Belén y Pedro, dejar todo para recorrer el planeta

Belén y Pedro, dejar todo para recorrer el planeta

Belén Cañete y Pedro Armangué son una pareja que ha decidido dar la vuelta al mundo simplemente por sus grandes ansias de ver una gran cantidad de países que anhelaban hace mucho tiempo. Ellos mismos reconocen que no escapaban de una vida rutinaria, ni estaban buscándose a sí mismos.

Se trata de dos jóvenes que quieren viajar sin apuros, disfrutando y divirtiéndose en cada lugar que visitan. ¿Te identificas?

Escribe: Viajeros.com
publicado

 
 

Conoce a Pedro y Belén, dos viajeros que planearon su vuelta al mundo casi como parte de su vida diaria, organizaron varias despedidas con sus seres queridos, y emprendieron el camino.

Dejaron a un lado los horarios, las prisas y los comentarios de sus amigos que los llamaban locos y se fueron a Asia, a comenzar con el viaje anhelado por muchos.

- Es interesante el modo que tienen de escribir y las fotografías que toman, habitualmente con un toque de humor. ¿Escriben entre los dos, se turnan, organizan de alguna manera agendada la actualización del blog?

- El escritor es Pedro pero Belén es la correctora y editora. Ella era la “dueña” del blog.

Los “roces” más polémicos del viaje fueron alguna vez que Belén censuró artículos de Pedro…¡¡¡Pero ya está todo olvidado!!!!

- ¿Cómo decidieron visitar Yemen? ¿Cómo fue su paso por ahí?

- Para decidir qué países íbamos a visitar durante nuestra vuelta al mundo, hicimos un pequeño juego: Colgamos en el salón de nuestra casa un mapamundi y fuimos invitando a todos nuestros amigos. A cada uno de ellos le pedimos que pusiera una pequeña bandera en el país que más le había gustado entre todos sus viajes.

Una de nuestras amigas más “viajeras” marcó Yemen sin dudarlo, así que cuando vimos que podíamos hacer escala en Saná en nuestro viaje de Etiopía a Egipto, no nos lo pensamos. Fue toda una aventura…

- Son degustadores de diferentes comidas y bebidas típicas en cada país que visitan. ¿Tienen algún destino favorito por su oferta gastronómica? ¿Más de uno?

- ¡Sin duda, Japón por encima de cualquier otro sitio en el mundo! Desayunar sushi en el “fish-market” es un orgasmo gastronómico…

Pero el país que más nos sorprendió fue Etiopía. Teníamos el prejuicio absurdo de que la comida por sus problemas históricos de escasez no sería muy sabrosa y descubrimos sabores exquisitos.

 Además, su forma de comer es totalmente original: Vuelcan los alimentos en el centro de la injera, una especie de pan fino redondo, todos en la mesa lo recortan con las manos y con él mismo van sujetando la comida para llevársela a la boca.

Eso sí, las cenas más espectaculares fueron en Namibia y Botswana. Cada noche acampábamos al lado de un río, bosque o en medio del desierto y hacíamos una barbacoa viendo las puestas de sol más bonitas del mundo.

Medio kilo de solomillo que no encuentras ni en los mejores restaurantes de Barcelona y una botella del famoso vino sudafricano, todo por menos de 4 euros.

- ¿Por qué viajan y por qué una vuelta al mundo?

- ¡¡Por todo lo que os podéis imaginar pero sobretodo porque el vivir cada día cosas nuevas hace que la vida pase más despacio!!

¡El año que estuvimos dando la vuelta al mundo ha valido por diez!

- ¿Cualquiera puede hacer un viaje alrededor del mundo? ¿Cuánto debieron modificar sus hábitos para poder realizar esta travesía, organizar sus trabajos, ocupaciones, relación con familia y amigos...?

- ¡Claro que cualquiera puede hacerlo! No os podéis imaginar la cantidad de gente y toda diferente que nos hemos encontrado por el mundo haciendo lo mismo que nosotros. Mayores y jóvenes, solos o en pareja, a todo tren o con cuatro duros…
Sólo hay que desearlo tanto como para estar dispuesto a renunciar a ciertas cosas y eso sólo durante el tiempo que dure el viaje. Para los trabajos siempre se puede pedir una excedencia, aprovechar para cambiar o incluso trabajar durante el viaje. Nosotros en cierta forma hicimos las tres cosas.

Hoy en día con Internet, las low cost y demás, con algo de dinero, chapurreando inglés, y sobretodo con muchas, con muchísimas ganas, ¡Dar la vuelta al mundo es un paseo!

Las imágenes fueron tomadas del blog de Belén y Pedro, con su autorización.


Buscar artículos sobre...