Museo Reina Sofía: Una visita imprescindible

Museo Reina Sofía: Una visita imprescindible

El Museo Reina Sofia se ha vuelto un punto de interés ineludible a la hora de visitar la ciudad de Madrid, ya sea por su maravillosa arquitectura como por la infinidad de obras clásicas y contemporáneas que alberga.

En esta ocasión nos hemos puesto en contacto con Berta Sureda, directora de Actividades Públicas y responsable de las áreas de Difusión y Marketing, Programas Culturales y Biblioteca-Centro de Comunicación, quién compartió con nosotros algunas curiosidades sobre este impactante museo.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Madrid, España. –A veces los viajeros que recorren una ciudad pasan en ella poco tiempo, ¿Qué consideras que hace al Museo Reina Sofía una visita obligada en el recorrido por Madrid?
Museo Reina Sofía–Son muchos los factores que han contribuido a hacer del Museo Reina Sofía una visita, si no obligada, sí imprescindible, desde que en 1990 abrió su colección al público, y desde 1992, cuando cuenta en su sede con la famosa obra de Picasso, Guernica. Es a lo largo de su larga trayectoria que el Museo se ha ganado el reconocimiento como el más importante museo de arte moderno y contemporáneo de España y uno de los más prestigiosos del mundo.

Y lo ha hecho gracias, por una parte, a su política de adquisiciones, que ha construido la mayor colección de arte español en el contexto internacional y que permite reconstruir los grandes discursos de la historia del arte; y, por otra, a través de un programa de exposiciones de indiscutible impacto público e interés artístico. Formar parte del Paseo del Arte de Madrid, sin duda contribuye también enormemente.
 
–¿Cuáles son las obras más emblemáticas, ya sea por su valor artístico e histórico, que el museo expone en sus colecciones? ¿Cuáles son las preferidas del público?
Museo Reina Sofía–Sin duda el Guernica de Picasso se encuentra entre las favoritas del visitante (junto con otras obras de este artista), como también lo son todas las obras de Miró, Dalí y Juan Gris. La visita al Museo les permite observar como, más allá de los más reconocidos artistas, la colección presenta a otros muchos que contribuyen de forma decisiva a conocer las primeras vanguardias del siglo XX, como el Cubismo o Surrealismo y sus protagonistas.

O los años 30, que con el Pabellón de la República de 1937 y el Guernica como hitos principales, muestran excelentes trabajos de Oskar Schlemmer, Julio González o Gargallo. Tras su visita, descubren y se sorprenden ante una colección viva y multidisciplinar, donde conviven con normalidad la pintura, la escultura, el cine, los documentos o la fotografía.
 
–¿Qué tipo de obras vamos a encontrar en las exposiciones del museo? ¿Qué importancia le otorga el museo a los artistas contemporáneos y de vanguardia?
Museo Reina Sofía–El programa expositivo presenta una gran diversidad temporal, geográfica y de enfoque, aunque entre ellas existe una trama de relaciones en múltiples niveles: histórico, estético o político. Exposiciones históricas acerca del arte español, Encuentros de Pamplona o Los Esquizos de Madrid, se combinan con otras individuales dedicadas a artistas como Isidoro Valcárcel Medina, Juan Muñoz o Eulàlia Valldosera

Otra es la línea de exposiciones que releen los hitos de la vanguardia histórica internacional: Rodchenko y Popova o Georges Vantongerloo. O exposiciones centradas en figuras excéntricas del panorama artístico de los 60 y 70 como Paul Thek, Francesco Lo Savio o León Ferrari y Mira Schendel. La importancia que le otorga el museo a los artistas contemporáneos queda patente especialmente, aunque no únicamente, en el programa Fisuras protagonizada por artistas como Patricia Esquivias, Paul Sietsema, David Maljkovic, Valcárcel Medina o Efrén Álvarez, que trabajan y desarrollan proyectos especialmente para el museo, desde la práctica artística presente.
 
–Además de las exposiciones, ¿Qué otras actividades artísticas se desarrollan en el museo?
Museo Reina Sofía–El museo desarrolla un programa de actividades culturales, desde el cual se profundiza en los discursos del programa expositivo y de la colección, desde donde se crean espacios de reflexión y debate sobre el arte y la cultura contemporánea, desde donde, en definitiva, se crean espacios de aprendizaje y de ejercicio del juicio crítico.

Actividades audiovisuales, peformance, música y danza contemporánea, conforman también las líneas programáticas del museo, que lejos de ser un espacio estático donde acumular objetos y ofrecer lecturas únicas, es un espacio dinámico y vivo. Un intenso programa de actividades educativas, para niños, adolescentes, escolares y familias, completan la oferta que el museo desarrolla para crear espacios de diálogo y mediación con sus visitantes.
 
–El museo es un espacio de intercambio y de gran responsabilidad cultural y social. ¿Cuál es el criterio que tienen para elegir las actividades que se desarrollan en el museo? ¿Cuál es el mensaje que intentan transmitir a la comunidad?
Museo Reina Sofía–El Museo Reina Sofía es una institución concebida para responder a las aspiraciones y fomentar las inquietudes de una sociedad, como la española, en constante transformación. Se trabaja para ampliar, transformar y diversificar su actividad y sus mecanismos de interpelación pública, a la vez que para aumentar la presencia del museo en los medios y foros de la cultura contemporánea, tanto nacionales como internacionales.

