevo y estricto ayuno durante todo un mes, desde antes del alba hasta que llegue la noche. Del 1 al 30 de agosto del 2011 tendrá lugar el Ramadán (también conocido como Ramazam o Ramadam), período de recogimiento y oración, abstinencia alimentaria y sexual para la religión del Islam. Si piensas viajar en estas fechas a algún país islámico, aquí te contaremos todo lo que debes saber.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

¿Qué es el Ramadán?

El Ramadán no es una fiesta con fecha fija, se guía por el calendario lunar: El noveno mes lunar, octavo mes en el calendario islámico (Sha'ban). Este año tendrá lugar del 1 al 30 de agosto, según el calendario solar.

Se trata de uno los meses más importantes para todo país musulmán. Un mes en el que el ayuno a lo largo de todo el día, hasta la puesta del sol, es su característica principal. Es un período de introspección y recogimiento.

¿Cómo se celebra Ramadán?

Viajar en Ramadán: consejos y sugerenciasDurante 29 días, musulmanes de todo el mundo conmemoran en cuerpo y alma la revelación del Corán a través del ayuno, la abstención y, sobre todo, la oración. Cada uno usa el siuák (un trozo de rama de un árbol especial de Arabia que utilizan como cepillo de dientes). Durante estos días no se puede fumar ni mantener relaciones sexuales, ni tampoco insultar. ¿El objetivo? Alcanzar los eternos valores de la paciencia, la generosidad y la humildad, y un estado de paz que le permita la conciencia plena y sobre todo, divina.

Esta celebración en el mundo árabe, lejos de la separación Iglesia-Estado, se convierte en una práctica social generalizada.

Una vez que finaliza el Ramadán, los musulmanes celebran una fiesta, Eid al-Fitr , que marca el fin del recogimiento espiritual y físico. Ésta llega a prolongarse durante tres días, en la que, para recobrar plenas fuerzas, los dulces y las bebidas sin alcohol son los protagonistas. La festividad se inicia después del ocaso del último día del Ramadán. A partir de varias noches antes del comienzo de Ramadán y hasta la celebración de Eid al-Fitr, se enciende la luz de los Fanous (linternas árabes) en la mayoría de los países musulmanes.

Consejos para evitar problemas durante el Ramadán

Los principales destinos en donde se celebra Ramadán, año a año, son: Turquía, Marruecos, Egipto, Arabia Saudita, Jordania, Líbano, Siria, Iraq, Irán, Indonesia, Palestina y Libia.

En cada uno de estos sitios se vive de manera diferente, pero existen algunos puntos de orden práctico que son comunes para evitar problemas. Si piensas viajar en Ramadán, teniendo en cuenta esta información, sólo te quedará disfrutar de esta gran celebración:

  • Viajar en Ramadán: consejos y sugerenciasRestaurantes y mercados: en lugares muy turísticos como capitales y grandes destinos turísticos será fácil encontrar sitios abiertos, e incluso restaurantes donde sirvan comida a plena luz del día. Pero en poblados más pequeños y zonas rurales no es usual encontrar un sitio para almorzar, un negocio abierto y demás comodidades. 
  • Horarios generales: algunos horarios en bancos, autobuses o estaciones pueden verse alterados por este motivo, así que debes informarte previamente si vas a hacer uso de ellos. Muchos negocios cierran durante el día, o incluso, se toman vacaciones. La mayoría de los comercios y servicios funcionan por la tarde-noche, incluso llegando hasta la medianoche. 
  • Viajar en Ramadán: consejos y sugerenciasMuseos: es importante mencionar que en estas fechas todos los museos y atractivos turísticos principales permanecen abiertos al público, sin embargo es posible que los horarios de atención sean más cortos. Antes de realizar cualquier visita, infórmate sobre los horarios vía web o en los centros de información turística. 
  • Evita comer en público, llamando la atención, para ser respetuoso con todos los musulmanes que a lo largo de todo el mes se encuentran en un ayuno durante el día. 
  • Debes ser discreto si fumas, bebes agua o eres cariñoso con tu pareja. En lo posible, intenta no hacer estos actos en lugares públicos. Aunque sepan que no eres musulmán, puede ser una situación algo incómoda y hasta ofensiva para la mayoría de ellos. 
  • Estados de ánimo: uno de los inconvenientes es que la finalidad del ayuno (meditación y culto) se invierte muchas veces y algunos musulmanes, aparte de estar cansados y aturdidos, se encuentran de malhumor durante estas fechas. No te extrañes si presencias alguna discusión o pelea en la vía pública. 

Ventajas de viajar durante el Ramadán

En Ramadán no son todos problemas. Se trata de una festividad muy interesante y enriquecedora. Aquí te contaremos las principales ventajas de viajar a un país musulmán durante el mes de Ramadán:

  • Viajar en Ramadán: consejos y sugerenciasCostumbres y tradiciones: Es el momento ideal para adentrarte en las costumbres y tradiciones de una cultura que para muchos es completamente ajena. Déjate contagiar de la energía que se respira en Ramadán. Los llamados a la oración que se emiten desde todas las mezquitas suelen escucharse desde cualquier punto de la ciudad. Presenciar los rezos en los patios de las mezquitas y demás ritos relacionados con esta apasionante cultura, es algo que note sucederá todos los días. Las celebraciones y los modos de llevar a cabo los rituales varían según cada país. En Indonesia, por ejemplo, el Ramadán es el momento para rendir homenaje a sus muertos. La ofrenda de flores, la limpieza de tumbas o las plegarias en el cementerio forman la mayor parte del ritual. 
  • Viajar en Ramadán: consejos y sugerenciasLimosna: otra costumbre muy extendida en Ramadán es la limosna. Durante este mes no deberíamos negar una pequeña cantidad de nuestro dinero a aquéllos que nos lo piden. Se preparan lugares de hospicio para dar el Iftar solidario a los que no tienen hogar o no pueden permitírselo. 
  • Menos stress: Durante Ramadán el número de guías en los museos, de grupos enormes de gente o de vendedores insistentes se reduce notablemente. El tráfico es también menor antes del atardecer y los trayectos son mucho más llevaderos. Respirarás un aire de paz, muy alejado del stress cotidiano. 
  • Al final del ayuno: cuando comienza a anochecer, y el ayuno finaliza, las ciudades adquieren un color diferente y todos los negocios vuelven a abrirse. Las calles se llenan de gente, y todo el mundo sale a comer a las plazas, a los cafetines y a los restaurantes. Incluso en muchas ciudades el gobierno regala comida al público a partir de las 7 de la tarde. En Marruecos, múltiples puestos callejeros ofrecen dátiles o chupaquía -dulce típico de Ramadan que consiste en su versión más simple en una masa frita y bañada en miel, a la que puedes añadir otros ingredientes. 
  • Viajar en Ramadán: consejos y sugerenciasNoches: Las noches en los países musulmanes durante el Ramadan son mucho más intensas y alegres que en cualquier otro sitio. Luces, colores, fuegos artificiales. Todo se colma de una actividad y una vida impensable para quien ha conocido el ritmo del mismo lugar unas horas antes. Viajar en Ramadan nos permite vivir momentos y experimentar sensaciones que nos hubieran parecido fuera de contexto en cualquier otra época del año. 

"El bendito mes de Ramadán es un mes de paciencia.
Paciencia es la mitad de la fe.
La recompensa a la paciencia es el Paraíso (&hellip”.


Por eso, vive el Ramadán con paciencia y lo disfrutarás como si viajaras al Paraíso.

Y tú ¿Has viajado en Ramadán? Cuéntanos aquí tu experiencia.


Buscar artículos sobre...