Turismo Individual: Viajar por cuenta propia

Turismo Individual: Viajar por cuenta propia

No es para nada extraño que algunas veces queramos establecer un viaje solitario, de auto-conocimiento, en lugar de viajar en grupo y tener que repartir los tiempos, actividades e intereses entre varias personas.

Para ello, hay varias claves a tener en cuenta si quieres aprovechar realmente la oportunidad. También hay muchas agencias que pueden ofrecerte alternativas. Lo importante, es que hagas valer cada minuto de tu tiempo a solas. En esta nota compartiremos algunos tips que te serán de utilidad a la hora de evaluar todas las posibilidades.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

¿De qué se trata?
Conocido como turismo "single", un viaje solitario no necesariamente tiene que ver con encontrar pareja. Las razones por las que podemos optarlo van desde un encuentro con nuestra espiritualidad, el redescubrimiento de conceptos culturales, comprobar hasta dónde podemos valernos por nuestra cuenta, hasta circunstancias relacionadas con el momento de nuestro viaje, tales como el hecho de que ningún amigo este disponible en esa temporada o nuestras amistades se encuentren faltas de dinero o de entusiasmo alguno.

No cargues con la incomodidad ajena
Lo primero que tienes que comprender es que, si bien no es raro, tampoco es tradicional el hecho de que cenes en soledad en la mesa de un restaurante, o te encuentres sin compañía en las filas para actividades que usualmente son visitadas por parejas. Esto puede generar alguna que otra mirada de incomodidad, la cual carece de criterio y no debe perturbar por un segundo tu paz interior. Por supuesto que este hecho puede verse magnificado o disminuido por los códigos culturales del destino que piensas visitar.

La edad no es un límite
"Pausar todo y hacer un viaje" no es sólo una reacción juvenil. No hay edad para detener el mundo unos días y encontrar un espacio para uno mismo, realizando un pequeño viaje que tengamos postergado o que improvisemos para disfrutar un poco de tiempo con uno mismo. No debes sentir culpa ya que, si estás en paz contigo, puedes dar lo mejor de ti a los demás.

Las agencias ofrecen planes "single"
Algunas agencias de viaje también consideran a los viajeros solitarios y organizan para ellos travesías de turismo aventura, con diversas actividades deportivas y culturales. En algunos casos, se establece un contingente de entre 15 a 30 personas, las cuales suelen conocerse algun tiempo antes en reuniones organizadas por la agencia en cuestión.

No renuncies a tu deseo
Has planeado todo, llega el momento de emprender el viaje y de pronto... te quedas sin compañía, o no contabas con ella y en el minuto final te replanteas tus miedos a enfrentarte por tu cuenta a una cultura desconocida. ¡Que eso no te detenga! Muchas de las grandes oportunidades se pierden por no atrevernos a dejar "tierra firme". Lo más probable es que, cuando regreses de un viaje reconfortante y lleno de lecciones de vida, termines por reirte de tus inseguridades.

No descuides tus pertenencias
Recuerda que no hay nadie ahí para echarle una mirada cuando tú no lo haces. Además, manten tu equipamiento organizado para saber perfectamente donde hallar cada objeto, ya que en una situación dificil tú serás la única persona que sabrá donde encontrarlos con rapidez.

Relájate y disfruta
Trata de no lucir como turista, que la incertidumbre no logre vencerte y hazte uno con los demás. Desde el primer momento no dejes de mostrarte amable y sonreir en la medida que la cultura del lugar que visitas lo vea como una actitud agradable. Ten predisposición para unirte a cualquier actividad en la que se recluten viajeros y no dejes de divertirte sólo porque no conoces a nadie.

¡Haz amigos!

Es muy importante que te muestres con apertura hacia otros viajeros que conozcas en tu camino, ya que es probable que ante cualquier inconveniencia, o en aquellos momentos que no quieras pasarlos a solas puedas disfrutar de la compañía de amigos que has hecho en tu estadía. Algunos hoteles organizan actividades para que los huéspedes interactuen. Una buena alternativa es optar por alojarte en hosteles y todo tipo de alojamientos de caracter más íntimo, donde puedes lograr un mayor acercamiento con otras personas. Por supuesto, este consejo es totalmente relativo a las intenciones de tu viaje.

No temas improvisar
En tu viaje, tú tomas tus propias decisiones. No tienes rutas ni horarios más allá de los que tú mismo te establezcas. Haz que esto se transforme en una ventaja y úsalo para tu provecho, extrayendo todo el jugo del destino que has elegido. De todas formas, no vayas con prisas: hay muchos bellos lugares donde puedes sentarte a reflexionar y extrañar a los seres queridos.

Regresa a casa con grandes recuerdos
Finalmente, en tu regreso, asegúrate de volver con muchas anécdotas y material audiovisual de todo tipo, para que aquellos que sintieron tu ausencia durante el transcurso de tu viaje, puedan enterarse de todo lo que has hecho y reconfortarse con el hecho de que has disfrutado tu travesía y has vuelto con el alma enriquecida de nuevas experiencias que no dudarás en compartir.


Buscar artículos sobre...