Pasando la Navidad con los niños

Las navidades se festejan en familia y, si de familia hablamos, siempre están presentes los niños. Puede que seas padre, madre, tío, tía o incluso que tengas hermanitos/as o primitos/as menores. Sea cual sea tu estado, debes saber que muchas familias están comenzando a enfatizar la participación de los pequeños en las fiestas más importantes de cada año. ¿Quieres saber cómo? No te pierdas esta guía de actividades.

Escribe: Administrador
publicado

 
 

Los niños son los verdaderos protagonistas de las navidades. Será por toda esa magia que gira alrededor de estas fechas, la creencia en papá noel, los regalos para los chicos buenos, el árbol, el pesebre y los reyes magos.

Es realmente para los más pequeños una época de magia y alegría en compañía de su familia. No importa la religión que uno profese, el simbolismo de la navidad es uno sólo: esparcir las semillas de la paz, el amor y el perdón, compartiendo sonrisas junto a los seres queridos.

Si vemos el mundo de hoy día, como lo pinta el canal de las noticias, no nos extraña que la navidad se haya desestimado tanto o se haya tornado una mera excusa comercial. Por eso es importante que revivamos el verdadero espíritu navideño en nuestros pequeños, mantengamos su ilusión y su inocencia.



Niños ¡a divertirse!

Para comenzar, podemos optar por organizar algo destinado a los niños durante la nochebuena, en familia, o algunos días antes alquilar un salón de fiestas e invitar a los compañeros del colegio, vecinos, etc.

Si decides alquilar un espacio ten en cuenta hacerlo con anticipación porque en esas fechas son muy solicitados. Infaltables son un pelotero, televisión (preferentemente con video/dvd para pasar películas de animación o documentales), algunos juegos de mesa y por supuesto, que tengan comida y bebida y, para festejar, globos, piñatas, serpentinas, guirnaldas, etc.

La idea es que se diviertan como en un cumpleaños, sólo que con un motivo distinto: la navidad.



A este respecto debes prestar especial atención a la decoración (no tiene que ser todo rojo y verde pero no se te puede olvidar un árbol de navidad, así sea recortado en cartulina y pegado a una pared) y un animador disfrazado de Papá Noel suele hacer las delicias de los chicos.

Una idea es sentar a los pequeños alrededor tuyo y leerles algún cuento para niños o, aún mejor, que les cuentes una buena historia llena de fantasía. Ojo que no es obligatorio contar siempre "Los fantasmas de la Navidad" ^_^. Historias como "Peter Pan", "La bella y la bestia" o hasta incluso el capítulo de navidad de su serie de animación favorita (siempre lo hay) bastará para que pasen un rato muy pero muy agradable.



El karaoke es una manera divertidísima de que pasen el rato, así que si posees un equipo de audio con este sistema sólo te basta conseguir un par de micrófonos y unos discos de canciones infantiles.

Puedes hasta organizar un concurso y entregar como premio sus propias canciones grabadas en una cinta de cassette.



La carrera de las sillas (o como sea que la conozcas) es el juego donde varios chicos giran alrededor de varias sillas (una menos que los niños) y mientras se va pasando música divertida. De pronto se corta la música y todos deben tratar de conseguir asiento, el que se queda fuera se va, y se lleva una silla. Así hasta que quede un sólo ganador.

Otra buena idea es montar una pequeña "obra de teatro" sobre la navidad. Se le da a cada niño un libreto sencillo de unas pocas líneas cada tanto, se pueden conseguir disfraces, un adulto hace de director y se monta la obra.



Incluso puedes darles a los niños (con semanas de anticipación ^_^) la tarea de pintar los escenarios de la obra de teatro en cartulinas que luego pegarás a una pared, ventanal, etc.

Recuerda que todo esto lo puedes filmar, lo que te garantizará un recuerdo inolvidable de estas fechas tan especiales.

Hay muchas ideas más ¿a ti cuál se te ocurre?


Buscar artículos sobre...