Todas las actividades se seleccionan bajo criterios de interés público, siempre en el ámbito del arte y la cultura contemporánea, de impacto artístico de las propuestas –artistas que suponen o han supuesto una inflexión en su ámbito artístico, cultural, social o político-, y que contribuyan a reforzar la consistencia del discurso global del museo. Y uno de los mensajes clave del museo es, precisamente, la ausencia del mensaje único o de la lectura unidireccional de la historia del arte, primando las múltiples narraciones que la disposición de la colección propone y desafiando las tradicionales relaciones centro-periferia.
 
¿Qué artistas visitaron recientemente el museo y a quiénes esperan para este año?
–Thomas Schütte, Martín Ramírez, Hans Peter Feldman, Mylayne, Val del Omar, Miralda o Asier Mendizabal son algunos de los artistas que el museo ha expuesto recientemente. Y durante 2011, se preparan muestras de importantes artistas como Lygia Pape, Soledad Sevilla, Alighiero e Boetti, Muntadas o René Däniels.
 
–¿Participan de actividades o eventos en conjunto con otros museos o instituciones culturales? En caso positivo, ¿Por qué surge esta iniciativa? ¿Cuál es el objetivo de la co-participación de otras instituciones? ¿Tienen algún evento programado para este 2011? 
Museo Reina Sofía–El trabajo en red forma parte de la filosofía del proyecto del museo, porque lo que se pretende es ser un museo donde la identidad sea plural, donde no haya una voz sino una pluralidad de voces. Por tanto, la colaboración con otras instituciones, que se traduce en coproducción de actividades, itinerancia de exposiciones u coorganización de espacios de debate, forma parte de nuestras líneas transversales de trabajo.

En 2011 se prevé la participación en muchos eventos en colaboración con otros museos, y se coproducen exposiciones o se itineran muestras al Centre Pompidou o el Jeu de Paume de París, el MOMA de Nueva York, la Tate Modern o la Serpentine Gallery de Londres, el Museo de Arte Contemporânea Serralves de Oporto, el Van Abbe Museum de Eindhoven, la Pinacoteca de São Paulo, el Palacio de la Virreina de Barcelona, el ZKM / Museum für Neue Kunst de Karlsruhe, el Centro Atlántico de Arte Moderno de Gran Canaria o la Falckenberg Sammlung de Hamburgo.
 
–Para los viajeros, siempre es preferible tener el itinerario del día armado para poder conocer un lugar de la mejor forma posible. En el caso del Museo Reina Sofía, ¿Cuánto tiempo recomienda para visitar por completo las exposiciones?
Museo Reina Sofía–Visitar al completo las exposiciones y la colección, con la calma que requiere una colección dispuesta para explicar múltiples historias y narraciones en torno a la historia del arte, puede ocupar un día completo e incluso más.

Si es la primera vez que se visita el museo, lo recomendable es dedicarle un mínimo de 2 o 3 horas para ver lo imprescindible y, sobre todo, consultar a los informadores y mediadores culturales del museo que les orientarán en su visita en función del tiempo disponible y sus inquietudes culturales.
 
–Durante el 2010, más de 2.300.000 personas visitaron el museo, superando el número de visitas del 2009. ¿Qué sensación les deja el haber recibido tanta cantidad de gente? ¿Se han preguntado a qué se debe tal aumento? ¿Qué expectativas tienen para este año?
Museo Reina Sofía–El aumento de público nos satisface mucho, aunque a veces obliga a reflexionar sobre la contradicción de lo que este dato puede suponer en cuánto a pérdida en “calidad de la visita” por exceso de visitantes. Pero nos satisface porque en ese crecimiento hemos detectado un interés mayor de múltiples minorías. Es decir, hemos conseguido llegar a segmentos de público interesado en temas específicos (arquitectura, fotografía, cine u otras disciplinas).

Por tanto, ha crecido un público que, mucho más allá de la visita puramente turística, tiene un interés real por las múltiples actividades del museo. Además, la reciente apertura del Palacio de Velázquez del Parque del Retiro, con su programa de exposiciones, organizadas  por el Museo Reina Sofía, ha generado también una gran expectación. Para 2011 creemos que vamos a seguir creciendo en este sentido, un público realmente interesado en temas específicos que por su diversidad y pluralidad, constituyen numerosos grupos de interés.
 
–¿Qué herramientas de Internet utilizan para divulgar las actividades del museo? ¿Se pueden hacer reservas online?
Museo Reina Sofía–Se está trabajando para activar muy próximamente el servicio de reservas online, aunque de momento el servicio es telefónico o vía correo electrónico. La Web es una plataforma muy útil para difundir las actividades, al permitir estar al día de lo que está ocurriendo, y porque permite también poner a disposición de los interesados un importante archivo de lo que ha ocurrido en el pasado (vídeos, entrevistas, reportajes).

Se envía un boletín informativo cada quince días y la participación del museo en las redes sociales es muy activa y cada día mayor, siendo un espacio que, más allá de lugar de comunicación, permite fomentar la circulación de discurso e ideas.
 


Agradecemos a Berta Sureda y al Museo Reina Sofía por su amabilidad y buena predisposición. Para más información acerca del Museo Reina Sofía, haz clic aquí »


Buscar artículos sobre...