El año nuevo en el mundo

El año nuevo en el mundo

Para muchos es época de reencuentros, para otros es el momento de las reflexiones, pero al final de cuentas el año nuevo es siempre un momento para festejar el final y el comienzo de una esperanza que nunca se acaba, porque siempre vuelve a comenzar.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Un poco de historia

Tarde o temprano, todos los pueblos del mundo se dieron cuenta de que, trascurrido cierto tiempo, las estaciones solares repetían su cauce luminoso. Los cultivos volvían a crecer y las lluvias retornaban para regar las nuevas semillas. Así, el hombre fue constatando el eterno retorno hacia el punto inicial.

Hace 4.000 años, los babilonios vieron en esta repetición de las estaciones un motivo digno de celebrarse, e instauraron un ciclo festivo que dejaría corta a la juerga más movida de nuestra época: eran 11 días de celebración, que comenzaban cuando la primavera describía sus primeros trazos entre los jardines colgantes de Babilonia.

Los egipcios también recibían con algarabía las señales que preludiaban el nuevo año. Su rostro se tornaba festivo cuando llegaba el ansiado momento en que el río Nilo empezaba crecer, y el caudal se hacía propicio para la siembra. Entonces, la tierra era labrada con confianza en los tiempos venideros. Desde siempre, el año nuevo ha significado festejar un triunfo inexistente, una victoria que se desea pero aún no ha ocurrido. Es un elogio a la esperanza que se renueva cada 365 días.

La espera de fin de año es especial en Venezuela. Antes que den las 12, las familias se reúnen en sus hogares y preparan la "hallaca", una especie de humita exuberante, repleta de condimentos y relleno especial, que se regala a los amigos durante la noche de víspera de Año Nuevo. Es una forma de reafirmar la amistad y de desear buena suerte para el próximo año.

En Alemania, los rituales también tienen forma de metal. Sencillamente, desafían al destino mediante la "ceremonia" del bleiglessen. Este ritual consiste en develar los misterios del futuro con una barra de plomo. El plomo se pasa por una soldadora, se funde hasta hacerse agua y las plateadas gotas se vierten en un vaso cuando el alba empieza a despuntar. El plomo líquido se vuelve sólido nuevamente, y alcanza formas de lo más raras, que -con una buena dosis de imaginación- pueden predecir lo que depara el mañana.

Herederos de un aguerrido linaje, los escoceses tienen furibundas ritos hasta para celebrar. En año nuevo, su afición preferida es el Hogmanay, una fiesta brava que opaca a la delicada Navidad. El procedimiento es sencillo: se busca un barril de madera, se le prende fuego y se lo pone a rodar por las calles. Según dicen, es para permitir el paso del nuevo año. Además, luego de la medianoche, los habitantes de Escocia esperan ansiosos a la primera persona que ingrese al hogar. ¿Para qué?. Resulta que los rasgos del individuo determinan el curso de los días futuros. Un moreno pintón y bien plantado es símbolo de buenos augurios. Pero una mujer pálida traerá mala suerte durante todo el año entrante.

En Rumania, algunas costumbres tienen características alucinógenas. Impulsadas quizás por una desesperación nupcial, las muchachas que aún no se han casado suelen caminar hacia un pozo, encender una vela y mirar hacia abajo. El reflejo de la flama dibujará en las oscuras profundidades del agua el rostro de su futuro esposo. Pero las que prefieren no salir de casa, pueden coger una rama de albahaca y colocarla bajo la almohada: el sueño de esa noche tendrá como protagonista al hombre que las espera.

El Inti Raymi o Fiesta del Sol, fue la fiesta más importante en tiempo de los Incas. Se celebraba con ocasión del solsticio de invierno -el año nuevo solar- para un pueblo cuyo principal objeto de culto era el dios Inti (el sol), en la plaza de Huacaypata en la ciudad de Cusco.
Después de la conquista española, la ceremonia fue suprimida por la Iglesia Católica y la sociedad andina que celebraba la fiesta del sol fue desmembrada. El Inti Raymi fue entonces olvidado, hasta mediados del siglo XX cuando, como expresión de un gran movimiento de revaloración de la cultura nativa en el Perú, fue vuelto a la escena. En 1944 un grupo de intelectuales y artistas cuzqueños, decidieron recuperar el Inti Raymi de la Historia y presentarlo como un espectáculo de tipo teatral, destinado a toda la población de Cusco (Qosqo). El Inti Raymi en tiempo de los Incas era una ceremonia religiosa, ahora es una representación de teatro, sin embargo esta expresión genera un sentimiento de identidad en el pueblo, que evoca valores y recuerdos que todavía son relevantes en nuestros días, trae también al recuerdo un tiempo que vive en el corazón del pueblo de Cusco. Los aborígenes de la región comienzan un Año Nuevo, vinculado con el arado de la tierra, cuando comienzan a prepararla para la próxima siembra. Para mitigar el frío de la vigilia, encienden fogatas, toman alcohol y mastican hojas de coca; quenas, anatas, sicus, sicuris, erques y erquenchos, pincuyos, y la música del altiplano, ponen el marco para el festejo, que ahora dinamiza a los pueblos coyas.

