Consejos para no perder el vuelo

Consejos para no perder el vuelo

Es costumbre de algunos retrasarnos a menudo, lo que se vuelve un terrible inconveniente a la hora de tomar nuestro avión si tenemos en cuenta que el vuelo no va a esperarnos.

Para combatir este mal hábito, te acercamos algunos trucos para llegar siempre a horario al aeropuerto y poder disfrutar de tu viaje, a la hora señalada.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Cuidado con el tránsito

En toda gran ciudad, y sobre todo en el área metropolitana más cercana al aeropuerto, el tráfico será un factor determinante capaz de impedir que arribemos a destino como lo planeamos. Combatir esto es realmente dificil: el estado del tráfico es relativo y un pequeño imprevisto puede generar caos y embotellamiento.

La mejor opción en estos casos, es llegar al aeropuerto con entre tres a cuatro horas de anticipación, relajarse y recorrer el mismo. Esto nos liberará de la preocupación del tráfico y nos dará tiempo para resolver cualquier inconveniente que pueda surgir en nuestro vuelo.

Revisa las condiciones de tu vuelo

De todas maneras, no es lo ideal resolver los inconvenientes que puedan surgir en tu vuelo una vez en el aeropuerto, cuando puedes hacerlo directamente desde tu hogar o cualquier lugar en el que tengas acceso a una conexión de Internet. Para ello, debes ingresar al sitio web de la empresa aérea donde seguramente te brindarán una opción para consultar el estado de cada vuelo, para lo que seguramente te solicitarán tu nombre y apellido o número de vuelo.

Otro de los beneficios de realizar este tipo de tramiterios por Internet es la posibilidad de realizar tu check-in completamente a través de la red. Usualmente se nos permite realizarlo 24 horas antes de la salida de nuestro vuelo y podemos elegir nuestro asiento, e imprimir la tarjeta de embarque correspondiente. Esto te ayudará también a prevenirte ante la posibilidad de ser víctima del overbooking, es decir, quedar fuera de un vuelo en el que se han vendido más plazas de las que realmente hay disponibles.

Overbooking

En los casos en que seamos víctimas de overbooking, las aerolineas ofrecen vouchers por una cierta suma de dinero para utilizar en un futuro, a los pasajeros que estén dispuestos a bajarse de ese vuelo para tomar el siguiente y así ceder su lugar a aquellos que no pueden esperar para llegar a destino. Recuerda que la aerolinea está en la obligación de respetar tu derecho a abordar ese vuelo y no ceder tu asiento si así es tu deseo.

Documentos siempre a mano

Nos ha pasado a todos: Llegamos por fin al aeropuerto, nos solicitan un determinado papel y... No lo encontramos. Probablemente es porque esté perdido en algún lejano rincón de nuestras maletas, o porque se haya extraviado en el camino por llevarlo en el mismo bolsillo que nuestro teléfono movil. Para evitar este tipo de contratiempos, lo crucial es incorporar el hábito de mantener guardados los documentos más revelantes para nuestro viaje en nuestro equipaje de mano y correctamente organizado dentro de una carpeta o separador más pequeño. De la misma manera, recuerda siempre llevar dinero al alcance de la mano por cualquier imprevisto.

El detector de metales

Al momento de validar nuestro equipaje, tendremos que vernos frente a frente con un gran enemigo: el detector de metales. Él estará allí, esperándonos, listo para gritar a los cuatro vientos si portamos objetos que no deberíamos. Este dispositivo puede hacernos perder mucho tiempo si no nos enfrentamos a él bien preparados.

Para comenzar, no lleves nada de metal que pueda sonar al ser detectado. Si tienes alguna prótesis con componentes metálicos, recuerda que debes portar los certificados médicos correspondientes. Ten cuidado también de llevar tus productos, ya sea de higiene  de cualquier otro tipo, en las medidas y cantidades indicadas por las instrucciones de la aerolínea.

Razones de fuerza mayor

En desafortunadas ocasiones, más allá de todos nuestros esfuerzos, algunos motivos que no podemos controlar podrían condenarnos a perder nuestro vuelo, a menos que conozcamos la "regla de las 2 horas".

Esta regla indica que si atraviesas un imprevisto como una avería de neumáticos o accidentes y demoras en el tráfico por causas inevitables, pero logras llegar al aeropuerto antes de pasados 120 minutos del horario de tu vuelo, tienes derecho a abordar el siguiente que esa aerolinea ofrezca, aún si tu vuelo se trataba del último del día, caso en el que podrás abordar el primer avión del día siguiente.

No dejes de visitar este interesante artículo para conocer más acerca de cómo reclamar a las aerolíneas »


Buscar artículos sobre...