"Originalmente el calendario tenía un uso principalmente religioso y agrícola. Desde el punto de vista religioso, para recordar las festividades. Y desde el agrícola, para marcar el inicio y terminación de las estaciones. E indicar los tiempos de siembra, apareamientos, cosechas etc.
Los calendarios son de dos tipos: los solares ( 365 días), y los lunares ( 29.5 días).
El calendario lunar se rige por el ciclo de 29 y medio días, de la luna. En la antigüedad fue muy socorrido por la semejanza con el período menstrual de la mujer, y con el tiempo de preñez de 10 meses lunares."

"Los Babilonios iniciaron el uso del calendario lunar, y descubrieron en 432 a. C. el ciclo metónico de 19 años. Que corresponde exactamente a 235 meses lunares."

El año nuevo en el mundo"En el norte de Europa, las tribus Celtas, se regían por un calendario lunar. Donde la unidad de medida no era el día como en todos los demás, sino la noche."

"Los Egipcios optaron por el calendario solar, de 365 días y un cuarto. Y son los precursores directos del calendario moderno que ahora usamos."

"En América, la cosmografía estaba muy avanzada antes de la conquista Española. Los Mayas se regían por un calendario solar de excepcional exactitud."

"Siendo el calendario solar más práctico, es el que se usa principalmente. Sin embargo los Judíos siguen empleando el calendario lunar. Y el calendario litúrgico de la iglesia Católica tiene elementos lunares y solares. La Navidad esta de acuerdo al calendario solar, pues se fija 3 días después del inicio del invierno (21 de diciembre). Y la Pascua esta conforme al la luna, pues el viernes santo es el anterior a la primer luna llena, siguiente del equinoccio de primavera ( 21 de marzo)."

"El que ahora usamos fue adaptado del Egipcio, por Julio Cesar, quien eligió el inicio del año de una manera mas o menos arbitraria. Modificando así, el calendario romano antiguo de 355 días, y que comprendía 10 meses. Iniciándose el año el primero de marzo, aniversario de la fundación de Roma (en 753 a.C. "Ab Urbe Condita").

La intención de Julio Cesar era establecer un calendario de 365 días y cuarto, fijando un año bisiesto cada cuatro. Con 10 meses cada uno, y haciendo coincidir el inicio del año con el día mas corto (solsticio de invierno, lo que hoy es el 21 de Diciembre). Con ello, el invierno comenzaría el primero de enero. No se pudo, el pueblo Romano era muy supersticioso y deseaba un calendario lunar. Exigió a través del senado, que el año comenzase en la luna nueva de ese año, la que se presentó 10 días después del solsticio de invierno. Es por ello que el invierno comienza 10 días antes del año nuevo (21 Diciembre)."

"Este calendario fue bastante preciso y se conservó en uso hasta el siglo XVI. cuando se hizo notable la acumulación de los pequeños errores del mismo. Errores generados por la diferencia entre la duración real del año (365.2421991 días) y la supuesta de 365.25 días, con un error de 0.0078009 días/año (0.0078009 días x 1622 años = 13 días)."

"En 1582, el Papa Gregorio XIII ordena que el día siguiente a Octubre 4, sea Octubre 15. Y que se eliminaran los años bisiestos que correspondían al inicio de siglo, excepto aquellos años divisibles por 400 (corrección de 0.0075 días/año, quedando un error de 0.00030009 días/año, o sea 43.2 minutos por siglo.) Esta reforma del calendario, aún en vigor, garantiza una discrepancia mínima entre el año civil y el real."

"Dado que el proceso de medir el tiempo, recayó en la Iglesia Católica. El Reino unido y las colonias Norteamericanas no aceptaron la reforma Gregoriana, y usaron el calendario Juliano hasta el año de 1752. Rusia y Rumania aceptaron el nuevo calendario hasta 1918. Y las zonas ortodoxas griegas siguen aferradas al calendario antiguo."

"En 1792 la Convención Nacional de la Revolución Francesa, nombró un comité para la reforma del calendario. Compuesta por varios matemáticos, un educador, un poeta, y el gran astrónomo, Laplace. Se produjo un nuevo sistema de 10 días por semana, llamado la décade, tres décades por mes. El día contaba con 10 horas, con 100 minutos cada una, y 100 segundos por minuto. Para ajustar con el año solar, se agregaron 5 ó 6 días, según el caso. Los nombres de los días eran: "trabajo, virtud, ingenio, opinión, recompensa, etc. ". Este calendario estuvo en vigor 13 años, hasta que Napoleón Bonaparte lo abolió."

La diversidad de culturas y de festejos

Para muchas culturas, que conforman casi dos tercios de la población mundial, el uno de enero no significa nada. Hoy coexisten más de 40 calendarios distintos al occidental (cristiano) basados la mayoría de ellos en aspectos climáticos y/o religiosos diferentes. Entre las colectividades más importantes con calendario diferente al cristiano destacan la china, judía, musulmana e hindú. Aquí un breve listado de todas las diferentes fechas para un mismo festejo:

  • Los chinos entrarán en su año 4702 en nuestro 1 de febrero del 2004.
  • El próximo Losar o Año Nuevo Tibetano, que dará inicio a su año 2131, será en nuestro 3 de marzo de 2004.
  • Los musulmanes entrarán en su año 1426 en su mes de Muharram, en abril / mayo de nuestro 2004.
  • Los judíos entrarán en su año 3318 o en el 5765 según comiencen su año contando desde el primero de Nisan o el primero de Tishre. El cambio de año (Rosh Hashaná cae entre fines de septiembre y principios de octubre.
  • Los bahá'í entrarán en su año 160 en el Naw-Rúz, que acontece en el equinoccio de primavera, hacia el 21 de marzo.
  • Los hindúes, según el calendario Shalivahan Shaka, entrarán en su año 1926 en el día de año nuevo, Vaishaki o Yugadi, que comenzará en su mes de Chaitra (Marzo-Abril) durante el Shukla Paksha (quincena clara de la luna). Pero según su calendario Vikrama Shaka entrarán en su año 2060en el primer día del mes Kaartik (Octubre-Noviembre).
  • Los incas inician su año nuevo, el Intiraimi o "Fiesta del Sol", el 21 de junio.
  • Y según el calendario gregoriano entramos en el 2004 el 1 de enero...

El Día de Año Nuevo es el primer día en el calendario. La gente en casi todos los países celebra este día como un día de fiesta. Las celebraciones son a la misma vez festivas y serias. Mucha gente hace resoluciones de Año Nuevo para romper malos hábitos o comenzar algunos buenos. Algunos recuerdan cómo vivieron su vida durante el pasado año y esperan con entusiasmo los próximos 12 meses.

Mucha gente de la antigüedad comenzaba el año durante la época de cosecha. Llevaban a cabo rituales para despojarse del pasado y purificarse para el nuevo año. Por ejemplo, alguna gente apagaba el fuego que estaban usando y encendían uno nuevo.

En tiempos antiguos, los Romanos de antaño intercambiaban regalos de Año Nuevo entre sí, los cuales consistían de ramas de árboles sagrados. Años más tarde, se regalaban nueces o monedas cubiertas en oro impresas con el retrato de Janus, el dios de las puertas, portones y comienzos. Enero (January) fue nombrado en honor a Janus, quien tenía dos caras--una mirando hacia adelante y la otra mirando hacia atrás. Los Romanos también le traían regalos al emperador. Eventualmente, los emperadores comenzaron a exigir tales regalos. Pero en el 567 A.D., la iglesia Cristiana prohibió esta costumbre y también ciertas prácticas paganas de Año Nuevo

Los antiguos Persas regalaban huevos en Año Nuevo, lo que simbolizaba productividad. Los sacerdotes Celtas en lo que ahora se conoce como Inglaterra, le daba a la gente ramas de muérdago, el cual era considerado sagrado.

Los Celtas tomaron posesión de muchas de las costumbres de Año Nuevo que celebraban los Romanos, quienes invadieron las Islas Británicas en el 43 A.D. Los gobernantes Ingleses habían revivido la costumbre Romana de pedirle a sus sujetos regalos de Año Nuevo. Regalos comunes incluían joyería y oro. La Reina Elizabeth I adquirió una larga colección de guantes ricamente elaborados en tejido y joyas debido a esta costumbre. Los esposos Ingleses le daban dinero a sus esposas en Año Nuevo para comprar broches y otros artículos.

Muchos colonos Americanos en Nueva Inglaterra celebraban el año nuevo disparando al aire y gritando. También visitaban tabernas y casas pidiendo bebidas (vale decir que esta actividad es hoy la más destacada en casi todo el mundo para festejar el comienzo de un nuevo año). Alguna gente dejaba sus puertas abiertas, dándole la bienvenida a todos los visitantes y sirviéndoles generosamente (esto, lamentablemente, ya no sucede tanto).

El año nuevo en el mundoDurante la Edad Media, la mayoría de los países Europeos festejaban el 25 de marzo, un día de fiesta Cristiano llamado el Día de la Anunciación, para comenzar el año. Para el 1600, ya muchas naciones occidentales habían adoptado un calendario revisado llamado el calendario Gregoriano, ya comentado en esta nota.

Lo importante es festejar

Y luego de tanta historia y tradiciones, en la actualidad el año nuevo es uno de los motivos (o excusas) principales para que las familias y amigos se junten y puedan disfrutar de una noche llena de anécdotas e historias compartidas durante esos 365 días, que entre brindis y bailes, siempre se transforma en una puerta abierta a un futuro lleno de esperanzas y buenos deseos para todos. Por ello, más allá de las tradiciones e historias, siempre es bueno llegar a esta época del año para poder encontrarse con los seres queridos y disfrutar de un Feliz Año Nuevo!!!


Buscar artículos sobre...